Reyes Maroto: “Hay que entender la sostenibilidad como una oportunidad”

La ministra española de Industria, Comercio y Turismo en funciones cerró un encuentro con empresarios en el estand de España durante la COP25
Encuentro entre empresarios y la ministra de Industria Reyes Maroto, en el atril, en el pabellón de España de la COP25.

ATALAYAR  -   Encuentro entre empresarios y la ministra de Industria, Reyes Maroto, en el estand de España de la COP25 bajo el epígrafe ‘Tecnologías innovadoras en sectores clave de descarbonización. El papel de la industria’

El estand de España dispuesto en la 25ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP25) acogió un encuentro con presidentes y directores ejecutivos de algunas de las principales empresas nacionales, moderado por la exministra de Economía Elena Salgado y encaminado a hablar de medidas importantes en la lucha contra el cambio climático. Reyes Maroto, ministra española en funciones de Industria, Comercio y Turismo, puso el colofón al acto remarcando la gran oportunidad que supone la sostenibilidad para las compañías del país y haciendo un llamamiento para alcanzar la descarbonización en el año 2050. 

De esta forma, en el pabellón español se llevó a cabo la charla ‘Tecnologías innovadoras en sectores clave de descarbonización. El papel de la industria’, en la que tomaron parte Ignacio Madridejos, director ejecutivo de Ferrovial, Marcelino Oreja, director ejecutivo de Enagás, Carlos de Palacio, presidente de Talgo, Juan Manuel González Serna, fundador de Cerealto Siro, Alejandro Martínez Berriochoa, presidente de Eroski, y José Ángel Rupérez, presidente de Ecodes, organización privada e independiente que trabaja por la transición a una economía verde e inclusiva; todo ello bajo la moderación de Elena Salgado, presidenta de la Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC) y exministra de Economía. 

La ministra socialista Reyes Maroto fue la encargada de cerrar el encuentro y recordó el lema de la COP25: “Es tiempo de actuar”. De esta forma, aludió a la necesidad de trabajar con premura de cara a la búsqueda de la sostenibilidad en pos del cuidado del medio ambiente. Todo ello enfocado al reto global de la descarbonización en 2050. 

El principal mensaje que quiso dejar Reyes Maroto fue el de que “la sostenibilidad es una oportunidad y no una amenaza” para las empresas. Se refirió a los emprendedores que intervinieron en el acto como “grandes ejemplos y referentes de cada sector” en la aplicación de medidas para luchar contra el cambio climático y remarcó la “sostenibilidad como valor añadido de la empresa”. 
Además, animó a establecer definitivamente una hoja de ruta encaminada a la protección medioambiental junto al resto de países de la Unión Europea.

Para Reyes Maroto es importante que haya una política común europea en este sentido, fomentando que la industria utilice la sostenibilidad como oportunidad y no como un valor negativo amenazante. 

COP25
ATALAYAR - De izquierda a derecha, la exministra de Economía Elena Salgado, el director ejecutivo de Ferrovial  Ignacio Madridejos,  el director ejecutivo de Enagás Marcelino Oreja, el presidente de Talgo Carlos de Palacio, el fundador de Cerealto Siro Juan Manuel González Serna, el presidente de Eroski Alejandro Martínez Berriochoa y el presidente de Ecodes José Ángel Rupérez

En general, el encuentro estuvo dirigido a presentar los planteamientos de las empresas españolas representadas en el mismo respecto a la lucha contra la emergencia climática, actuando en este caso como ejemplos de diferentes sectores industriales españoles, tales como el de servicios, infraestructuras, alimentación, transportes o energía.

Los ponentes manifestaron el compromiso de sus compañías en la lucha contra el cambio climático y en la búsqueda del reto de la descarbonización para el año 2050. En este sentido glosaron las diversas acciones que han llevado o llevan a cabo sus empresas de cara al reto climático y a preservar la conservación del planeta; basadas muchas de ellas en las nuevas tecnologías y nuevos materiales más sostenibles introducidos en los procesos industriales de cada sector. 

Así, Marcelino Oreja destacó el “compromiso” de su entidad, dentro del campo energético, y el de sus compañeros de conferencia para cuidar el medio ambiente. El director ejecutivo de Enagás aludió al gas como elemento “importante para esta transformación” y destacó la labor de su grupo para “invertir y promover ‘joint ventures’ en nuevas tecnologías’.

Por su parte, Carlos de Palacio quiso desgranar someramente la contribución de su compañía como referente en el sector ferroviario y de transportes. El presidente de Talgo expresó que esta aportación se dividía en dos líneas principalmente. Por un lado, la de los procesos industriales usados, y, por otro, la del producto final. 

En cuanto al proceso industrial, destacó la utilización de la energía eléctrica con cero emisiones como fuente principal industrial en su empresa, tanto para la producción de trenes como para su mantenimiento. 

Respecto al producto quiso remarcar que ellos se dedican a fabricar trenes y que, precisamente, este es en sí mismo el medio de transporte más limpio y que menos contamina respecto a otros como el avión o el coche. Además, destacó la utilización de materiales como la fibra de carbono o de fuentes de energía como el hidrógeno en los procesos de fabricación de trenes. Un hidrógeno que es una energía “más limpia que la electricidad”, que es en sí limpia con “cero emisiones”, pero que tiene inconvenientes al respecto en su proceso de producción. 

Dentro de su turno, Juan Manuel González Serna se erigió como un portavoz de lo que es una mediana empresa frente a otras de mayor tamaño en la loable tarea de combatir el cambio climático, destacando la labor que lleva a cabo su compañía, Cerealto Siro Foods, la cual representa una “pequeña porción” del mercado y trata de “dar lo mejor” en cuanto a la lucha contra la problemática del clima. 

González Serna destacó que 7.500 millones de personas se alimentan actualmente y que dentro de 20 años la cifra ascenderá a 10.000 y, en 30 más, a 11.000, lo que representa más del 70% de la producción alimentaria mundial, alertando que va a llegar un momento en el que no habrá recursos en la Tierra para afrontar esta necesidad. Debido a lo cual hay que cuidar el planeta. 

El fundador de Cerealto Siro reseñó que actualmente se tira un tercio de los productos alimenticios y enfocó el reto a lograr en buscar la sostenibilidad mediante el aprovechamiento de estos sobrantes. El directivo indicó que su empresa en 2018 llegó a una tasa cero de residuos, en el marco de sus fábricas. “No se tira nada”, aseveró González Serna. El empresario destacó que todo se destina a la alimentación humana o a la de los animales, y lo que no va dirigido a la producción de gas de cara a procesos industriales y fertilizantes. 

Mientras, Alejandro Martínez Berriochoa quiso poner en valor la trayectoria de Eroski como agente positivo en el reciclaje y la protección del medio ambiente. El presidente recordó que su compañía fue la primera en España que eliminó el uso de espráis, la primera que quitó las bolsas de plástico para servir las ecológicas y también la primera que, hace 20 años, desterró el uso de plásticos para sustituirlos por material reciclado. 
Por su parte, Ignacio Madridejos advirtió la comprensión del concepto de cambio climático como un reto. Para el director ejecutivo de Ferrovial el cambio climático supone una oportunidad de negocio ya que obliga a la empresa a añadir valor a sus productos mientras colabora en la preservación del planeta. Argumento muy en la línea de lo que apuntó también la ministra Reyes Maroto. 

Destacable fue también la intervención de José Ángel Rupérez en representación de Ecodes, institución privada e independiente que colabora con actores privados, empresas y organismos públicos de cara a promocionar la transición hacia una economía verde, sostenible e inclusiva. 
Rupérez puso la nota más ecologista frente al sector empresarial y destacó la labor positiva de estas compañías en favor de la protección del planeta. El presidente de Ecodes puso en valor la figura de los “cómplices” necesarios para luchar contra el cambio climático y para preservar el medio ambiente; haciendo referencia a la sociedad, el mundo empresarial y las instituciones públicas o estatales.

Por último, José Ángel Rupérez señaló a las grandes empresas como “parte del problema”, pero también como “parte importante y clave de la solución” y remarcó la línea positiva que desarrollan importantes compañías como las presentes en esta conferencia para luchar contra la emergencia climática y para proteger la naturaleza.