PUBLICIDAD

Iberdrola

Rusia ataca el este de Ucrania y se acerca peligrosamente a las fronteras de la OTAN

Mientras Moscú fortalece la ofensiva contra las ciudades ucranianas y aumenta su presencia militar en las fronteras occidentales, un posible ataque de falsa bandera podría empujar a Bielorrusia a tomar parte en el conflicto
atalayar-tanque-ruso-donbás-ucrania-conflicto

AP/VADIM GHIRDA  -   Un rebelde prorruso mira hacia arriba mientras monta en un tanque con bandera rusa, en una carretera al este de Donetsk, en el este de Ucrania

Superadas ya las dos semanas de conflicto entre Rusia y Ucrania, los frentes abiertos del Ejército ruso continúan aumentando. En el décimo sexto día de enfrentamientos, las autoridades militares ucranias han reportado hoy nuevos bombardeos del Kremlin en las inmediaciones de dos localidades ubicadas al oeste del país. Cada vez más cerca de las fronteras entre Ucrania y la Unión Europea, así como territorios de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Los ataques han sido perpetrados en las ciudades ucranias del oeste de Lusk e Ivano-Frankivsk, a 87 kilómetros de Polonia y 150 kilómetros de Rumania, respectivamente; al igual que ha sucedido en la ciudad de Dnipro, ubicada junto al río Dniéper. Esta última representaría para Moscú un enclave decisivo, ya que permitiría a Putin controlar la mitad oriental del país. 

atalayar-mapa-ucrania-rusia-avances
AFP/AFP  -  Mapa de Ucrania con los últimos movimientos realizados por las tropas rusas.  

Además, durante la tarde de este viernes un bombardeo a Bielorrusia desde el espacio aéreo ucranio podría suponer, para Minsk, un pretexto para unirse a la ofensiva del Kremlin. Sin embargo, según la guardia fronteriza ucraniana, el ataque calificado por Kiev como “un ataque de falsa bandera” ha sido llevado a cabo por aviones rusos, que despegaron desde un aeropuerto bielorruso, cruzaron la frontera hacia Ucrania, y, desde allí, dispararon conrea la pequeña localidad de Kopani. Todo ello conociendo con la visita del mandatario bielorruso, Alexander Lukashenko, a Vladímir Putin en Moscú. 

Ya antes de denunciar este falso ataque, Oleksiy Reznikov, ministro de Defensa de Kiev, puso sobre aviso a su país y a la comunidad internacional acerca de las intenciones de Vladímir Putin de poner en marcha una “provocación” que motive a Minsk a entrar en el conflicto. No obstante, hasta el momento Bielorrusia ha sostenido que “la información difundida sobre los ataques en Bielorrusia es otra provocación y un intento de sacudir a la sociedad bielorrusa”. 

atalayar-ejercicios-rusia-bielorrusia-tanques
AP/ALEXANDER ZEMLIANICHENKO  -  Tanques durante los ejercicios militares Unión Coraje-2022 Rusia-Bielorrusia en el campo de entrenamiento Obuz-Lesnovsky en Bielorrusia, el sábado 19 de febrero de 2022

Mientras, desde las fronteras occidentales rusas llegan noticias sobre los refuerzos militares de Moscú, que –según la agencia de noticias Tass – responde a las “acciones de los países de la OTAN en esta dirección”. Así lo defendía el presidente Putin durante una reunión del Consejo de Seguridad.  “El plan está a punto de ser finalizado, e incluirá un sistema avanzado de misiles”, además de un “redespliegue de unidades de combate para proteger las fronteras occidentales”, ha advertido el ministro de Defensa, Sergey Shoighu. 

A esta medida se suma también el anuncio de Vladímir Putin sobre el reclutamiento de soldados sirios para combatir en la guerra ruso-ucraniana. El presidente ruso ha asegurado que Moscú cuenta con más de 16.000 combatientes procedentes de Oriente Próximo –en su mayoría del régimen aliado de Bashar al-Ásad –, ante lo que Volodímir Zelenski ha criticado que “vienen a matar a un país extranjero. A una tierra ajena”. 

atalayar-soldados-ucranios-ucrania-rusia-conflicto
AFP/ANATOLII STEPANOV  -  Un soldado herido de las Fuerzas Militares de Ucrania en la batalla con las tropas rusas y los separatistas apoyados por Rusia en la región de Lugansk el 8 de marzo de 2022

Sin embargo, el líder ucranio ha continuado adelante con su labor de insuflar ánimos a sus combatientes, y ha declarado: “ya estamos avanzando hacia nuestra victoria. Esta guerra es contra un enemigo al que no le importa ni su gente, ni sus miles de muertos y soldados muertos. Pero ya estamos avanzando hacia el triunfo”. 

Y mientras los ataques continúan expandiéndose, las cifras de heridos, muertos y desplazados estimados por la ONU, crecen también a pasos agigantados: ya hay más de 550 muertos corroborados –de los cuales, al menos 78 son niños –, 950 heridos y más de 2,5 millones de desplazados. “Las tropas rusas han matado a más civiles que soldados ucranianos”, ha declarado el ministro de Defensa, Oleksii Reznikov. 

atalayar-refugiados-mujer-ucrania-conflicto-rusia
AP/OLEKSANDR RATUSHNIAK  -  Ucranianos, cruzan un camino improvisado bajo un puente destruido mientras huyen de la ciudad de Irpin, Ucrania, el domingo 6 de marzo de 2022. En Irpin, cerca de Kyiv, un mar de personas a pie e incluso en carretillas caminan sobre los restos de un puente destruido para cruzar un río y abandonar la ciudad

En este escenario, Zelenski ha hecho pública la propuesta de 12 nuevos corredores humanitarios junto al envío de alimentos y medicamentos a las localidades de Gostomel, Borodyanka, Andriivka, Mykulychi Makariv, Kozarovychi y Mariúpol, entre otras. Especialmente delicado es el caso de esta última, que, habitada por casi 450.000 personas, lleva más de una semana asediada por los bombardeos y la artillería del Kremlin y se encuentra, según la Cruz Roja Internacional, en una situación “apocalíptica”. Los intentos de evacuar a los civiles desde la ciudad han fracaso repetidamente en el transcurso de los últimos seis días. 

Y ahora, pese a las garantías de Moscú sobre la habilitación de rutas de evacuación para la salida de civiles en Sumi, Járkov, Kiev y Mariúpol; las autoridades ucranias han denunciado, por séptima vez, el fracaso de los intentos humanitarios en la ciudad portuaria, así como en Volnovakha.

atalayar-zelenski-presidente-ucrania-en-las-milicias
AFP PHOTO / Ukrainian Defence Ministry  -  Presidente ucraniano Volodymyr Zelensky (C) escuchando explicaciones durante un ejercicio militar en las afueras de la ciudad de Rivne, en el norte de Ucrania

La comunidad europea, mientras tanto, se reunía entre ayer y hoy en la ciudad francesa de Versalles, donde se han abordado importantes cuestiones relacionadas con la seguridad energética de la Unión, la adhesión ucrania a los Veintisiete o el incremento del gasto en Defensa. En este contexto, el Alto Representante de los Asuntos Exteriores, Josep Borrell, propuso el aumento del presupuesto para comprar material económico en apoyo a Ucrania hasta los 1.000 millones de euros. Justo el doble de lo establecido en un primer momento, con la activación inicial del Fondo Europeo en Apoyo de la Paz (FEAP). 

Y, en esta línea, otros países han continuado adelante con la imposición de sanciones, como es el caso de EEUU, prohibiendo la importación de marisco, vodka y diamantes rusos, o de la UE en cooperación con el G7, que afirmaron que buscaría la cooperación con la Organización Mundial del Comercio (OMC) para restringir el comercio de Occidente con Rusia, además de su acceso a financiamiento de organizaciones internacionales.