Sanciones desde Bruselas, críticas desde Washington: los frentes abiertos de Vladimir Putin

La llegada de Joe Biden a la Casa Blanca apunta a una etapa tensa entre Rusia y Estados Unidos, mientras que la Unión Europea sanciona a Moscú por el caso Navalny
El presidente ruso Vladimir Putin

PHOTO/AP  -   El presidente ruso Vladimir Putin

En las últimas semanas, el presidente ruso Vladimir Putin ha tenido que hacer frente a numerosas críticas que están modificando su política exterior. En primer lugar, el encarcelamiento del opositor Alexei Navalny y la posterior represión contra los manifestantes contrarios al Gobierno ha causado que las relaciones entre Bruselas y el Kremlin se enfríen y se vuelvan tirantes. En febrero Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, visitó Moscú para reunirse con su homólogo ruso Sergei Lavrov. Borrell manifestó su preocupación por Navaly y los detenidos en las protestas. “Mi visita coincide con el arresto y sentencia de Alexei Navalny y el arresto de mil manifestantes. Le he transmitido al ministro Lavrov nuestra profunda preocupación. Si bien respetamos plenamente la soberanía rusa, los derechos humanos y las libertades políticas son fundamentales para nuestro futuro común, tanto para la Unión Europea como para Rusia”, aseguró el jefe de la diplomacia europea. Como respuesta, Lavrov le recordó la situación de los líderes independentistas catalanes, sentenciados por organizar un referéndum. No ha sido la única vez que desde el Gobierno ruso se utiliza a Cataluña para intentar atacar a la Unión Europea y a la vez defenderse de las críticas. Días después de la reunión entre Borrell y Lavrov el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso ironizó sobre las críticas del español por el caso Navalny y las protestas. “Las lecciones que ofrece Josep Borrell a Rusia sonarían especialmente apropiadas si las impartiera desde las calles de Barcelona”, tuiteó el Ministerio haciendo referencia a los disturbios en la Ciudad Condal por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, y el jefe de política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, asisten a una rueda de prensa tras sus conversaciones en Moscú, Rusia, el 5 de febrero de 2021
Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia/Handout vía REUTERS - El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, y el jefe de política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, asisten a una rueda de prensa tras sus conversaciones en Moscú, Rusia, el 5 de febrero de 2021

Finalmente, el 1 de marzo la Unión Europea aprobó aplicar las sanciones acordadas contra Rusia. Estas sanciones consisten en prohibir la entrada al territorio de la comunitario y la congelación de activos y bienes que tengan en la zona a cuatro personas relacionadas directamente con la detención de Alexei Navalny. Siguiendo a Bruselas, Washington también decretó sanciones a Rusia por la persecución al opositor, la represión de sus partidarios y la violación a los derechos humanos. También se añadió el envenenamiento que sufrió en agosto de 2020, detalle que la Unión Europea no mencionó expresamente. 

El líder de la oposición Alexei Navalny se encuentra en una jaula en el Tribunal de Distrito Babuskinsky en Moscú, Rusia, el sábado 20 de febrero de 202
AP/ALEXANDER ZEMLIANICHENKO - El líder de la oposición Alexei Navalny se encuentra en una jaula en el Tribunal de Distrito Babuskinsky en Moscú, Rusia, el sábado 20 de febrero de 2021

Además de las sanciones impuestas desde Estados Unidos —las primeras de la Administración Biden—, el nuevo presidente ha calificado a Putin de “asesino” en una entrevista en ABC News y advierte que pagará por su supuesta injerencia en las elecciones estadounidenses. No es la primera vez que Joe Biden y Vladimir Putin tienen un enfrentamiento. Durante el mandato de Barack Obama, cuando Biden era vicepresidente, los dos países tuvieron relaciones muy tensas por la anexión rusa de Crimea. Debido a esta confrontación, el Gobierno ruso ha llamado a Moscú a su embajador en Washington, Anatoli Antonov, para “analizar qué hacer y qué rumbo tomar en el contexto de las relaciones con Estados Unidos”, declaró la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores María Zajárova. Por otra parte, Putin no ha parecido darle demasiada importancia a las declaraciones de su homólogo estadounidense. "Como él (Biden) dijo, nos conocemos personalmente. ¿Qué le respondería yo? Le diría: “Le deseo salud. Le deseo salud. Lo digo sin ninguna ironía o broma", declaró Putin en una videoconferencia. No obstante, otros miembros del Gobierno sí que han criticado duramente las palabras de Biden. “Biden insultó a los ciudadanos de nuestro país con su declaración”, afirmó Viacheslav Volodin, presidente de la Duma (Cámara Baja del Parlamento). “Putin es nuestro presidente y un ataque contra él es un ataque contra nuestro país”, añadió. 

En esta foto de archivo del domingo 31 de enero de 2021, manifestantes detenidos caminan escoltados por la Policía durante una protesta contra el encarcelamiento del líder de la oposición Alexei Navalny en San Petersburgo, Rusia
PHOTO/AP - En esta foto de archivo del domingo 31 de enero de 2021, manifestantes detenidos caminan escoltados por la Policía durante una protesta contra el encarcelamiento del líder de la oposición Alexei Navalny en San Petersburgo, Rusia

Las relaciones entre Rusia y Reino Unido tampoco pasan por su mejor momento. Boris Johnson ha asegurado que “Rusia es la amenaza directa más aguda para Reino Unido”, aseguró Boris Johnson este martes durante una sesión sobre política militar y exterior. “Trabajemos con los aliados de la OTAN para asegurar una respuesta occidental unida, combinando esfuerzos militares, de inteligencia y diplomáticos”, añadió el ‘premier’. El Gobierno británico también ha decido aumentar su arsenal de cabezas nucleares, algo que, unido a las declaraciones de Johnson, ha creado recelo en el Kremlin. “Lamentamos enormemente que Gran Bretaña haya elegido la vía de aumentar el número de cargas nucleares. Sin duda esta decisión daña la estabilidad internacional y la seguridad estratégica”, anunció el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en una rueda de prensa diaria. “Rusia no es una amenaza, pero el aumento del número de ojivas nucleares sí es una amenaza para la paz en toda la Tierra”, señaló Peskov. 

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla durante una breve aparición en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 25 de enero de 2021
REUTERS/KEVIN LAMARQUE - El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla durante una breve aparición en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 25 de enero de 2021

Debido a los problemas con Occidente, Rusia parece mirar hacia Oriente en sus nuevos planes de política internacional. Junto con Turquía está edificando la central nuclear de Akkuyu en Mardin, al sur del país. “Akkuyu es uno de los símbolos de la cooperación turco-rusa”, afirmó Erdogan. Moscú, por su parte ha reiterado esta colaboración: “Rusia está dispuesta a ampliar la cooperación economica, comercial y de inversión”, ha declarado Maria Zakharova, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores. También Rusia, a través de Sergei Lavrov, ha actuado de mediador en una reunión celebrada esta mañana entre el Gobierno afgano y talibanes para intentar lograr la paz en el país. Esta negociación fue impulsada por Moscú por el estancamiento de las conversaciones de Doha, Qatar. Rusia intentará convertirse así en un actor importante en el complicado proceso de paz de Afganistán. Pese a los acercamientos entre el gobierno y los talibanes, la violencia se ha incrementado últimamente. De hecho, hoy, el mismo día de la reunión, 4 personas han muerto y 14 han resultado heridas en un atentado en Kabul, por el momento ningún grupo ha manifestado su autoría.