Suben a 57 los combatientes muertos en el mayor ataque israelí contra Siria

La mayor parte de los muertos se han producido en las filas del Ejército sirio y de las milicias leales a Irán
Atalayar_Fuerza Aérea Israelí

AFP/ JACK GUEZ  -   Avión de combate F-35 Lightning II de la Fuerza Aérea Israelí

El número de soldados y milicianos aliados del Gobierno de Bachar al Asad muertos en un ataque aéreo israelí contra la provincia oriental de Deir al Zur aumentó a 57, después de que varios pereciesen a causas de las heridas y se recontasen nuevos decesos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG, con sede en el Reino Unido y una amplia red de colaboradores sobre el terreno, informó en un comunicado de que 26 de las bajas fueron infligidas en la ciudad de Deir al Zur, mientras que en las localidades de Al Bukamal y Al Mayadín, en la misma región, perecieron 15 y 16 milicianos proiraníes, respectivamente. 

El grueso de víctimas se concentró en la ciudad que da nombre a la provincia, donde la mayor parte de los muertos se produjeron en las filas del Ejército sirio y de las milicias leales a Irán, si bien el Observatorio no pudo precisar si entre ellos hay miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán o del grupo chií libanés Hizbulá, que luchan en Siria en el bando gubernamental.

Los bombardeos de esta madrugada tuvieron como objetivo almacenes de armas del Ejército sirio, Hizbulá y las fuerzas iraníes y sus milicias "en la zona que se extiende desde la ciudad de Deir al Zur hasta la frontera sirio-iraquí en el desierto de Al Bukamal", precisó la ONG.

Atalayar_Israel
AP/ARIEL SCHALIT - Un soldado israelí junto a una unidad de artillería móvil en los Altos del Golán 

La acción aérea, la cuarta en menos de tres semanas y la segunda en lo que va de año, es la más mortífera de las perpetradas por Israel hasta la fecha en territorio sirio, según confirmaron la organización en su nota y una fuente militar siria a Efe.

De acuerdo con el último balance ofrecido a Efe por esa fuente militar, el número de muertos contabilizados por las autoridades es de 22 combatientes iraníes y 16 heridos, entre ellos siete soldados del Ejército sirio. 

Israel bombardea a menudo objetivos de las fuerzas leales al presidente sirio y las milicias chiíes libanesas o iraníes aliadas a él, causando a veces bajas entre sus filas, aunque en pocas ocasiones ha confirmado oficialmente estas operaciones.

La última acción por parte de Israel tuvo lugar el pasado jueves, cuando tres personas murieron y otras once resultaron heridas en un ataque con misiles contra posiciones de las fuerzas sirias y sus milicias aliadas en el sur del país árabe.

Las autoridades israelíes consideran que la presencia de Irán en Siria y de Hizbulá representa una amenaza para su seguridad.

Ataque en Gaza

Asimismo, tanques israelíes han bombardeado varios objetivos del movimiento islamista Hamás en Gaza en dos ocasiones distintas, en respuesta a dos tandas de disparos con arma de fuego desde la franja que dañaron excavadoras militares.

Inicialmente, un vehículo de ingeniería que operaba en territorio israelí "sufrió daños leves" por impactos de bala sin que se registraran heridos, informó el Ejército israelí en un comunicado.

Tras este ataque y un primer bombardeo israelí de represalia, otra máquina militar que realizaba trabajos cerca de la valla de separación con Gaza recibió una nueva ráfaga de disparos desde el enclave, sin que tampoco hubiera heridos.

Las tropas respondieron con un nuevo bombardeo de artillería contra otros dos puestos militares de Hamás en las cercanías.

Atalayar_Hamas Israel
REUTERS/MOHAMMED SHANAA/Fotografía de archivo - El ataque aéreo israelí en la Franja de Gaza el 28 de agosto de 2020

Ninguna milicia armadas palestina ha reivindicado las agresiones por el momento, ni ha transcendido información sobre la identidad de los autores. Tampoco se registraron heridos entre milicianos palestinos, según fuentes de seguridad del enclave.

Israel suele responder contra objetivos de Hamás, que controla de facto el enclave costero, y a quien hace responsable de los incidentes desde la franja, en su mayoría lanzamiento de cohetes y, rara vez, disparos en la línea divisoria como los ocurridos hoy.

El año pasado, las milicias palestinas lanzaron 176 cohetes contra Israel, de los que alrededor de la mitad cayeron en zonas despobladas y 80 fueron interceptados, según datos del Ejército.

Este atacó 300 objetivos militares de Hamás en la franja, la mayoría en represaría. Además, se registraron 38 intentos palestinos de infiltración a Israel.