Salud, digitalización y cambio climático, entre los sectores más afectados por la COVID-19

Según se explicó en la segunda jornada de la Conferencia Anual de CAF, banco de desarrollo de América Latina
CAF

 -   CAF

El impacto de la pandemia en los sectores de salud, cambio climático y digitalización amenaza con expandir las brechas entre las economías más avanzadas y las regiones en desarrollo. Para evitarlo, se requiere más inversión pública y cooperación internacional, según manifestó un grupo de expertos internacionales reunidos virtualmente en el segundo día de la Conferencia Anual de CAF.

La COVID-19 ha puesto a prueba simultáneamente a todos los sectores sociales y económicos del planeta, pero la respuesta ha variado significativamente en función del país, dejando en evidencia las brechas que existen entre las economías más avanzadas y las regiones en desarrollo. 

Esta es una de las principales conclusiones a la que llegaron un grupo de expertos internacionales reunidos en el segundo día de la Conferencia Anual de CAF -banco de desarrollo de América Latina-, que abordó el impacto de la COVID-19 en los sistemas de salud, en la lucha contra el cambio climático y en la digitalización de países, colectivos vulnerables, empresas y gobiernos.

El duro golpe de la pandemia a los sistemas de salud ha revelado la importancia de contar con sistemas públicos eficientes, personal médico preparado y acceso a infraestructura hospitalaria. En este sentido, la triple crisis (económica, social y sanitaria) ha expuesto las profundas inequidades que vive América Latina y que golpea con mayor fuerza a las poblaciones vulnerables. 

“Ningún país puede solucionarlo solo, merece un trabajo conjunto para combatir esta triple crisis. Solo con una acción colectiva y concertada enfrentaremos a la COVID-19 y podremos detener la transmisión de la infección”, dijo Carissa F. Etienne, directora regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Mientras, Deisy Ventura, profesora de Ética Global de la Salud en la Universidad de São Paulo, aseguró que “la salud pública no debería volver a ser algo aislado después de la pandemia, porque la COVID-19, nos ha hecho ver que la salud debe ser una prioridad presupuestaria y política”. 

El cambio climático es también uno de los retos pendientes a nivel internacional. Con la COVID-19, su presencia en los medios de comunicación ha disminuido, pero no lo ha hecho el aumento de la temperatura global. 

El cambio climático es “una crisis que puede ser más profunda y prolongada que la provocada por el coronavirus si no se actúa a tiempo y con los recursos necesarios”, dijo Yolanda Kakabadse, presidenta del Consejo Asesor de Futuro Latinoamericano. En esta misma línea se expresó Brigitte Baptiste, rectora de la Universidad Ean de Bogotá. “Los sistemas vivos se están deteriorando y eso es una amenaza para el ecosistema”, dijo. 

La pandemia también trajo consigo el reto de conectividad, que ha movilizado tanto a gobiernos como empresas para innovar y afrontar los nuevos desafíos. Para los expertos, la buena noticia es que la pandemia ha acelerado el proceso de digitalización y permitirá el acceso a educación y servicios de salud para más personas. Sin embargo, para cumplir con estas expectativas, es necesario que los países cuenten con infraestructura básica de conectividad y con un marco regulatorio para que las empresas puedan ofrecer servicios de interés público, sin olvidar temas clave como seguridad y privacidad.

“Si bien la región enfrenta una crisis socioeconómica sin precedentes, hay un gran contraste en cuanto a la tecnología y las posibilidades que se presentan. Los gobiernos y las empresas están innovando y este es el único camino para tener una América Latina más productiva”, dijo Ángel Melguizo, vicepresidente de Asuntos Externos y Regulatorios de AT&T para América Latina.

Por su parte, Silvia Moschini, cofundadora y presidenta de TransparentBusiness Inc aseguró que “se demostró que se podía hacer teletrabajo, telemedicina y educación remota. Este cambio mejorará las economías y la continuidad el trabajo”.

La Conferencia Anual de CAF tiene su continuación con discusiones sobre el impacto de la COVID-19 en la democracia y el Estado de derecho en América Latina, y sobre las implicaciones de las elecciones presidenciales de Estados Unidos en América Latina y el Caribe.