Técnicas Reunidas puja por una planta de gas en Argelia de 1.800 millones

 -  

Javier Mesones/eleconomista.es

Pie de foto: Planta de gas en Argelia.

Técnicas Reunidas integra uno de los cuatro consorcios que aspiran a hacerse con el contrato de ingeniería, suministro y construcción (EPC) del centro de gas condensado en Ain Tsila, en Argelia, por un importe que alcanza los 2.000 millones de dólares (cerca de 1.800 millones de euros al cambio actual). La compañía que preside José Lladó se ha aliado con la firma italiana Bonatti para luchar por este proyecto.

Técnicas Reunidas y Bonatti competirán con la coreana Daewoo Engineering & Construction, y los consorcios que integran, de un lado, la coreana GS Engineering Corporation y la india Dodsal y, de otro, la japonesa JGC Corporation y JGC Algeria. Todos ellos tienen experiencia en el país norteafricano.

Estos cuatro grupos han sido los seleccionados (de una docena que habían mostrado interés inicialmente) por la empresa irlandesa PetrocelticInternational -que hasta 2010 estuvo participada por Iberdrola-, la compañía estatal de Argelia Sonatrach y la italiana Enel, que operan conjuntamente el yacimiento de Isarene, en la cuenca de Illizi, para que presenten sus propuestas económicas para el proyecto en Ain Tsila.

Adjudicación definitiva

Está previsto que la adjudicación definitiva del proyecto se produzca a finales de 2015, de forma que el centro de gas condensado, que procesará 420 millones de pies cúbicos de gas al día, iniciará su actividad en 2018. El plan de Ain Tsila prevé la producción de 67 millones de barriles de gas condensado al día y de 108 millones barriles de GLP (gas licuado del petróleo) al año. El calendario que manejan Petroceltic, Sonatrach y Enel contempla que las primeras perforaciones en la zona se realizarán en el último trimestre del año y correrán a cargo de la empresa china Sinopec. La compañía perforará hasta 24 nuevos pozos y explorará otros seis existentes.

Técnicas Reunidas lucha así por un nuevo macrontrato internacional, después de adjudicarse hace sólo unas semanas la construcción de la refinería Al-Zour en Kuwait por un importe de 1.283 millones de dinares (unos 3.808 millones de euros). La ingeniería española cerró el primer semestre con una cartera de pedidos de 9.032 millones de euros, un 15,6% más que los 7.810 millones de un año antes.