Ruanda y ACNUR firman un acuerdo para evacuar a los refugiados detenidos en Libia

Un primer grupo de 500 personas, sobre todo del Cuerno de África, serán evacuadas por aire en “las próximas semanas”
Centro de detención para refugiados en el distrito de Abu Salim, en las afueras de Trípoli, Libia

AP/MANU BRABO  -   Centro de detención para refugiados en el distrito de Abu Salim, en las afueras de Trípoli, Libia

El Gobierno de Ruanda, la Unión Africana (UA) y el Alto Comisionado de la ONU para Refugiados (ACNUR/UNHCR) han firmado un Memorando de Entendimiento para establecer un mecanismo con el que evacuar a los refugiados y solicitantes de asilo que se encuentran en centros de detención en Libia.

Un primer grupo de 500 personas, sobre todo del Cuerno de África, serán evacuadas por aire en “las próximas semanas”, según especificó ACNUR en un comunicado publicado este martes.



Ruanda acogerá y dará protección a esos refugiados y solicitantes de asilo, aunque no sean ruandeses, que se encuentran en los centros de detención de Libia.



Organizaciones defensoras de los derechos humanos han denunciado que en estos centros en Libia se han cometido abusos y torturas, y ACNUR ha pedido en más de una ocasión que sean cerrados.



Una vez en Ruanda, los refugiados que se acojan voluntariamente al acuerdo podrán ser reubicados en terceros países, ir a aquellos donde el asilo les haya sido concedido o volver a sus países, si es seguro hacerlo.

 También hay quienes podrán quedarse en Ruanda, si consiguen el permiso de las autoridades de este país de África oriental.



ACNUR ya ha ayudado a evacuar de Libia a otros países a más de 4.400 refugiados y solicitantes de asilo, aunque, según denuncia el organismo de la ONU, se estima que hay aún otras 4.700 personas en “condiciones graves” dentro de los centros libios de detención, que necesitan “ser reubicados con urgencia de forma segura”.



Las personas evacuadas a Libia desde el mar Mediterráneo se multiplicaron considerablemente el año pasado, pasando de 389 a 2.404 personas, que fueron interceptadas por los guardacostas libios al intentar cruzar a Europa y llevadas de nuevo al continente africano.



Ruanda acoge actualmente a más de 145.000 refugiados y personas solicitantes de asilo, según el informe de tendencias actuales de 2018 de ACNUR, sobre todo procedentes de la República Democrática del Congo (RDC) y de Burundi.

Además, Ruanda concede el derecho a trabajar a sus refugiados y está desarrollando progresivamente políticas para conseguir la integración de esta población en los sistemas nacionales de salud y educación.