Sudán presenta su primer Gobierno de la era pos-Omar al Bashir

En los próximos días se formará una comisión para la paz que se encargará de las negociaciones con los movimientos armados sudaneses que llevan años levantados en armas en diferentes partes del país.
Sudán_nuevo primer ministro_Abdallá Hamdok

AP PHOTO  -   El nuevo primer ministro de Sudán, Abdalla Hamdok.

El suspense continuo que ha caracterizado los eventos en Sudán este año, desde la deposición el pasado abril de Omar al Bashir tras 30 años en el poder, ha llegado hasta la formación del Gobierno que presidirá el periodo transitorio en Sudán y que durará tres años. Se trata de un paso importante en la senda del cambio en el que se ha embarcado Sudán este año.  

Después de que la toma de posesión del nuevo Consejo de Ministros fuera aplazada en dos ocasiones desde el 28 de agosto, fecha fijada por la hoja de ruta elaborada por civiles y militares para la etapa transitoria tras el derrocamiento, el jueves 5 llegó el anuncio del nuevo primer ministro, Abdallá Hamdok, de la formación del primer Ejecutivo de la era pos-Omar al Bashir. "Hoy comenzamos una nueva era", dijo Hamdok que prevé que los ministros tomen posesión en los próximos días. 

De los 18 ministros que formarán parte del nuevo Ejecutivo para el periodo de transición, principalmente tecnócratas, cuatro son mujeres. Al frente de Exteriores estará la primera jefa de la diplomacia sudanesa, Asmaa Mohammed Abdulá, quien se convirtió en 1971 en una de las dos primeras mujeres diplomáticas sudanesas y fue ministra plenipotenciaria hasta que fue sacada del puesto al principio del mandato depuesto Bashir.

Sudán_Anuncio_Gobierno
AFP/EBRAHIM HAMID - El primer ministro, Abdallá Hamdok, durante la rueda de prensa de presentación del primer gabinete desde el derrocamiento de líder Omar al-Bashir. 

También habrá mujeres encabezando los departamentos de Trabajo, Educación Superior e Investigación Científica, y Juventud y Deportes, anunció en rueda de prensa en Jartum el nuevo primer ministro del país, Abdallá Hamdok. Las mujeres han jugado un papel fundamental durante los meses de protestas en Sudán por lo que se esperaba que tuvieran una representación mayor en el nuevo Ejecutivo. Hamdok había dicho que intentaría integrar en su Gobierno a representantes de todas las regiones de Sudán y buscaba que hubiera una presencia "equilibrada" de mujeres. También había asegurado que elegiría a tecnócratas basados en su "competencia" para liderar a Sudán a través de desafíos formidables que también incluyen poner fin a los conflictos internos.

Hamdok confirmó el ascenso del teniente general Yamal al Din Omar a ministro de Defensa, después de formar parte del Consejo de Transición Militar desde la deposición de Al Bashir y hasta la formación del Consejo Soberano acordado por civiles y militares como máximo órgano para los próximos tres años de transición.

Otro militar, el teniente general Al Tarifi Idris, hasta ahora subdirector general de la Policía de Sudán y quien fue jefe policial del conflictivo estado de Darfur del Norte entre 2015 y 2018, será titular de Interior.

La última cartera clave, la de Finanzas y Planificación Económica, irá a parar a manos de Ibrahim Ahmad al Badawi, doctorando en esta materia por la Universidad de Carolina del Norte y exprofesor visitante en la prestigiosa Universidad de Yale.

Así, hoy marca el inicio político de una nueva era pero algunos de los retos del pasado siguen muy presentes: poner fin al conflicto armado interno, principalmente en Darfur. Los grupos rebeldes de regiones marginadas, como el Nilo Azul y el estado de Kordofán del Sur, libraron largas guerras contra las fuerzas de Bashir. El acuerdo de reparto de poder de Sudán tiene como objetivo forjar la paz con los grupos armados. Se espera que en los próximos días se forme una comisión para la paz, que se encargará de las negociaciones con los movimientos armados sudaneses que llevan años en conflicto en diferentes partes del país.

Sudan_Alemania
PHOTO/KAY NIETFELD - El ministro de Exteriores alemán Heiko Maas (dcha.) da la mano al primer ministro sudanés Abdallá Hamdok durante su reunión.  

Otro de sus principales cometidos será tratar de retirar a Sudán de la lista de países patrocinadores del terrorismo de Naciones Unidas. El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, de visita oficial en Jartum esta semana prometió proponer ante la Asamblea General de la ONU prevista para finales de mes la retirada de Sudán de dicha lista. Esto permitiría a Sudán recibir inversión extranjera y acceder a los paquetes de rescate del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), pues la nación africana posee una deuda de casi 60 mil millones de dólares.

Hamdok también ha dicho que quiere hacer frente a la crisis económica actual. Fue la crisis económica fue la que llevó a la caída de Al Bashir, después de meses de protestas en las calles en contra del mandatario.

El nuevo Consejo de Ministros era un acontecimiento prioritario tras la formación del Consejo Soberano el pasado 21 de agosto, el máximo órgano del Estado, un cuerpo de gobierno conjunto civil-militar que tiene como objetivo supervisar la transición. Consta de cinco militares, cinco civiles y una civil elegida entre ambas partes, perteneciente a la minoría cristiana de Sudán y está presidido por Abdelafatah al Burhan. 

Ahora falta la formación del Consejo Legislativo, en base al acuerdo del pasado 3 de agosto sobre el texto constitucional que regirá el periodo de transición, y que complementará al Consejo Soberano y Consejo de Ministros. La composición del Consejo Legislativo, ha quedado finalmente como pretendían las Fuerzas de la Libertad y el Cambio, que tendrán el 67% de los representantes, mientras que el 33% restante estará en manos de formaciones políticas no adheridas a la plataforma. La legislatura, por tanto, no incluirá más de 300 miembros, con 201 escaños asignados al FFC. Según el acuerdo se debe formar un cuerpo legislativo dentro de los 90 días de su firma.

Será entonces cuando los tres Consejos se reúnan, la primera oficial, lo que marcará el inicio oficial del Gobierno que lidere el país de 40 millones de habitantes en este periodo de transición.