Sube a 64 el número de muertos por un incendio en un hospital para COVID-19 en Irak

Las primeras investigaciones indican que el suceso se produjo por la explosión de una bombona de oxígeno, falleciendo las víctimas por asfixia
Miembros del personal médico después de incendio en hospital iraquí

REUTERS/THAIE AL-SUDANI  -   Miembros del personal médico después de incendio en hospital iraquí

La cifra de muertos por el incendio en un hospital de la ciudad de Nasiriya, en el sur de Irak, para tratar a los pacientes aislados con COVID-19, aumentó a 64 y otras 50 personas resultaron heridas, informaron fuentes oficiales. 

"La cifra de muertos por el incendio del centro de aislamiento en el Hospital Iman al-Husein aumentó a 64 y 50 heridos", indicó la agencia oficial de noticias iraquí INA.

Las primeras pesquisas indican que el incendio se produjo por la explosión de una bombona de oxígeno en el centro de salud y las víctimas perecieron por asfixia y otras causas, según la televisión estatal Al-Iraquiya.

 Pie de foto: Incendio en hospital iraquí de atención a pacientes con coronavirus
PHOTO/AP - Incendio en hospital iraquí de atención a pacientes con coronavirus

El presidente iraquí­, Barham Saleh, afirmó en su cuenta de Twitter que "el desastre del hospital Al-Husein en la provincia de Di Qar y previamente, en el hospital Ibn al Jatib, en Bagdad, es resultado de la corrupción y la mala gestión que subestima la vida de los iraquíes e impide el desempeño de las instituciones".

Saleh hizo referencia también a la tragedia que ocurrió el pasado abril en el hospital de Al-Jatib, en el sureste de la capital Bagdad, cuando también explotaron bombonas de oxígeno destinadas a los enfermos de COVID-19, provocando un gran incendio que causó la muerte de 82 personas y heridas a más de un centenar.

El presidente de Irak, Barham Saleh
AFP/HO/PARLAMENTO IRAQUÍ - El presidente de Irak, Barham Saleh

Saleh añadió que "la investigación y el castigo duro a los negligentes es el consuelo" de las víctimas y sus familias. "Es necesario que hagamos una revisión estricta del trabajo de las instituciones y protejamos a los ciudadanos", concluyó el presidente iraquí.

Anoche, el primer ministro iraquí, Mustafa al-Kazemi, mantuvo una reunión de emergencia con varios miembros de su gabinete para abordar lo sucedido, según un comunicado de su oficina.

Imagen de bombonas de oxígeno en hospital iraquí
AFP/AHMAD AL-RUBAYE - Imagen de bombonas de oxígeno en hospital iraquí

Poco después del suceso, el director de Salud de la provincia de Di Qar, Sadam al-Tawil, presentó su dimisión y el Gobierno provincial decretó tres días de luto.

Irak vive ahora un repunte de casos de COVID-19 con 9.000 infecciones diarias reportadas oficialmente y con solo un 1% de su población vacunada.