Rusia está lista para vender armamento a Irán

“Rusia no tiene ningún problema con el suministro del S-400”, señaló el embajador ruso en Teherán
Los ministros de Exteriores iraní (izq) y ruso (drch) durante una conferencia de prensa

PHOTO  -   Los ministros de Exteriores iraní (izq) y ruso (drch) durante una conferencia de prensa

El embajador ruso en Irán, Levan Dzhagaryan, dijo en una entrevista con el diario Resalat de Irán que Moscú está preparado para suministrar el sistema de defensa de misiles antiaéreos S-400 a la República Islámica.

Como saben, se entregó el S-300. Rusia no tiene ningún problema con el suministro del S-400, y no fue un problema desde el principio”, señaló el embajador.

"Hemos advertido desde el primer día que no tendremos problemas en vender armas a Irán a partir del 19 de octubre", dijo Levan Dzhagaryan, según el informe la agencia de noticias Fars.

El 18 de octubre expira el embargo internacional sobre el envío de armas a Teherán, después de que Estados Unidos no obtuviera una nueva resolución de las Naciones Unidas

La Administración Trump también ha amenazado con castigar a cualquier país o entidad que viole las sanciones internacionales que Washington cree que están vigentes.

Descartando esta amenaza, Dzhagaryan dijo que Rusia tiene la intención de considerar cualquier solicitud iraní después de que expire el embargo.

A mediados de septiembre, Washington declaró de manera unilateral la reanudación de sanciones internacionales contra Irán. “EEUU da la bienvenida al regreso de prácticamente todas las sanciones de la ONU contra la República Islámica de Irán levantadas anteriormente", dijo el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, en un comunicado; el propio Pompeo dijo que las medidas punitivas estarían "nuevamente vigentes" desde las 00:00 GMT del domingo 20 de agosto. Pero el Consejo de Seguridad descartó el derecho de Estados Unidos a activar sanciones de la ONU.

"Si los Estados miembros de la ONU no cumplen con sus obligaciones de aplicar estas sanciones, Estados Unidos está listo para usar sus propias herramientas para castigar estos fracasos", advirtió Pompeo, quien prometió que se anunciarán "medidas" estadounidenses "en los próximos días" contra "quienes violen las sanciones de la ONU".

Irán rechazó este domingo 20 de septiembre la noticia emitida por Washington. "El enfoque del actual régimen estadounidense es una gran amenaza para la paz y la seguridad internacionales y una amenaza sin precedentes para la ONU y el Consejo de Seguridad", dijo en un comunicado el Ministerio de Exteriores del país persa. 

Las tensiones entre Washington y Teherán siguen creciendo en el marco de un enfrentamiento que recuerda a la Guerra Fría del pasado siglo. Esta escalada deriva de las sanciones impuestas por la Administración de Donald Trump contra el régimen de los ayatolás por el incumplimiento de los términos pactados en el acuerdo nuclear suscrito en 2015 junto con Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia, China y la Unión Europea, conocido como Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), por el que se limitaba el programa atómico iraní, sobre todo en materia de supuesto desarrollo armamentístico.

Estados Unidos se salió del acuerdo en 2018 e impuso medidas sancionatorias contra Irán, entre las que destacaban las relacionadas con el comercio de petróleo, que es la principal fuente de financiación nacional. Sobre esta medida, el presidente iraní, Hasán Rohaní, amenazó con seguir comerciando con su crudo, bloquear el estrecho de Ormuz y reducir considerablemente sus compromisos nucleares.

Irán ha continuado comerciando con petróleo, sobre todo con Venezuela (otro país sobre el que EEUU tiene impuestas sanciones) y ha seguido con sus planes nucleares, especialmente en materia de enriquecimiento de uranio.