Sigue cayendo la llegada de inmigrantes irregulares a España por mar

 -  

Raúl Redondo

Pie de foto: Fotografía de archivo del 8 de septiembre 2018. AFP/MARCOS MORENO

España acumula en 2019, desde febrero, cuatro meses consecutivos de descenso en la llegada de inmigrantes irregulares por mar a su territorio respecto a 2018,una caída que ha sido especialmente relevante en este pasado mes de mayo, según datos de la Organización Internacional de Migraciones (OIM), institución adscrita a la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Entre el 1 de enero y el 29 de mayo de 2019 arribaron a España 9.983 inmigrantes, de los cuales 2.107 llegaron por tierra y 7.876 vía marítima; entre estos últimos, 164 acabaron muriendo en la ruta del Mediterráneo occidental, que desemboca en las costas españolas. Un guarismo sensiblemente menor a los 8.150 irregulares que llegaron por mar a España en 2018 y a las 236 muertes acaecidas en esta vía de acceso del Mar Mediterráneo.

En los cuatro últimos meses, ha predominado la caída radical de la llegada a España de inmigrantes por mar respecto a 2018. En febrero de 2019 llegaron 936 (frente a los 1.102 del año anterior), en marzo se contabilizaron 588 (ante los 867 de 2018), en abril la cifra ascendió hasta los 1.088 (frente a los 1.258 del año anterior) y del 1 al 29 de mayo 1.160 personas alcanzaron las orillas españolas (ante el alto número 3.523 del curso pasado). Números que han roto la tendencia que había marcado enero, mes el que 4.104 inmigrantes alcanzaron España vía marítima en 2019, superando por bastante los 1.400 llegados en el mismo mes de 2018.

Estas cifras ponen de manifiesto la menor presión migratoria por mar que ha venido sufriendo España durante estos últimos cuatro meses de 2019, frente a la situación vivida el año pasado, donde hubo una mayor escalada de los números en este apartado.

Pie de foto: Migrantes desembarcaron de la embarcación de rescate de la ONG española Proactiva Open Arms, después de ser rescatados el 21 de diciembre en el Mediterráneo central, antes de desembarcar en el puerto de Crinavis en Algeciras, España, el viernes 28 de diciembre de 2018. AP PHOTO/OLMO CALVO

Además, la OIM ha informado que 21.301 migrantes y refugiados han ingresado en total a Europa por mar hasta el 29 de mayo, lo cual indica una disminución aproximada de un tercio respecto de los 32.070 que llegaron durante el mismo período el año pasado. Las llegadas tanto a España y a Grecia representan un 85% del total, en tanto que el resto llegó este año a Italia, Malta y Chipre; en este caso, siendo España el principal foco receptor del Mediterráneo occidental y Grecia el de la cara oriental. 

Las muertes registradas en las tres principales rutas del Mar Mediterráneo a través de casi cinco meses de 2019 se contabilizan en 519 personas, un número sensiblemente menor a las 662 muertes confirmadas durante el mismo período en 2018. De esos 519 fallecimientos, 321 sucedieron en la ruta del Mediterráneo central (Malta e Italia), 34 en la del Mediterráneo oriental (Grecia y Chipre) y 164 en la del Mediterráneo Occidental (España).

2019 es el sexto año de los esfuerzos de la OIM para registrar de forma sistemática las muertes en las rutas migratorias de todo el mundo dentro del Proyecto Migrantes Desaparecidos. Desde que comenzó 2014, esta iniciativa ha registrado las muertes de 31.975 personas, incluyendo 1.015 entre enero y mayo de 2019 en todo el mundo, cantidad inferior a los 1.734 contabilizados en el mismo periodo del año anterior (siendo las cifras más altas de muertos, con diferencia, las registradas en la ruta mediterránea, 519 en 2019 y 662 en 2018, seguidas muy de lejos por las contabilizadas en la frontera entre Estados Unidos y México, con 115 de enero a mayo de este año y 135 en el mismo periodo del año pasado). Los datos del Proyecto Migrantes Desaparecidos son compilados por el equipo de la OIM que tiene su oficina en el Centro de Análisis de Datos sobre la Migración Mundial, pero proceden de una variedad de fuentes, algunas de las cuales no son oficiales.