Reuters destaca la fotografía de Ashraf, una historia que evidencia la crisis migratoria

La imagen captada por Jon Nazca, en la que un joven exhausto y angustiado llegó a Ceuta con un salvavidas de botellas de plástico, muestra la desesperación que viven los jóvenes para emigrar hacia lo desconocido en busca de una mejor vida
Achraf

REUTERS/JON NAZCA  -   Achraf, de 16 años, llora mientras nada usando botellas como flotadores, cerca de la valla entre la frontera española y marroquí, después de que miles de migrantes cruzaran a nado la frontera

La agencia de noticias Reuters ha seleccionado las mejores imágenes publicadas en sus medios durante el año 2021. Entre las 97 imágenes destacadas de los distintos países del mundo, ha resaltado la imagen del niño marroquí Ashraf.

La fotografía capta el momento en el que joven marroquí trata de nadar en aguas del Mediterráneo en su intento por llegar a la ciudad de Ceuta, mientras las lágrimas invaden su rostro.

El fotógrafo Jon Nazca, autor de la imagen del joven Ashraf, se mostró impactado en su llegada a Ceuta, frontera entre España y Marruecos, “sentí como si me hubiera encontrado en el set de una película de guerra. Cientos de migrantes nadaban desesperados a toda velocidad para llegar a territorio español, mientras miles más descansaban en la playa agotados tras llegar a España”, afirmó tras publicar la imagen.

La situación de inmigración masiva vivida en la frontera entre Marruecos y España generó imágenes impactantes. "Los soldados españoles los recibieron con tanques y botes de rescate en la orilla y los ayudaron en la orilla mientras las autoridades marroquíes miraban con calma", resaltó Nazca.

En medio de la desesperación, el autor seleccionó al joven marroquí que nadaba contra las corrientes del Mediterráneo en su lucha por llegar a Europa. “De todos los que nadan, uno me llamó especialmente la atención. Ashraf fue el único que hizo un flotador con nueve botellas de plástico atadas alrededor de su cuerpo para salvarse en caso de que se quedara sin energía”, señaló el fotógrafo.

La travesía del joven Ashraf se alargó más de una hora en el agua. “El calor era intenso pero el mar era frío. Lo seguí a lo largo de la costa durante más de 500 metros mientras intentaba esquivar a los soldados apostados en la playa y escapar hacia el interior”. Mientras nadaba, Ashraf suplico a los soldados diciendo: "Me golpearán, por favor. No quiero volver". Finalmente, este joven de 16 años salió del agua, intentó huir escalando un muro, pero fue atrapado. Y, tras ser consolado por los propios soldados, fue devuelto a Marruecos ese mismo día, según afirma el medio El País.

fotografia marruecos
REUTERS/JON NAZCA - Achraf llora mientras es ayudado por soldados españoles después de nadar usando botellas como flotador, en la playa de El Tarajal, cerca de la valla de la frontera entre España y Marruecos
Arriesgar la vida

Las playas de Ceuta, en España, fueron el escenario de una nueva tragedia migratoria. Entre los cientos de personas que cruzan el mar Mediterráneo desde Marruecos a las tierras españolas en busca de asilo, se encuentra Ashraf un joven que, con 16 años, fue abandonado al nacer, la mujer que lo adoptó murió hace cinco años y fue recogido por una viuda de un barrio de Casablanca.

Las condiciones en las que cruzan las turbulentas aguas no garantizan que lleguen con vida a la orilla, y este menor de edad hizo lo que pudo para inventar un sistema que evitara el ahogamiento, utilizó botellas de plástico como flotadores. En las imágenes se puede ver a Ashraf al extremo del cansancio y desbordado por la angustiante experiencia.

La fotografía destacada por Reuters refleja la búsqueda de mejores condiciones de vida, la desigualdad económica y social entre países, y cómo los conflictos crecientes y la violencia obligan a los jóvenes a arriesgar su vida por necesidad.

“Entonces no sabía nada sobre la vida de Ashraf en Marruecos, y por qué eligió arriesgar todo a una edad tan temprana. Pero me impresionó su inteligencia al diseñar esa carroza. Ashraf nunca tuvo a nadie en Marruecos y solo estaba tratando de escapar para encontrar una vida mejor en Europa”, concluyó el fotógrafo.