Respiradores de producción 100% nacional para atender a los enfermos de coronavirus en Marruecos

La fábrica de la aeronáutica Sociedad de Estudios y Realizaciones Mecánicas de Precisión se vuelca en su producción; los primeros 500 estarán disponibles la semana próxima
La fábrica de Sociedad de Estudios y Realizaciones Mecánicas de Precisión (SERMP) fue la elegida para fabricar los respiradores artificiales 100% marroquíes destinados a pacientes de coronavirus

PHOTO/MAP  -   La fábrica de Sociedad de Estudios y Realizaciones Mecánicas de Precisión (SERMP) fue la elegida para fabricar los respiradores artificiales 100% marroquíes destinados a pacientes de coronavirus

Un respirador 100% ‘made in Morocco’. En su producción se encuentran volcados de lleno los ingenieros de la fábrica de la Sociedad de Estudios y Realizaciones Mecánicas de Precisión (SERMP) con vistas a que sirva para atender a los enfermos de la COVID-19 en los centros médicos del país. De acuerdo con el ministro de Industria y Comercio marroquí, Moulay Hafid Elalamy, los profesionales de la SERMP están trabajando “muy rápido” en la fabricación de estos respiradores, informaba este martes la agencia local MAP. Según el semanario Challenge, las primeras 500 unidades estarán listas la semana que viene. Las autoridades marroquíes siguen su lucha contrarreloj contra la epidemia. 

El respirador es el resultado conjunto del trabajo de la Universidad Mohamed VI Politécnica (UM6P) de Ben Guerir (centro del país), el Ministerio de Industria, Comercio y Economía Verde y Numérica, la Agrupación de las Industrias Marroquíes Aeronáuticas y Espaciales (GIMAS), el Instituto Nacional de Puestos y Telecomunicaciones (INPT), el Centro Marroquí por la Ciencia, la Innovación y la Investigación (MASCIR), la Agencia Nacional de Regulación de Telecomunicaciones, el Polo de Innovación Electrónica y la agrupacióm Aviarail-PILLIOTY-SERMP. El resultado, en suma, del esfuerzo de jóvenes investigadores y de empresas y entidades movilizadas con celeridad. 

“Ya estamos en la segunda versión que, además de proporcionar ventilación, nos permite tener sensores y enviar oxígeno de una forma más técnica”, afirmó el titular de Industria y Comercio elogiando la contribución de todas las partes. “Hemos igualmente decidido, con los ingenieros, pasar a una tercera etapa, a pesar de que no tenemos esa necesidad hoy”, zanjó Elalamy.  

El ministro de Industria de Marruecos, Moulay Hafid Elalamy
PHOTO/REUTERS - El ministro de Industria de Marruecos, Moulay Hafid Elalamy

Por su parte, el director de la SERMP, Badre Jaafar, enfatizó que los respiradores se están fabricando de acuerdo con normas aeronáuticas de altos estándares, concretamente el proceso que siguen las piezas que componen los motores de los aviones de Airbus y Boeing. “La concepción de este respirador es totalmente marroquí, desde la fabricación del motor reductor, las tarjetas electrónicas, las demás piezas mecánicas, hasta el montaje”, precisó Jaafar en declaraciones recogidas por la MAP.

El respirador tiene una autonomía de 3.000 horas y puede funcionar incluso en zonas rurales aisladas gracias al suministro eléctrico ofrecido por la red nacional o baterías ordinarias, se hacía eco el digital marroquí lesinfos.ma.

El investigador de la UM6P, Hafid Griguer, explicaba en declaraciones recogidas por Challenge cómo un equipo formado por una veintena de industriales e ingenieros marroquíes ha venido aunando esfuerzos durante dos semanas para la producción del prototipo. A su juicio, la peculiaridad de estos respiradores estriba en que para su fabricación se han empleado materias primas y “piezas totalmente disponibles en Marruecos” –sin necesidad, por tanto, de importaciones- y en su capacidad para funcionar “en todas las circunstancias”.

“Este es un proyecto de varias personas. Esta iniciativa forma parte de la voluntad real de poner en marcha soluciones lo más rápidamente posible en la lucha contra la pandemia (…) Quiero agradecer a todos los equipos que se movilizaron porque no estábamos durmiendo y estábamos lejos de nuestros hijos y nuestras familias. Nos limitamos a la creatividad para trabajar y desarrollar este producto. Lo diseñamos con mucha emoción”, afirmaba en declaraciones recogidas por el citado semanario marroquí. 

Además de estos respiradores 100% marroquíes, se debe a los investigadores de la citada universidad haber concebido un aparato para medir la temperatura que las personas que hayan podido infectarse del coronavirus. 

Más logros contra el coronavirus con impronta marroquí

No son los únicos logros materiales del país vecino en su lucha contra la epidemia del coronavirus en las últimas jornadas. Varias fábricas locales producen a contrarreloj mascarillas sanitarias para la población. Las autoridades marroquíes obligan a sus ciudadanos desde este martes a salir con mascarilla a la calle. 

“En estos momentos hemos alcanzado una capacidad de producción de tres millones de mascarillas al día, y desde la semana que viene se alcanzarán los 5 millones al día”, aseguraba el director de comunicación del Ministerio de Industria y Comercio, Taoufik Moucharraf, en declaraciones recogidas por la web bladi.net. 70.000 tiendas de alimentación de proximidad cuentan ya con mascarillas en sus estanterías. De acuerdo con el Ministerio de Sanidad marroquí, estas piezas de producción nacional tienen una duración de uso de cuatro horas y solo pueden utilizarse una vez.  

Por otra parte, a mediados de la semana pasada se terminaba en Benslimane el primer hospital de campaña levantado en Marruecos para tratar a los enfermos de coronavirus. El trabajo de las Fuerzas Armadas marroquíes ha permitido que el hospital sea una realidad en tiempo récord: seis días. Cuenta con 360 camas, 20 unidades de reanimación y 13 médicos, informa el digital local H24INFO. 

Interior de un hospital en Marruecos
Interior de un hospital en Marruecos

De la misma manera, desde este lunes está operativo el hospital de campaña de Nouaceur -cerca de Casablanca-, construido también en apenas seis días para atender a los enfermos de la COVID-19, en especial aquellos que requieran cuidados intensivos.  El centro cuenta con tres unidades de hospitalización y una capacidad de 200 camas, además de con todos los medios y equipamientos necesarios, reporta también el digital H24INFO. 

Además, las autoridades marroquíes levantan desde este sábado un hospital de campaña en la Feria de Casablanca. El centro médico de urgencia contará con 700 camas repartidas en cuatro zonas separadas y completamente autónomas, y las habitaciones estarán equipadas para tratar a enfermos de la COVID-19, según el Ministerio de Sanidad marroquí. Costará a las distintas administraciones unos 45 millones de dírhams (el equivalente aproximado de 4,3 millones de euros), informa el digital Medias24. Deberá estar operativo dentro de menos de dos semanas. 

Mientras tanto, la epidemia del coronavirus continúa su avance en Marruecos. Al cierre de este texto, el número de casos confirmados ascendía a 1.275, con el fallecimiento de 93 personas y 97 recuperadas, de acuerdo con las cifras oficiales. Marruecos vive desde el pasado 20 de marzo en estado de emergencia sanitaria, que, en un principio, se prolongará hasta el próximo 20 de abril.