Sudáfrica: decenas de mujeres han sido esterilizadas a la fuerza por ser portadoras del VIH

La Comisión de Igualdad de Género del Gobierno del país ha destapado que decenas de mujeres con sida han sido esterilizadas sin su consentimiento en varios hospitales públicos
Una mamá de 36 años, en una clínica de Eshowe, en KwaZulu-Natal (Sudáfrica)/

PHOTO/MSF  -   Una mamá de 36 años, en una clínica de Eshowe, en KwaZulu-Natal (Sudáfrica)

El VIH o sida era un tema tabú en Sudáfrica hasta no hace demasiado tiempo. Un tabú que impedía que muchas personas obtuvieran los medios y la información necesaria para tratar la enfermedad. El sida ha sido un tabú en prácticamente todo el mundo hasta que, tras mucho esfuerzo, se ha logrado concienciar a la sociedad de no estigmatizar a las personas que lo padecen, como cualquier otra enfermedad. La sociedad de hoy es una sociedad más informada y con menos prejuicios en este asunto, pero no en todos los lugares del mundo se dio igual esta normalización. En zonas como Sudáfrica, esta enfermedad autoinmune ha provocado un gran estigma a los que la sufrían, especialmente a las mujeres, hasta hace muy poco tiempo. De hecho, a día de hoy, sigue generando cierta controversia.

Según recoge ‘Europa Press’, la Comisión de Igualdad de Género del Gobierno sudafricano ha destapado que decenas de mujeres con VIH han sido esterilizadas a la fuerza, sin su consentimiento, en varios hospitales públicos del país. Por el momento, la investigación de dicha Comisión cifra en 48 los casos denunciados en el país. En  algunos casos, tal y  como sostiene la Comisión, las mujeres fueron forzadas a hacerlo antes de dar a luz, algo que va totalmente en contra de la ley actual.

Desde la Comisión de Igualdad de Género de Sudáfrica han resaltado que “toda mujer tiene derecho a tener hijos, independientemente de su estatus”; y someterlas a una esterilización forzosa “va en contra de los derechos fundamentales”, han advertido. La investigación sostiene que varias de las demandantes aseguran que les dijeron que las mujeres portadoras de VIH “tenían prohibido tener hijos” y por ello “tenían que ser esterilizadas”. 

Un consentimiento viciado

Se denuncia también de haber conseguido consentimientos fraudulentos o viciados, pues varias mujeres afirman haber firmado algo cuando estaban experimentando “dolores extremos” y se les indicó que “no recibirían asistencia médica a menos que lo firmaran”. Además, otro punto importante en cuanto a temas de consentimientos médicos que también se pone en tela de juicio es las pocas o nulas explicaciones sobre el procedimiento que recibieron las mujeres esterilizadas. 

Desde la Comisión señalan que no se les explicó en qué consistía el procedimiento, ni los cuidados necesarios así como tampoco se les indicaron otros métodos alternativos; todos estos requisitos imprescindibles a la hora de someterse a una esterilización. Es importante que antes de un procedimiento de este calado, que es irreversible, las pacientes sean totalmente informadas, asegurarse de que han entendido todo y explicarles también otras alternativas para que, si se da su consentimiento, este sea totalmente libre. Algo que a ojos de esta investigación, que lleva desde el año 2015 documentándose, no se ha cumplido, por lo que lo consideran una violación de derechos fundamentales. 

La ONU condena los hechos y da por válido el informe de la Comisión

Desde ONUSIDA, la comisión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para acabar con la epidemia de sida como amenaza de la salud pública, condenan los hechos denunciados y en un comunicado público dan por válidas las conclusiones de la Comisión sudafricana. En el comunicado también instan a la Comisión del país a exigir respuestas y responsabilidades y aseguran que apoyarán totalmente las medidas que pidan. A raíz de este lamentable suceso, recuerdan la lucha de muchas mujeres por erradicar este tipo de situaciones y recuerdan la cita del 64º período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer que tendrá lugar en Nueva York en marzo. 

Pero también hay datos positivos en la lucha contra el sida

Cabe destacar también que, pese a este escándalo, los trabajos de ONUSIDA en Sudáfrica están dando resultados positivos. La ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) anunció el pasado mes de junio de 2019, en su web, que el objetivo en la lucha contra el sida para el año 2020 se ha logrado y las cifras conseguidas son esperanzadoras. La ONG confirma que el 90% de los pacientes diagnosticados conoce su estado, un 94% sigue tratamiento y un 95% puede llevar una vida completamente saludable. Unas cifras muy positivas que resaltan la importancia y eficacia de realizar programas de concienciación y prevención sobre el VIH. Todavía queda camino por recorrer, pero datos así de esperanzadores reafirman que se está en la buena dirección.