Sudán anuncia nuevas medidas para salir de la crisis política

Con este nuevo plan, el país africano trata de hacer frente a una situación convulsa sacudida por las divisiones internas del Gobierno
hamdok-primer-ministro-sudan

PHOTO/BERND JUTRCZENKA  -   El primer ministro de Sudán, Abdalla Hamdok

Sudán atraviesa unos episodios turbulentos. Las tensiones protagonizadas por los civiles y generales del gobierno de transición han aumentado desde el intento frustrado de ejecutar un nuevo golpe de estado. Por ello, ante esta situación, el primer ministro de Sudán, Abdalla Hamdok, ha propuesto una nueva hoja de ruta para resolver la crisis política que amenaza con desestabilizar el país.

En un discurso, Hamdok tildó el intento del golpe de Estado perpetrado en septiembre como un acto que debería “despertar a la gente” para apoyar la nueva etapa política de transición. Según el titular, “la grave crisis política que estamos viviendo ahora mismo es la peor y la más peligrosa. No solo amenaza la transición, sino que amenaza a todo nuestro país”. 

hamdok-primer-ministro-sudan
AFP/ ASHRAF SHAZLY  -  El primer ministro de Sudán, Abdullah Hamdok (centro), y el general de división Malik Tayeb Khojali (izq.) inspeccionan una guardia de honor en El-Fasher, Darfur del Norte

En este contexto, el primer ministro ha enfatizado en que la eliminación del control del antiguo régimen de Al Bashir sobre el estado es una “obligación constitucional”. Por lo que subraya que “es un objetivo que no se debe deshacer, pero (nosotros) podemos revisar las formas y medios de trabajo, asegurando el derecho a lograr la justicia”. Además, ha recalcado que “los problemas de raíz de esta nueva crisis política han estado ahí durante mucho tiempo” y estas medidas “ayudaran a acelerar el traspaso a un gobierno elegido y civil”. 

En respuesta a las llamadas por derrocar el actuar gobierno, el primer ministro ha apelado a tratar de terminar “con las fricciones entre los grupos de FFC” y tratar de ampliar los componentes del nuevo gobierno de transición. 

protestas-sudan-jartum
AFP - Mujeres sudanesas celebran en Jartum después de la firma entre el Consejo Militar de Transición y la oposición de la declaración constitucional para una transición civil

La fricción política del país viene derivada de las profundas divisiones que existen entre las partes civiles y militares que han tratado de liderar la transición política bajo el acuerdo de poder compartido en agosto del 2019. Concretamente la mayor parte de las diferencias se producen dentro de la alianza civil de las Fuerzas de Libertad y Cambio (FFC, por sus siglas). 

Asimismo, en plena tensión social, Hamdok ha propuesto un plan con diez puntos para abordar la crisis y tratar de alcanzar la democratización del país. Entre ellos, destaca la propuesta de realizar una desescalada entre las dos partes y trazar el camino para “entablar un diálogo” sobre los problemas divisorios. 

Estas nuevas políticas nacen como respuesta al rechazo que protagonizó Hamdok hacia las propuestas enunciadas por el presidente del Consejo Soberano de Transición, Abdelfatá al Burhan, para aprobar la disolución del Gobierno y formar uno nuevo que cuente con “un mayor apoyo militar”. 

sudan-consejo-soberano
AFP/ ASHRAF SHAZLY  -   El presidente del Consejo Soberano de Sudán, el general Abdel Fattah al-Burhan

El camino hacia la democracia en Sudán es una senda frágil. Desde la caída de Bashir, Sudán mantiene un gobierno interino civil-militar. Sin embargo, en las últimas jornadas, las tensiones entre civiles y generales no han dejado de aumentar hasta el punto de que miles de manifestantes han salido a las calles pidiendo el regreso de los militares al gobierno. 

Según ha informado la cadena RFI, las manifestaciones habrían sido lideradas por dos antiguos líderes rebeldes, entre los que estaría el actual ministro de finanzas, Jibril Ibrahim. Para Hamdok “la esencia de esta crisis es la imposibilidad de acordar un proyecto nacional para lograr los objetivos de la gloriosa revolución de diciembre y las esperanzas de nuestro pueblo por la libertad, la paz y la justicia”. Estas declaraciones fueron emitidas horas antes de una manifestación que había sido convocada por la facción disidente de la agrupación FFC, bajo las órdenes de Minni Minnawi, quien ha acusado a Hamdok de ser el culpable de que el poder “haya caído en manos de unos pocos”.