PUBLICIDAD

Iberdrola

Rusia recurre a voluntarios y mercenarios tras la contraofensiva ucraniana

El Ejército ruso trata de atraer personal en regiones como Rostov. Mientras, el grupo Wagner recluta presos
wagner-rusia-ucrania

PHOTO/REUTERS  -   Miembros del Grupo Wagner en Donetsk en 2014

Los últimos avances de las fuerzas ucranianas han obligado a Rusia a recurrir a voluntarios y mercenarios. El Ejército ruso está tratando de atraer a ciudadanos para que se sumen a la guerra en Ucrania a cambio de un sueldo de casi 3.000 dólares al mes -tres veces el sueldo medio nacional-, según informa Reuters. Para ello, Moscú está trasladando “camiones de reclutamiento” a lugares como Rostov, al sur del país.

“Servicio militar con contrato: la elección de un hombre de verdad”. Así se titulan los folletos que reparten los soldados armados a los transeúntes con el objetivo de movilizar a más personal para la guerra en medio de la contraofensiva ucraniana. Los rusos y extranjeros de entre 18 y 60 años con al menos educación secundaria serán aptos para combatir en Ucrania, según señaló a Reuters el oficial a cargo de la campaña de reclutamiento en Rostov.

“Los ciudadanos de mentalidad patriótica eligen firmar contratos por tres o seis meses para participar en la operación militar especial”, declaró Sergei Ardashev, quien también prometió entrenamiento para todos aquellos que deseen unirse a la invasión.

tropas-rusas-ucrania
REUTERS/CHINGIS KONDAROV - Un convoy blindado de tropas prorrusas se mueve a lo largo de una carretera durante el conflicto entre Ucrania y Rusia

Reuters también ha dialogado con un posible recluta, el músico Viktor Yakunin, quien aseguró que siempre se había sentido atraído por el servicio militar y estaba reuniendo los “documentos necesarios” para ir al frente en Ucrania. Yakunin afirmó a la agencia de noticias que sus padres lo criaron desde la infancia para “amar a la patria y para proteger el mundo ruso”. “Creo que el poder está con nosotros”, añadió.

Una vez presentada la información requerida, los voluntarios deben superar un examen psicológico y, posteriormente, una prueba física de velocidad, fuerza y resistencia.

tropas-rusia-ucrania
PHOTO/AP - Un convoy de vehículos blindados rusos en Crimea en enero de 2022

Rusia no ha actualizado el número oficial de bajas desde el 25 de marzo, un mes después del comienzo de la invasión. Entonces, Moscú notificó 1.351 muertos y 3.825 heridos. La actual campaña de reclutamiento demuestra que las tropas rusas necesitan más hombres para hacer frente a los actuales avances ucranianos. No obstante, a pesar de la contraofensiva, el Kremlin descarta una movilización nacional “por el momento”, según anunció el portavoz Dmitry Peskov la semana pasada.

Yevgueni Prigozhin, nuevo “rostro” de la invasión rusa de Ucrania

Además de atraer voluntarios, Rusia también está reclutando a presos a través del grupo Wagner, organización militar vinculada al Kremlin. Hace unos días comenzó a circular por las redes sociales un vídeo de Yevgueni Prigozhin, jefe de Wagner y empresario cercano al presidente Vladimir Putin, ofreciendo a los reos de una prisión rusa la libertad a cambio de unirse a la guerra.

La grabación fue difundida por el equipo del opositor encarcelado, Alexéi Navalni, y se sospecha que se trata de una cárcel en Mari-El, a unos 800 kilómetros al este de Moscú, según la BBC, que ha geolocalizado las imágenes. El medio británico también ha utilizado herramientas de reconocimiento facial para identificar a Prigozhin, conocido como el ‘chef’ de Putin.

La inteligencia británica también sugiere que el vídeo muestra “muy probablemente” a Prigozhin tratando de atraer a reclusos para que se unan a la invasión de Ucrania, subrayando que solo busca “combatientes para unidades de asalto”.

wagner-rusia
PHOTO/AP - El empresario Yevgeny Prigozhin con Vladimir Putin

En el vídeo, Prigozhin asegura que, en caso de cumplir seis meses en Wagner, los reos serán libres. Aunque también advirtió que la deserción sería castigada con la muerte. “Si llegas a Ucrania y decides que no es para ti, te ejecutaremos”, subrayó.

Por otro lado, el ‘chef’ de Putin ha enumerado algunas de las reglas. De acuerdo con el empresario, está prohibido el alcohol, las drogas, los saqueos y los “contactos sexuales con mujeres locales, flora, fauna u hombres”. La edad mínima para sumarse a Wagner son los 22 años, y la máxima 50. “La guerra es dura. No tiene nada que ver con la de Afganistán o Chechenia”, agrega.

Sin embargo, el reclutamiento de Wagner no es algo nuevo. De acuerdo con Olga Romanova, directora de la ONG de monitoreo de prisiones rusas, Russia Behid Bars, entre 7.000 y 10.000 prisioneros, incluido un caníbal condenado, han sido reclutados por la compañía desde este verano, recoge The Moscow Times.

La relevancia de Wagner en la guerra ha provocado que varios internautas rusos pidan el reemplazo del ministro de Defensa, Sergei Shoigu -a quien culpan de las derrotas en Járkov-, por Prigozhin. Tal y como destaca el Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW), el jefe de Wagner “se está estableciendo como el rostro” de la invasión a Ucrania.

Mientras Rusia trata de movilizar más hombres, Ucrania continúa con su contraofensiva en Járkov, la cual trata de extender hacia el Donbás y Jersón. El presidente Volodimir Zelensky ha prometido continuar hasta liberar por completo el país. Zelensky también ha anunciado que las fuerzas ucranianas ya han cruzado el río Oskil y que controlan la orilla oriental. Liman, a unos 50 kilómetros de la recién recuperada Izium, es ahora uno de los principales objetivos debido a su proximidad con Lugansk.