PUBLICIDAD

Marruecos

Saif al-Islam Gadafi se reincorpora a la carrera electoral

El tribunal de Sebha acepta el recurso de Saif al-Islam ante la decisión de la comisión electoral y autoriza al hijo del difunto dictador libio a postularse como candidato en las elecciones presidenciales
Saif al-Islam Gadafi

 -   Saif al-Islam Gadafi

La Comisión Suprema Electoral de Libia anulaba, el pasado 25 de noviembre, la candidatura de Saif al-Islam Gadafi, hijo del fallecido dictador, Muamar Gadafi, a las elecciones presidenciales del 24 de diciembre. Estos comicios, enormemente respaldados por la comunidad internacional, tienen como objetivo principal la estabilización de un país que lleva más de diez años de enfrentamientos violentos y convulsos entre grupos rivales que aspiran a controlar el territorio.  

Sin embargo, el pasado jueves, tras una larga comparecencia de Saif al-Islam frente al Tribunal de la ciudad suroccidental de Sebha, la apelación del hijo del dictador fue aceptada por la Justicia libia. Este fallo a su favor permite a Saif al-Islam reestablecer su candidatura de cara a las elecciones de diciembre, en las que se enfrentará a otros fuertes aspirantes como el actual primer ministro libio, Abdel Hamid Dbebé; el mariscal Khalifa Haftar; el exministro de Relaciones Exteriores, Abdel Hadi Al-Hwaij, o el exministro de Interior, Fathi Basagha.

Sebha, ciudad oasis al suroeste del país, fue la ciudad elegida por Saif al-Islam para hacer oficial la presentación de su candidatura, y, tras esto, se convierte en la localidad cuya justicia reafirma dicha candidatura. Y no es casual. Este municipio es el baluarte de la tribu Qadhadhfa, una comunidad árabe-bereber enormemente vinculada a la familia de Gadafi, y donde el dictador libio creció y se introdujo en el activismo político.

Saif al-Islam Gadafi
Saif al-Islam Gadafi
Una apelación complicada

Por otra parte, el procedimiento de apelación de Saif al-Islam también estuvo rodeado de tensiones y dificultades. A lo largo de la semana, un grupo compuesto de varios hombres armados rodeó el tribunal de Sebha para impedir a los magistrados entrar al juzgado. Los congregados exhibían el logotipo de la brigada Tariq bin Ziyad, una de las milicias relacionados con el LNA, y que se encontrarían bajo el control de Khalifa Haftar. 

A este respecto, la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (UNSMIL por sus siglas en inglés), declaró que "seguía con gran preocupación el cierre continuo de la corte de apelaciones de Sebha", donde esta obstrucción a la labor de los jueces estaba “trabando directamente el proceso electoral".

Finalmente, el grupo de hombres se retiró el pasado jueves permitiendo a los tres magistrados y al abogado de Saif al-Islam, junto al hijo del dictador, acceder al edificio y continuar con el recurso de apelación.   

Khalifa Haftar
Khalifa Haftar
Saif al-Islam y la Justicia

El motivo que llevó a la comisión electoral libia a revocar la candidatura de Gadafi se encuentra relacionado con el proceso de presentación de documentación. Así, la institución suprema alegó que el aspirante no había remitido a la comisión el certificado de ausencia de antecedentes penales pendientes, ya que el pasado año 2011 se hizo pública una orden de arresto contra él.

La lista de condenas y órdenes de búsqueda y arresto sobre Saif al-Islam es larga. Además de una acusación por los crímenes de guerra cometidos durante el levantamiento del año 2011 –en la que su padre fue asesinado por las milicias rebeldes–, el hijo de Muamar Gadafi fue condenado a la pena capital por “matar manifestantes durante la revuelta Libia” por un tribunal en Trípoli en 2015. No obstante, Saif al-Islam se encontraba en manos de un grupo de rebeldes que, finalmente, le entregó al mariscal Khalifa Haftar. El que fue líder del Ejército Nacional Libio (LNA) brindó protección al condenado y, a través de una amnistía concedida por el Gobierno del mariscal, Saif al-Islam fue liberado de cumplir su pena en 2016. 

Otra de las condenas del hijo del dictador, es la emitida por el Tribunal Penal Internacional (TPI) acusándole de llevar a cabo crímenes contra la humanidad. Y a esta se suman otras dos órdenes de arresto que, emitidas por la Fiscalía de Libia en dos años diferentes, atribuyen a Saif al-Islam el acercamiento y relación con grupos mercenarios rusos. Esta cuestión ha sido inspeccionada por la cadena BBC, quien emitió una investigación de sobre lazos del político libio con el Grupo Wagner, una organización paramilitar rusa presente en el conflicto libio.