Rusia busca el apoyo de Emiratos y Egipto para poner fin a la crisis en Libia

Sergei Lavrov, ministro de Asuntos Exteriores ruso, ha expresado su apoyo a la normalización de las relaciones entre Israel y los países árabes
Atalayar_Sergei Lavrov

AFP/FABRICE COFFRINI  -   El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia Sergei Lavrov

El ministro de Asuntos Exteriores Sergei Lavrov expresó, durante una conferencia de prensa con su homólogo de los Emiratos, la necesidad de que tanto Emiratos Árabes Unidos como Egipto apoyen a Rusia para así poder tener éxito en las conversaciones sobre la crisis de Libia.

La situación en Libia sigue siendo complicada a día de hoy. La Primavera Árabe trajo consigo una ola democratizadora por todo Oriente Medio. La población, joven en su mayoría, se alzó en diferentes países en contra de sus líderes como consecuencia del hartazgo, la falta de derechos, la crisis económica…. En Libia estas protestas acabaron por convertirse en una cruenta Guerra Civil.

Los grupos sublevados armados llegaron a tomar el control de algunas ciudades haciendo que el gobierno libio, llamado ‘’yamahiriya’’, perdiera el control sobre áreas importantes del país lo que derivó en un enfrentamiento armado. Finalmente, el conflicto acabó con la muerte del dictador Muamar al Gadafi, pero la situación en Libia sigue siendo muy delicada. El país se encuentra dividido y en 2014 estalló un nuevo conflicto.

El país libio se encuentra totalmente fragmentado y son demasiadas las potencias internacionales que se encuentran envueltas en este conflicto, complicando aún más la situación. Por un lado está el comandante general Khalifa Haftar, al mando militar del autoproclamado Ejército Nacional Libio (ELN) que controla gran parte del país. Por otro lado están varias milicias, en muchas ocasiones enfrentadas entre sí, que combaten bajo el estandarte del Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN) con base en la capital, Trípoli, y que cuenta con el refrendo de Naciones Unidas.

Atalayar_GuerraLibia
PHOTO/AFP - Un combatiente leal al Gobierno Libio de Unidad Nacional (GNA) en Trípoli

El general Haftar cuenta con el respaldo de países como Rusia, Egipto, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Jordania. La iniciativa egipcia pide negociaciones en Ginebra y la salida de todos los "mercenarios extranjeros" de Libia. Este plan ha obtenido el apoyo de Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Rusia, Jordania y Bahréin.

Durante la conferencia, el Ministro de Relaciones Exteriores de los EAU, el Jeque Abdullah bin Zayed Al-Nahyan, declaró que Libia se enfrentaba a "grandes desafíos".

En relación con el acuerdo recientemente firmado con Tel Aviv, el ministro ruso dijo que "los acuerdos de paz entre Israel y los países árabes deben utilizarse para lograr la paz". Asimismo, pidió la reanudación de las conversaciones de paz directas entre Israel y los palestinos, declarando que Rusia apoyaba una solución de dos estados.

"Nuestro objetivo final es la plena normalización de la situación en la región, la creación de un Estado palestino y el establecimiento de relaciones entre Israel y todos los países de esta zona del mundo", afirmó.

El ministro ruso quiso expresar la voluntad del país de actuar como mediador entre Irán y el resto de países árabes a raíz de las crecientes tensiones por el programa nuclear iraní. "Entendemos las dificultades que existen entre algunos países árabes de esta región y la República Islámica de Irán y expresamos nuestra disposición a ayudar a crear las condiciones para el inicio del diálogo", explicó.