Sofia Kenin frustra el sueño de Garbiñe Muguruza en el Abierto de Australia

La española se queda sin su tercer Grand Slam diferente, lo que hubiese significado un hito en el tenis español femenino
Garbiñe Muguruza en el Abierto de Australia

 -   Garbiñe Muguruza en el Abierto de Australia

Garbiñe Muguruza tendrá que esperar para ser la primera tenista española en lograr tres Grand Slams diferentes dentro del circuito de la Asociación de Tenis Femenino (WTA, por sus siglas en inglés) tras haber caído en la final del Abierto de Australia ante la estadounidense Sofia Kenin en tres sets por 4-6, 6-2 y 6-2. Se queda así a las puertas de haber sumado el título en tierras australianas a los ya logrados en Roland Garros en 2016 y Wimbledon en 2017.

La representante de Estados Unidos, de origen ruso y nacida en Moscú, logró remontarle a la española nacida en Caracas, Venezuela, tras un partido que se le había puesto cuesta arriba. Muguruza comenzó con paso firme y seguridad en la final tras un gran torneo disputado sobre las pistas australianas, volviendo así por sus fueros tras unos últimos tiempos aquejada por las lesiones en su pierna derecha y después de volver a ser entrenada por la mítica extenista Conchita Martínez (ganadora de Wimbledon en 1994).

Muguruza asistió a Melbourne como 32ª del mundo en el ranking de la WTA, después de sus problemas físicos durante el año pasado, y, aun así, dio la cara y se plantó a sus 26 años en la final del Australian Open ante una rival más joven que ella. De hecho, Kenin se ha convertido en la segunda ganadora más joven del torneo con 21 año y 80 días, solamente superada por la rusa Maria Sharapova, que lo logró a la edad de 20 años y 283 días. De esta final disputada en el Rod Laver Arena sale ahora la hispano-venezolana como número 16 del mundo. 

Nueve dobles faltas fueron una de las peores losas que soportó en su juego Muguruza, quien vio como Kenin, que llegaba por primera vez a la final de un grande, le ganó los dos últimos sets claramente por un doble 6-2, para cerrar el duelo entre ambas en poco más de dos horas, gracias en parte al gran revés paralelo de la norteamericana. 

Garbiñe Muguruza tendrá que volver a pelear para optar otra vez a intentar ser la primera tenista española en lograr tres Grand Slams diferentes, ya que los otros dos mitos del tenis femenino español como son Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez se quedaron finalmente con el entorchado de Roland Garros en París y del Abierto de Estados Unidos en Nueva York y con el de Wimbledon en Londres respectivamente.