Siria envía varios MIG-29 rusos al Ejército de Haftar

Además, el Ejército Árabe Sirio está proporcionando a los rebeldes libios adiestramiento para el manejo de helicópteros de ataque MI-35
Avión de combate MIG-29

REUTERS/VASILY FEDOSENKO  -   Avión de combate MIG-29

Se intensifica la cooperación entre el Gobierno de Siria y el Ejército Nacional Libio (LNA, por sus siglas en inglés) del mariscal rebelde Jalifa Haftar. Según una fuente no revelada por la periodista siria Nadia Abid, el régimen de Bachar al-Asad ha accedido a enviar a su aliado norteafricano varias unidades de aviones de combate del modelo MIG-29, de fabricación rusa. La información ha sido confirmada por el analista José Luis Mansilla (@Sahel_Intel).

Esta transacción forma parte de una línea de ayuda mutua más amplia establecida entre Damasco y Tobruk a principios del pasado mes de marzo en la capital siria. Las dos administraciones firmaron, entonces, un memorándum de entendimiento con 46 cláusulas concretas para realizar un esfuerzo común frente a Turquía y sus grupos de combatientes afines.

Bachar al-Asad, presidente de Siria
PHOTO/SANA - Bachar al-Asad, presidente de Siria

En Siria y Libia, el Ejército Árabe Sirio y el LNA combaten, básicamente, al mismo enemigo. Las tropas de Recep Tayyip Erdogan están apoyando tanto a los grupos opositores sirios -en su mayoría, cercanos a organizaciones terroristas yihadistas- como a las tropas del Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA, por sus siglas en inglés) de Trípoli, este último reconocido por Naciones Unidas.

En cierto modo, ambos conflictos se han convertido en una suerte de vasos comunicantes: Erdogan ha estado trasladando mercenarios sirios a Libia en los últimos meses para reforzar la precaria situación de su aliado Fayez Sarraj, de modo que Al-Asad y Haftar han decidido unir sus fuerzas.

El mariscal del Ejército Nacional Libio (LNA) Jalifa Haftar
PHOTO/REUTERS - El mariscal del Ejército Nacional Libio (LNA) Jalifa Haftar

El último movimiento del LNA puede representar un golpe de efecto importante en el desarrollo de la contienda en Libia. El MIG 29, diseñado por Moscú en los últimos años de la Guerra Fría, destaca por su maniobrabilidad y tiene capacidad para alojar bajo sus alas misiles de largo alcance. La incorporación de varios ejemplares a su fuerza aérea podría significar para las fuerzas de Haftar una ventaja bastante importante sobre sus oponentes.

No se trata del único ejemplo reciente de colaboración entre las dos partes. Un acuerdo entre Rusia -principal aliada de Al-Asad- y el LNA ha posibilitado que el Kremlin envíe a Libia entre 300 y 400 milicianos de la unidad de combate Nukhba. Este cuerpo formaba parte de la oposición, pero rindió sus armas a Damasco. Procedentes de la región meridional de Quneitra, serán enviados a campamentos de entrenamiento rusos en Libia y, desde allí, se unirán a las tropas de Haftar en las distintas líneas de frente.

Además, según el analista Stephen Jones, Damasco está proporcionando entrenamiento en sus bases aéreas para que varios miembros del LNA aprendan a pilotar helicópteros de ataque MI-35, también de fabricación rusa, y que puede ser utilizado también para transporte de tropas o evacuaciones de emergencia.

Un helicóptero del ejército ruso MI-35
AFP/ANDREJ ISAKOVIC - Un helicóptero del ejército ruso MI-35

Desde luego, la guerra en Libia también se está disputando en el aire. Por la parte del GNA, las mayores aportaciones las están obteniendo gracias a los drones Bayraktar TB-2 proporcionados por Qatar. Aunque llevan el sello de fabricación de Turquía, es el país del Golfo el que ha gestionado su adquisición por parte de Trípoli, según el portal Arabian Aerospace. Igualmente, Sarraj cuenta a su disposición con varios Orbiter 3 israelíes, según este mismo medio.

El LNA, por su parte, está empleando sistemas de defensa antiaérea también israelíes proporcionados por algunos de sus aliados, según el diario Al-Masdar. Del mismo modo, las tropas de Haftar tienen en su haber antiaéreos Pantsir rusos que, como ha informado Al-Masdar, han destruido hasta 16 aeronaves turcas en poder del GNA desde el pasado mes de noviembre.

En lo que se refiere a unidades de ataque, los MIG 29 transferidos por Siria se incorporarían a una flota en la que ya figuran, entre otros, cazas Sukhoi 22 rusos, así como MIG 21, un modelo previo al MIG 29.

Combatientes leales al internacionalmente reconocido Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA)
AFP/MAHMUD TURKIA - Combatientes leales al internacionalmente reconocido Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA)

Actualmente, los combates se concentran en la zona occidental del país, entre Trípoli y la frontera con Túnez. Una reciente ofensiva por parte del GNA ha conseguido arrebatar al LNA varias localidades de gran valor estratégico. En el curso de esta campaña, se han registrado saqueos, ejecuciones de civiles y la liberación de prisioneros pertenecientes a Daesh. Igualmente, los suburbios meridionales de Trípoli y las localidades situadas al sur de Misrata continúan siendo escenario de combates terrestres y ataques aéreos.