Rusia amenaza “abiertamente” con destruir Kiev, según Ucrania

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuliba, teme una acción rusa tras la escalada de las tensiones con Moscú
El presidente ruso Vladimir Putin

PHOTO/AP  -   El presidente ruso Vladimir Putin

Durante la jornada del jueves, ministros de Relaciones Exteriores de los tres países bálticos – Estonia, Letonia y Lituania – viajaron a la capital ucraniana de Kiev para mostrar su apoyo al país presidido por Volodímir Zelenski. Lo han hecho en un contexto de tensión entre ucranianos y rusos tras las maniobras de ambos Estados en la región aledaña a la frontera, cerca de Crimea. Ahora, el ministro de Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuliba, ha acusado a Rusia de estar dispuestos a atacarles como respuesta a las recientes acciones. Ha afirmado que los rusos “amenazan abiertamente a Ucrania con una guerra y con destruir al Estado ucraniano”.

Desde la capital ucraniana creen que el reciente aumento de las tensiones se debe únicamente a las acciones del país liderado por Vladimir Putin. A pesar de que en los últimos días el Ejército de Ucrania ha llevado a cabo maniobras “en condiciones de combate”, dicen que no se trata de la preparación de una guerra. Aunque dejan claro que harán todo lo que sea necesario por defender la soberanía de su territorio debido, entre otras cosas, al temor a que se repita la situación que acabó con la anexión ilegal de Crimea a Rusia. Algo que, afirman desde el Gobierno ucraniano, no volverá a pasar: “Rusia no cogerá por sorpresa a nadie más”, aseguró el ministro Kuliba.

Tanques de las Fuerzas Armadas de Ucrania se ven durante los ejercicios en un lugar desconocido cerca de la frontera de Crimea anexada a Rusia, Ucrania, en esta imagen de mano publicada por el servicio de prensa del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania el 14 de abril de 2021
PHOTO/ Servicio de prensa del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania via REUTERS  -   Tanques de las Fuerzas Armadas de Ucrania se ven durante los ejercicios en un lugar desconocido cerca de la frontera de Crimea anexada a Rusia, Ucrania, en esta imagen de mano publicada por el servicio de prensa del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania el 14 de abril de 2021

“Condenamos el empeoramiento de la situación (provocado) por Rusia y las acciones y declaraciones de Moscú, que quiere aumentar la tensión militar y lastrar los esfuerzos diplomáticos”, dicen desde Kiev. Y piden que los países occidentales se involucren en la situación imponiendo nuevas sanciones a Moscú como respuesta al crecimiento de las tensiones entre ambos países. Incluso, Ucrania avisa de que, si no cuenta con un apoyo de la comunidad internacional, tendrá que buscar la forma de defenderse por su cuenta. Explican que están contemplando la posibilidad de adquirir armas nucleares si no consiguen pasar a formar parte de la OTAN, según el embajador ucraniano en Alemania, Andriy Melnyk: “O somos integrados a una alianza como la OTAN y contribuimos de esa forma a hacer más fuerte a Europa, o no nos dejan más opciones que armarnos por nuestra cuenta”.

Militares ucranianos patrullan a lo largo de una posición en la línea del frente con los separatistas respaldados por Rusia en Avdiivka, región de Donetsk el 5 de abril de 2021
PHOTO/AFP - Militares ucranianos patrullan a lo largo de una posición en la línea del frente con los separatistas respaldados por Rusia en Avdiivka, región de Donetsk el 5 de abril de 2021

Las acciones de las últimas jornadas han provocado la alarma en todos los países de la región que esperan contar con la intervención de la OTAN para calmar una situación que, por el momento, parece lejos de resolverse. El secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, ya ha manifestado recientemente que “están del lado de Ucrania”. Piden que Rusia detenga sus maniobras en la región y ponga de su parte para ayudar a calmar la situación.

Mientras tanto, desde Moscú niegan cualquier tipo de provocación y argumentan que sus maniobras son únicamente “ejercicios militares”, lejos de suponer cualquier tipo de amenaza ni para Ucrania, ni para los países de la OTAN. Lo que sí denuncia el Kremlin son lo que ellos consideran acciones “amenazantes” orquestadas por la organización a la que representa el secretario general Stoltenberg. A eso hay que sumar que los rusos echan la culpa a Kiev de la escalada de las tensiones ya que son sus maniobras las que consideran “provocaciones”. Los dos países se echan la culpa entre ellos sin llegar a ningún punto de acuerdo, y mientras siguen con sus disputas, el mundo mantiene la vista puesta en Crimea por lo que pueda pasar entre ellos.

El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, a la derecha, y el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, se dirigen a una conferencia de prensa en la sede de la OTAN en Bruselas, el miércoles 14 de abril de 2021
AP/JOHANNA GERON - El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, a la derecha, y el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, se dirigen a una conferencia de prensa en la sede de la OTAN en Bruselas, el miércoles 14 de abril de 2021

Sin embargo, esperan poder evitar por todos los medios un hipotético enfrentamiento armado que los rusos, por otra parte, no temen y que, además, no descartan. El viceministro de Asuntos Exteriores, Sergei Riabkov, ha dicho que “si se agrava, nosotros, por supuesto, haremos todo lo posible para garantizar la seguridad propia y la seguridad de nuestros ciudadanos, donde quiera que estén”. Desde la OTAN y Ucrania pretenden evitar por todos los medios el conflicto y preparan medidas de prevención, como señaló Dmytro Kuliba: “Las medidas de las que hablamos pueden parecer que tienen un alto coste. Pero el precio de prevenir siempre será más bajo que el precio de la guerra y de mitigar sus consecuencias. Es mejor actuar ahora para evitar que Rusia escale la situación.”