Senegal inaugura el mayor parque eólico de África occidental

Esta planta proporcionará energía a dos millones de personas, aunque aún el 35% de la población no tiene acceso a la electricidad
Parque eólico Parc Eolien Taiba N'Diaye (PETN) en Senegal

 -   Parque eólico Parc Eolien Taiba N'Diaye (PETN) en Senegal

África occidental está preparada para la transición ecológica. Es el caso de Senegal, que esta semana ha inaugurado el primer parque eólico a gran escala en la zona. Se trata de una instalación de energía eólica que, cuando esté lista a finales de este año, suministrará casi una sexta parte de la energía del país.

Esta apuesta por las energías renovables le está saliendo bien al presidente senegalés Macky Sall. En los últimos años los cortes eléctricos se han reducido de manera considerable, ha mejorado la fiabilidad del sistema y con ella, las oportunidades para el crecimiento económico. 

Lekela, la empresa de generación de energía renovable que ejecuta proyectos a escala de servicios públicos en toda África, celebra un momento histórico al conectar el Parque Eolien Taiba N'Diaye (PETN) a la red eléctrica nacional de Senegal para proporcionar energía por primera vez
Lekela, la empresa de generación de energía renovable que ejecuta proyectos a escala de servicios públicos en toda África, celebra un momento histórico al conectar el Parque Eolien Taiba N'Diaye (PETN) a la red eléctrica nacional de Senegal para proporcionar energía por primera vez

El cambio de paradigma energético resulta obvio para un país con muchas horas de alta exposición al sol y corriente de viento.
Desde 2016, cuando se lanzó el primer proyecto de energía solar en Senegal, el país ha vivido un gran desarrollo de proyectos relacionados con energías renovables. Estos planes no solo buscan la estabilidad energética, sino también sumarse a la lucha contra el cambio climático y seguir los pasos trazados por el Acuerdo de París, con el que país africano se comprometió a reducir sus emisiones de CO2 en un 21%. Los parques eólicos sieguen siendo escasos en toda África subsahariana en comparación con las plantas solares, debido a su alto coste.

Con el nuevo parque eólico, Senegal obtendrá el 30% de su energía de fuentes renovables y proporcionará suficiente energía para dos millones de personas, sobre un total de 15. Este parque eólico de 158 megavatios y 46 aerogeneradores ha sido construido por la compañía británica de energía renovable Lekela, que también tiene parques eólicos en Sudáfrica y Egipto y espera abrir uno en Ghana.

Cada turbina, de 117 m de altura y 61,7 m de longitud de pala, producirá 3,45 megavatios de energía
Cada turbina, de 117 m de altura y 61,7 m de longitud de pala, producirá 3,45 megavatios de energía

El parque, edificado en Taiba Ndiaye, a unos 100 kilómetros de la capital de Dakar ha tenido un costo de 342 millones de dólares, donde el 50% ha sido financiado por Lekela. 

Las relaciones entre empresas europeas y el país subsahariano son múltiples. La empresa eléctrica francesa ENGIE y la sociedad de inversiones Meridiam serán las encargadas de construir un parque solar de 60 MW. Estos pasos siguen la estrategia de ir poco a poco cambiando la energía proveniente de combustibles fósiles por unas fuentes renovables.

Fuera de las ciudades, se estima que el 35% de la población aún no tiene acceso a la energía, ya que gran parte de Senegal todavía no está electrificada. La electricidad alcanzó solo el 60% de los 15 millones de habitantes en 2017, según datos del Banco Mundial.