Sudáfrica detecta una nueva variante del coronavirus

El país sudafricano localiza una nueva variante diferente a la de Reino Unido que está acentuando la segunda ola en la nación
Atalayar_COVID19 Sudáfrica

Shutterstock/Mukurukuru Media  -   Una mujer realiza controles de temperatura en Limpopo (Sudáfrica)

Concluyendo este 2020 no podía faltar un toque final para caracterizar este año para olvidar. En Sudáfrica se ha detectado una nueva variante del coronavirus que está provocando una segunda ola de infecciones. Días después de que el Reino Unido haya confirmado la detección de una nueva cepa del virus, el viernes el ministro de Salud sudafricano confirmó la localización de la variante del virus en la zona. 

En Sudáfrica se está dando un repunte de los casos y de hospitalizaciones, así como muertes. Esto ha sido causado por la aparición de una variante del coronavirus. La nueva variante es denominada como 501.V2 y se ha detectado en las recientes infecciones sudafricanas. El profesor Ian Sanne, miembro del Comité Asesor Ministerial sobre COVID-19, asegura que se trata de una nueva variante y no de una nueva cepa.

Médicos sudafricanos notaron un mayor número de pacientes jóvenes desarrollando gravemente la enfermedad sin padecer otras patologías previas. Es más transmisible y tiene una carga vírica más fuerte. También anotan que probablemente la nueva variante se propague rápidamente en comparación con la anterior. Pero aún se piensa que es demasiado temprano para saber cuál es su gravedad.

Los científicos sudafricanos están investigando de cara a comprobar si esta variante podrá ser tratada con las recién descubiertas vacunas de la COVID-19. Según el presidente de la comisión ministerial del consejo del gobierno, el profesor Salim Abdool Karim, el nuevo tipo de virus es el más dominante en la nueva ola de contagios.

Zweli Mkhize, ministro de Salud de Sudáfrica, ha comunicado a través de Twiter que “una variante del SARS-COV-2, actualmente denominada 501.V2, ha sido identificada por nuestros científicos genómicos aquí en Sudáfrica”. Ésta está impulsando la segunda ola que está sufriendo el país. 

Se decretó el 14 de diciembre nuevas restricciones para intentar controlar la propagación de la segunda ola de la COVID-19. Donde se han dado grandes números de contagios ha sido en Cabo Occidental, Cabo Oriental, Gauteng y KwaZulu Natal.

Sudáfrica fue el quinto país del mundo más afectado por el virus, pero tenía bajo control el patógeno desde agosto. Actualmente tiene más de 8.500 personas hospitalizadas. 

En Reino Unido se ha detectado una cepa del virus, diferente a la de Sudáfrica. El ministro de Sanidad británico, Matt Hancock, ha afirmado que se encuentra fuera de control. La nueva variante se contagia un 70% más rápido que el virus que ya conocemos. Pero no hay confirmaciones de si es más letal y si va a tener algún impacto en las vacunas ya desarrolladas. 

La variante descubierta en Reino Unido se conoce como VUI 202012/01 y puede que su origen se encuentre en Londres o Kent en septiembre. Según Patrick Vallance, el director científico del Gobierno británico, “no sólo avanza más rápido, sino que se está volviendo la variante dominante”. 

Para evitar la propagación de esta nueva variante, Suiza ha anunciado que prohibirá la entrada a personas provenientes de Reino Unido y Sudáfrica. También pide una cuarentena de 10 días a los que hayan llegado de esos destinos a partir del 14 de diciembre. Y ha prohibido los viajes turísticos que tengan como destino ambos países, con excepciones concretas. 

Así mismo, la prohibición de la entrada de los pasajeros provenientes de estos países se dará en Alemania, Turquía, Dinamarca, España - decidido hoy, lunes, junto a Portugal – entre otros.