Sin tregua en Sudán del Sur: las inundaciones amenazan gravemente a la población del país

Médicos Sin Fronteras hace un llamamiento para una rápida actuación
Carretera inundada en la aldea de Wad Ramli, en las orillas orientales del río Nilo, el 26 de agosto de 2019

AFP/EBRAHIM HAMID  -   Carretera inundada en la aldea de Wad Ramli, en las orillas orientales del río Nilo, el 26 de agosto de 2019

Sudán del Sur lleva más de un lustro inmerso en un conflicto del que no acaba de salir y que ha provocado que más de la mitad de la población necesite asistencia humanitaria. A la situación, ya delicada de por sí, ahora se suman las graves inundaciones que está sufriendo el noreste y el este del país africano. Médicos Sin Fronteras (MSF) ha señalado las “desastrosas consecuencias” que puede sufrir la población si no se actúa rápido, por lo que ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para intensificar esfuerzos y enviar fondos. Según alerta la ONG, las inundaciones están dejando varadas a miles de personas en áreas de difícil acceso. 

Según los datos recabados por las autoridades del país, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) cifra entre 600.000 y 800.000 las personas que se han visto afectadas por las recientes inundaciones. Una situación que “cambia por momentos”, según advierte el coordinador médico de MSF en Sudán del Sur, Roderick Embuido; y por la que están “preocupados por las desastrosas consecuencias” que pueden suponer para gran parte de la población.  Tal y como ha explicado, se están realizando evacuaciones urgentes aéreas y terrestres y se han instalado tiendas de campaña en un terreno elevado buscando mayor seguridad, pero tal y como recoge la agencia de noticias Europa Press, también podría quedar inundado en los próximos días. 

Riesgo de aumento de casos de malaria y aparición de enfermedades como el cólera o la hepatitis A

Desde MSF también señalan el riesgo creciente de la aparición del cólera o de la hepatitis A ante la existencia de agua contaminada como consecuencia de las inundaciones. Los casos de malaria, advierten, también podrían aumentar en un país en el que dicha enfermedad es la principal causa de muerte en niños y que cada año se lleva la vida de más de 300.000 personas. Por lo que, como señalan desde la ONG, un aumento del número de casos de esta patología tendría graves consecuencias para la población del país.

Inundación cerca del río Nilo en las localidades de Jartum, Sudán, el 2 de septiembre de 2019
REUTERS/MOHAMED NURELDIN - Inundación cerca del río Nilo en las localidades de Jartum, Sudán, el 2 de septiembre de 2019

Los suministros alimenticios también son otro tema preocupante, pues las fuertes lluvias y posteriores inundaciones han arrasado con la mayoría de los cultivos, lo cual ha favorecido el excesivo incremento del precio de la comida en los mercados, haciendo que la mayoría de las personas no pueda permitirse comprar alimentos. Una situación que puede llevar también a aumentar los casos de malnutrición.

Para que la situación no sea catastrófica, MSF pide ayuda a toda la comunidad internacional y que las organizaciones actúen con rapidez enviando toda la ayuda posible, pues existen zonas como Pibor que se encuentran totalmente aisladas y prácticamente sin atención sanitaria. Cabe recordar que debido al conflicto que asola al país desde hace años, alrededor del 80% de la asistencia sanitaria de la población está en manos de ONG como Médicos Sin Fronteras, por lo que es importante reforzar la ayuda humanitaria para hacer frente a la situación actual.