PUBLICIDAD

Marruecos

Sudán, ¿primeros pasos hacia la estabilidad política?

La celebración de un tímido diálogo nacional, celebrado de manera indirecta y auspiciado por la ONU, podría suponer el principio del fin de la crisis política sudanesa
atalayar-protestas-sudan-golpe-estado-gobierno-civil

PHOTO/AFP  -   Fotografía de archivo. Manifestantes sudaneses salen a las calles de Omdurman para exigir al gobierno la transición a un régimen civil, octubre de 2021

El estancamiento de Sudán en una crisis política que se alarga ya por más de medio año parece no tener fin. Y mientras, los esfuerzos combinados de la Unión Africana, la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo del África Oriental y la misión Integrada de Asistencia de las Naciones Unidas para la Transición en Sudán (UNITAMS) para restaurar el dialogo y el proceso de transición no dejan de caer en saco roto. 

En este sentido, el mecanismo tripartito anunció, de cara a los días 10, 11 y 12 de mayo, la celebración de una ronda de “diálogo nacional” que habría de llevarse a cabo de manera indirecta, y que supondría la primera fase en el acercamiento de las partes y en la eventual restauración de un Gobierno civil. Sin embargo, apenas unas horas después de que 110 alianzas, partidos y bloques sudaneses firmasen la “Declaración Nacional para Apoyar la Soberanía y la Transición Democrática” contra el golpe de Estado –que incluía un acuerdo “contra la injerencia extranjera” –, el tripartito anunció que el encuentro sería pospuesto. 

atalayar-protestas-sudan-manifestacion-golpe-estado
POTO/ARCHIVO  -  Protestas en Sudán 

“Aún no se ha fijado una fecha para las reuniones”, decía escuetamente el 9 de mayo el portavoz de UNITAMS, Fadi el Qadi, sobre unos diálogos que tenían como objetivo desarrollar un plan de cuatro ejes con soluciones a la crisis política. La hoja de ruta habría de incluir reformas constitucionales, la definición de nuevos criterios para seleccionar al cuerpo ministerial, la formulación de un programa de Gobierno de diese respuesta a las necesidades más urgentes de los ciudadanos, y finalmente, a la organización de unas elecciones justas. 

No obstante, según ha recogido el medio Al-Arab y tal como anunció el grupo Fuerzas de la Libertad y el Cambio (conformado por una coalición de grupos de civiles y de rebeldes sudaneses) durante una rueda de prensa, este lunes la sede de la UNITAMS en Jartum acogía la primera ronda de diálogos indirectos. En el encuentro, la agencia de las Naciones Unidas se habría reunido con una delegación del Partido del Congreso Nacional, así como con el Movimiento de Liberación Popular, que incluye a su vez a otros partidos como el Movimiento Justicia e Igualdad. Las discusiones fueron calificadas, por parte de UNITAMS, como “constructivas y francas”, y ahora se espera que representen un paso más en el camino de las negociaciones con todas las partes implicadas en la crisis. 

atalayar-reunion-dialogo-nacional-indirecto-sudan-resolver-crisis-tripartito
PHOTO/vía TWITTER  -  Delegación del Consejo Central Libertad y Cambio en Sudán se reúne con el mecanismo tripartito Unión Africana, la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo del África Oriental y UNITAMS para el impulso del diálogo nacional 

Por su parte, los denominados comités de resistencia –principales grupos en el movimiento antigolpista sudanés – han reiterado su negativa a entablar cualquier tipo de diálogo con el bando militar, apoyándose en la consigna de los tres “no”: no hay legitimidad, no hay negociación y no hay asociación. 

Desde el golpe de Estado del pasado 25 de octubre, perpetrado por el jefe del Ejército y autoproclamado presidente del Consejo Soberano de Sudán, Abdel Fattah Al-Burhan, la declaración del estado de emergencia y la disolución de las instituciones encargadas de la transición han provocado un gran descontento entre la población sudanesa. Las protestas callejeras casi diarias se han convertido en una constante para el país, y los abusos policiales, las detenciones arbitrarias y las agresiones contra periodistas y medios de comunicación no dejan de elevar las tensiones. 

Pero, pese a las incansables demandas de un regreso del Gobierno civil, Al-Burhan no ha cesado en su empeño de negar el golpe de Estado. Según el militar, sus medidas solo han tenido como objetivo “corregir el curso de la fase de transición”, y defiende que cederá el poder a través de unas elecciones o de un consenso nacional. 

atalayar-militar-junta-militar-sudan-golpe-estado-Abdel-Fattah-Al-Burhan
AFP/ASHRAF SHAZLY  -   El jefe del Ejército y autoproclamado presidente del Consejo Soberano de Sudán, el general Abdel Fattah Al-Burhan

Y es que, previo a esta situación, Sudán se encontraba sumido en un periodo de transición de más de 50 meses, que comenzó en verano de 2019, y que había de terminar con la celebración de unas elecciones a principios de 2024. Durante este largo tiempo, el poder se suponía compartido entre el Ejército, las fuerzas civiles y los movimientos armados, que ya habían firmado un acuerdo de paz con el Gobierno en el año 2020. 

Hasta la fecha, cerca de un centenar de ciudadanos sudaneses han perdido la vida a causa de la represión policial de las manifestaciones, y el Comité Central de Médicos del país ya ha advertido sobre ello. “Las fuerzas golpistas utilizan deliberadamente la violencia letal contra los manifestantes pacíficos, y prueban cada día que la paz es más fuerte que las balas, las armas y la maquinaria violenta de los golpistas”, decía en un comunicado.