PUBLICIDAD

Iberdrola

Rusia está “fracasando” en Ucrania: Occidente responde a la movilización militar parcial

La nueva orden del Kremlin provoca desesperación entre los hombres rusos en edad militar. Los vuelos al extranjero se agotan pocas horas después del discurso de Putin
tropas-rusas-ucrania

PHOTO/AP  -   Un convoy de vehículos blindados rusos en Crimea en enero de 2022

Más de 200 días después del comienzo de la invasión de Ucrania y en medio de una importante contraofensiva por parte de las fuerzas de Kiev, el presidente ruso Vladimir Putin ha decretado la movilización militar parcial. “Serán reclutados ciudadanos que actualmente están en la reserva y en primer lugar aquellos que estuvieron en el Ejército y cuentan con experiencia militar”, explicó Putin, quien acusó a Occidente de tratar de “destruir, debilitar y dividir” a Rusia. El líder ruso también culpó a los occidentales de “empujar a Ucrania a la guerra”. “Al pueblo ucraniano lo han convertido en carne de cañón”, afirmó.

Durante su discurso, Putin también aludió a las armas nucleares, asegurando que, en caso de “amenaza a la integridad territorial” de Rusia, se utilizarán “todos los medios disponibles”. “No es un farol”, advirtió. Esta amenaza se produce pocos días antes de que se lleven a cabo varios referéndums de anexión a Rusia en Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia. Por lo que, en caso de que Moscú se anexione estos territorios, cualquier ataque contra ellos serán considerados un ataque contra Rusia.

Las reacciones internacionales a la nueva orden del Kremlin no han tardado en llegar. El vicecanciller y ministro de Economía alemán, Robert Habeck, ha considerado la decisión de Putin como “un paso equivocado” en Der Spiegel. El canciller, Olaf Scholz, por su parte, ha acusado a Rusia de “imperialismo” durante la Asamblea General de las Naciones Unidas. “La libre determinación y la independencia política no cuentan para él”, afirmó.

También en la sede de la ONU, el presidente de Francia, Emmanuel Macron -quien ha dialogado en varias ocasiones con Putin desde el comienzo de la guerra- anunció que los referéndums en territorios ucranianos “no serán reconocidos por la comunidad internacional”.

Reino Unido ha descrito los últimos acontecimientos como “una preocupante escalada” y ha tildado las advertencias de Putin de “escalofriantes”. “Es una grave amenaza, pero ya lo había hecho antes”, indicó la secretaria de Estado para Exteriores, Gillian Keegan, a la BBC. Para el secretario de Defensa, Ben Wallace, la movilización demuestra que la invasión rusa en Ucrania está “fracasando”. “Ninguna cantidad de amenazas y propaganda puede ocultar el hecho de que Ucrania está ganando esta guerra, la comunidad internacional está unida y Rusia se está convirtiendo en un paria global”, señaló en un comunicado.

Estados Unidos también ha hecho referencia a las amenazas de Putin, asegurando que “deben tomarse en serio”. “Es una retórica irresponsable de una potencia nuclear. Pero no es atípico por cómo ha estado hablando en los últimos siete meses y nos lo tomamos muy en serio”, señaló el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, a ABC. Por otra parte, el embajador estadounidense en Ucrania ha indicado que la movilización militar parcial es un signo de “debilidad” de Moscú.

john-kirby
AP/ALEX BRANDON - "Es una retórica irresponsable de una potencia nuclear", señaló John Kirby

De una forma similar se ha expresado el asesor presidencial ucraniano Mykhailo Podoliak, quien destaca que la guerra “no va de acuerdo con el plan de Rusia”, según recoge Reuters. “Parece un intento de justificar su propio fracaso”, apuntó.

Para la Unión Europea, la decisión de movilizar a reservistas es una medida que demuestra “desesperación” por parte del presidente ruso. “Putin no está interesado en la paz, que está interesado en escalar su guerra de agresión”, indicó en la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea Peter Stano, portavoz del jefe de la diplomacia comunitaria, Josep Borrell, según recoge EFE.

Dentro del continente también hay voces que piden calma después del discurso de Putin. “Su retórica sobre las armas nucleares es algo que hemos escuchado muchas veces antes”, recuerda a Reuters el primer ministro holandés, Mark Rutte. “Aconsejaría mantener la calma”, añadió.

China, uno de los principales aliados comerciales de Rusia, también se ha pronunciado acerca de la movilización militar y los últimos acontecimientos en Ucrania. Wang Wenbin, portavoz del ministerio de Exteriores ha pedido “diálogo” y un “alto el fuego” para encontrar “una solución” a la guerra, informa AFP.

Caída de la Bolsa de Moscú y desesperación entre los ciudadanos rusos

El anuncio de la movilización militar rusa -la primera desde la Segunda Guerra Mundial- también ha afectado a la economía y a los mercados energéticos. Tras el anuncio de Putin, la Bolsa de Moscú (MOEX) cayó hasta un 10%, mientras que las acciones de los gigantes energéticos Rosneft y Gazprom descendieron un 12%. El rublo ruso también experimentó su nivel más bajo en más de dos meses, según The Moscow Times.

Los ciudadanos rusos, como era de esperar, también han reaccionado al nuevo decreto. 300.000 soldados se unirán a la guerra en Ucrania de acuerdo con el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, quien también ha facilitado una nueva cifra de fallecidos entre las tropas rusas. “Nuestras pérdidas en la operación especial ascendieron a 5.937 personas”, anunció Shoigu en el canal ruso Rossiya-24.

Pocas horas después del discurso de Putin, todos los vuelos desde Rusia a destinos extranjeros que no requieren visado para ciudadanos rusos como Georgia, Turquía o Armenia se agotaron. Posteriormente ocurrió lo mismo con los vuelos directos de Moscú a Azerbaiyán, Kazajistán, Kirguistán y Uzbekistán.

Esta situación ha provocado temores sobre un posible cierre de fronteras, aunque Russian Railways y la aerolínea Aeroflot anunciaron que “todavía” no habían recibido la orden de prohibir a los hombres de entre 18 y 65 años comprar billetes, recoge The Moscow Times. No obstante, un canal de Telegram sí ha reportado varios casos en los que guardias fronterizos han prohibido salir del país a hombres en edad militar.

La desesperación entre los hombres rusos se refleja también en los rankings de búsqueda en Google. “Cómo salir de Rusia” o “cómo romperse un brazo” son algunas de las frases más tecleadas por los rusos horas antes y después del discurso de Putin.