Seis economías africanas entre las diez con mejor previsión para 2019

Los últimos datos que ha aportado el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostican un gran auge en la economía africana
Calle transitada en Ghana

Pixabay  -   Calle transitada en Ghana

Hace cinco meses se ponía en marcha el Acuerdo de Libre Comercio Continental Africano (AfCFTA por sus siglas en inglés), un espacio de libre circulación que favorecerá que el comercio interior en el continente se incremente entre un 15 y un 25%, según sostiene la Comisión Económica de la ONU en África. Este tratado, que da lugar al espacio de libre comercio más extenso de todo el mundo, ha sido firmado por todos los miembros de la Unión Africana (UA) a excepción de Eritrea, que ha decidido no suscribirlo. 

Este acuerdo ha supuesto un catalizador para la mejora de los índices económicos a nivel general, pero no ha sido el único factor. La creación de grandes firmas propias africanas y el mayor desarrollo de las manufacturas están contribuyendo en gran medida a este despegue de la economía africana. 

Se espera un crecimiento del 3,9%

Los datos del FMI apuntan a que en 2019 el crecimiento sea del 3,9%, y 6 países se han colado entre las 10 economías con mejores pronósticos para este año: Senegal, Etiopía, Costa de Marfil, Ruanda, Sudán del Sur y Ghana. Pero aunque los datos sean prometedores en su cómputo global, hay que tener en cuenta que África es muy grande y muchos de estos países tienen datos diametralmente opuestos.

Así lo explica Elsa Aimé González, investigadora del grupo de Estudios Africanos de la UAM, en el diario ‘El Confidencial’. Elsa contrapone el incremento económico que se prevé en Etiopía de más del 8% y la recesión inminente del -2% que se espera que se produzca en Guinea Ecuatorial. “Es solo un ejemplo de muchos”, señala González, que advierte que hablar de “boom económico africano” puede provocar que se escondan las realidades de muchos países africanos como el de Guinea. 

La instauración del AfCFTA podría ser solo el principio del despegue del continente, pues el comisario de Comercio e Industria de la UA, Albert Muchanga, ha señalado que quieren moverse hacia “la unión aduanera, monetaria, un mercado común” e incluso “un pasaporte de la UA”. Pero los expertos son cautos y también han observado que hay ciertos obstáculos a este despegue: un número suficiente de consumidores y unas garantías jurídicas y aduaneras que a día de hoy conllevan mucha incertidumbre. 

Más allá del crecimiento económico, el objetivo principal de la Unión Africana es mejorar la calidad y las condiciones de vida de la población africana, algo que el AfCFTA o los buenos pronósticos de crecimiento no garantizan por sí mismos.