Sudán y Etiopía no llegan a un acuerdo sobre su disputa fronteriza

Las conversaciones que se han extendido durante dos días en Jartum para definir la demarcación fronteriza terminan sin acuerdo
Atalayar_Abdalla Hamdok

AFP/ ASHRAF SHAZLY  -   El primer ministro de Sudán, Abdalla Hamdok

Desde hace dos días tenía lugar un encuentro en la capital sudanesa, Jartum, para tratar de definir un área fronteriza que es utilizada por agricultores etíopes, pero que reclama Sudán. El área linda con la región de Tigray, en la que se han estado viviendo enfrentamiento durante las últimas semanas para deponer al Gobierno regional que mantenía el TPLF, contrario a las políticas que está implementando Abiy Ahmed.

El área en disputa, de unos 250km2, se encuentra en la región sudanesa de Al-Fashaqa, en el estado de Gedaref, un terreno de tierra muy fértil que es codiciado por los agricultores de ambos países. La disputa se debe a que, en los acuerdos de 1902 entre Gran Bretaña y Etiopía, la línea divisoria no fue definida con exactitud, y desde entonces se arrastra esta disputa territorial.

Atalayar_Abiy Ahmed Andel Fattah al burhan
REUTERS/MOHAMED NURELDIN - El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, se reúne con el jefe del Consejo Militar de Transición de Sudán, el teniente general Abdel Fattah al-Burhan, en Jartum, Sudán, el 7 de junio de 2019

Precisamente, el contexto de las relaciones entre ambos países, pese a que el ministro de Asuntos Exteriores, Demeke Mekonnen, señala que son muy positivas, atraviesa un momento tenso después de que tropas sudanesas fueran emboscadas por tropas etíopes, y al menos cuatro efectivos murieran y otros 20 resultaran heridos.

Demeke también acusa a Sudán de que, de forma previa a ese ataque de hace unos días, tropas sudanesas estarían realizando ataques a terrenos y campamentos etíopes a lo largo de la frontera, en lo que considera "una escalada de violencia innecesaria".

Atalayar_PrimerMinistroEtiopía_Abiy Ahmed
REUTERS/MICHEL EULER - El primer ministro etíope, Abiy Ahmed

Ya en mayo tuvo lugar en Adís Abeba otra reunión para delimitar esta área en disputa, pero tampoco se llegó a ningún acuerdo y, además, la reunión programada para junio hubo de cancelarse. Finalmente, la delegación etíope incide en la necesidad de encontrar una "solución amistosa" aunque, según Etiopía, la posición de Sudán es más hostil al respecto de lo que les gustaría.

Ambas partes han acordado elaborar informes para presentar a los mandatarios de los dos países y volver a reunirse en la capital etíope. Desde Sudán, cuya delegación ha estado encabezada por Omar Manis, se indica que lo prioritario es "delimitar la frontera", y que después se puede valorar, incluso, el acceso a la tierra de agricultores etíopes.

Atalayar_Militares etíopes_carretera  cercana_Tigray
PHOTO/Agencia de Noticias Etíope vía AP - Militares etíopes reunidos en una carretera en una zona cercana a la frontera de las regiones de Tigray y Amhara de Etiopía
Violencia étnica

Etiopía está atravesando una situación complicada ante el crecimiento de la violencia étnica. Algo sobre lo que la ofensiva de Tigray ha situado el foco de atención ante las posibles repercusiones del avance de las Fuerzas Armadas etíopes en la región.

Sin embargo, ha sido en otra región al oeste del país, donde se ha comunicado la muerte de un centenar de personas debido a varios incidentes violentos, según la Comisión de Derechos Humanos. El origen vuelve a estar en la pugna étnica por el control de la tierra y los recursos. El enfrentamiento ha tenido lugar en Benishangul-Gumuz, donde los líderes amharas reclaman tener derechos sobre las tierras. En esa misma región ya se produjo otro ataque a mitad de noviembre en el que hombres armados atacaron un autobús, matando a más de 30 personas.