Túnez emerge como un socio cada vez más importante para España 

Las reformas de los últimos años han creado un clima muy favorable para los negocios como se ha apuntado en un evento organizado por la Cámara de Comercio de Madrid y la Foreign Investment Promotion Agency 
Túnez emerge como un socio cada vez más importante para España 

 -  

El país norteafricano se ha erigido en una de las economías más competitivas del mundo árabe y el continente africano. Desde su transición democrática ha puesto en marcha diversas reformas encaminadas a crear un entorno favorable a los negocios, favorecido además por su envidiable posición geográfica entre Europa, Oriente Medio y África. Las relaciones entre Túnez y España han progresado estos últimos años, pero todavía queda mucho potencial por explorar. Por esta razón, la Cámara de Comercio de Madrid y la Foreign Investment Promotion Agency (FIPA) han organizado una conferencia que ha contado con la colaboración de la Secretaría de Estado de Comercio, la Ventanilla Única de Internacionalización, Casa Árabe, la empresa Kuehnel+Nagel y Enterprise Europe Network.  

Túnez emerge como un socio cada vez más importante para España 

En 2019, las exportaciones españolas fueron de 789 millones de euros y las importaciones 605 millones. Las relaciones comerciales son fluidas y en la conferencia se han abordado distintas cuestiones de interés para las empresas españolas, incluida la internacionalización de las pymes. En términos de empleo, la inversión de las empresas españolas en Túnez ha generado 6.792 puestos de trabajo. Actualmente, España es el cuarto inversor económico de la UE, a cierta distancia todavía de Alemania, Francia e Italia. Por lo tanto, es clave dar a conocer las oportunidades de inversión y ofrecer nuevas garantías para ello.  

Tal y como ha señalado el presidente de la Cámara de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Madrid, Ángel Asensio, Túnez está estratégicamente muy bien posicionado, cuenta con un buen crecimiento económico y está apostando por el talento para emplearlo en las empresas con el objetivo de conseguir que sean más competitivas. Tampoco hay que olvidar que Túnez puede ser una puerta de entrada a otros países africanos con lo que las oportunidades de negocio en un futuro pueden ampliarse sustancialmente.  

Túnez emerge como un socio cada vez más importante para España 

Estrechar vínculos   

El embajador de España en Túnez, Guillermo Ardizone García, apunta a que por inercias históricas y razones geográficas los operadores tunecinos acostumbran a mirar a otros países. A pesar de esto, Túnez y España gozan de buenas relaciones y nuestro país cuenta con una buena reputación. El embajador asegura que existe un buen potencial, pero se desconoce y actividades como este tipo de conferencias ayudan a progresar en esa senda.  

España tiene similitudes al país del Magreb en cuanto a la importancia del turismo y el duro golpe que la pandemia ha supuesto para este sector. Compartir experiencias en este ámbito puede ser fructífero para ambos países.  

Por su parte, la Cámara de Comercio Hispano-Tunecina, de reciente creación en el año 2017, ha estado haciendo una importante labor y cuenta con personal perfectamente cualificado y conocedores del país y los sectores en los que operan. Guardando además una estrecha relación con la Embajada española. Su presidente, Mohsen Boujbal, ha querido destacar la atención personalizada que dan a los inversores, acompañándolos en todo el proceso y asesorando en cuestiones legales, por ejemplo, y publicitando los bienes y servicios españoles. Por su parte, la Embajada y la oficina comercial, también están a disposición de las empresas españoles siempre que lo deseen. 

Túnez emerge como un socio cada vez más importante para España 

Aunque no solo España, en la conferencia también se ha destacado el interés de la Unión Europea en seguir estrechando vínculos, especialmente en lo que respecta a la aproximación de cadenas de valor. Un elemento estratégico para la UE en el que puede ser de gran utilidad un socio fiable como Túnez.  

Una legislación favorable a la inversión y sectores con gran potencial 

Ibrahim Medini, director de FIPA Túnez para España y Portugal, ha explicado como la legislación tunecina favorece cada vez más la inversión extranjera. La ley del 1 de abril de 2017 da libertad total a la participación extranjera en el capital de las empresas offshore, permite la libre transferencia de fondos (beneficios, dividendos y activos) al extranjero, reduce la burocracia y permite el libre acceso a la propiedad de suelo no agrícola para proyectos de inversión. 

En el ránking de Doing Bussiness 2020, Túnez ha avanzado desde el puesto 63 al 19 en la categoría “starting your bussiness”, es el primer país del norte de África en términos de atracción de talento según el Global Talent Competitiveness Index, el primero en ecosistema emprendedor según el Global Entrepeneurship Index, y en innovación según el Bloomberg Innovation Index.  

Túnez emerge como un socio cada vez más importante para España 

Especialmente atractiva resulta la región noreste en la que se ubica la ciudad de Sfax. Ikram Makni, presidenta del Centro de Negocios Sfax Túnez, resalta la labor que hacen desde la organización para atraer especialmente a jóvenes emprendedores, a los que ayudan en todo el proceso para empezar su proyecto en una región que económicamente es de gran importancia a nivel nacional.  

En cuanto a los sectores más atractivos para inversiones futuras se encuentran: el de la energía renovable, especialmente la fotovoltaica, ya que Túnez cuenta con 300 días de sol al año; el tratamiento de residuos, en el que España tiene experiencia; el turismo cultural; infraestructuras relacionadas con telecomunicación, carreteras y el sector ferroviario; el sector agroalimentario; el sector farmacéutico; y el sector financiero. Todos ellos representan nuevas oportunidades de inversión que las empresas españolas no deberían desperdiciar.  

Túnez emerge como un socio cada vez más importante para España 

Créditos para pymes 

La Secretaría de Estado de Comercio está facilitando la internacionalización de las pymes españolas mediante un programa de línea de crédito, principalmente en euros y dólares. Es beneficioso para ambas partes en tanto que favorece la modernización de la economía tunecina y la internacionalización de las pequeñas y medianas empresas españolas. Factores como la estabilidad política y social, la seguridad y las reformas aplicadas en los últimos años han hecho de Túnez un destino atractivo para la inversión. 

La línea de crédito ofrece condiciones más ventajosas que la del mercado y agiliza los trámites necesarios. Está enfocada a sectores como Tics, bienes de equipo, infraestructura, energía, proyectos de agua y maquinaria agroalimentaria, y excluye sanidad, educación y material policial y de defensa. Cubre el 100% de los bienes y servicios españoles exportados a empresas tunecinas o hispano-tunecinas, más gastos locales y material extranjero por un máximo conjunto del 30% del valor de los bienes y servicios exportados.