Túnez subraya su neutralidad en el conflicto libio ante la intervención turca

La república magrebí, que se prepara para un recrudecimiento del conflicto armado, avisa a Ankara: “El uso de nuestro espacio aéreo y marítimo no es negociable”
El presidente tunecino Kais Saied estrecha la mano de su homólogo turco Recep Tayyip Erdogan (izq.) después de su conferencia de prensa conjunta en el palacio presidencial de Cartago

AFP/ FETHI BELAID  -   El presidente tunecino Kais Saied estrecha la mano de su homólogo turco Recep Tayyip Erdogan después de su conferencia de prensa conjunta celebrada en el palacio presidencial de Cartago

El Gobierno de Túnez se ha pronunciado este miércoles acerca de los últimos movimientos de Ankara sobre el conflicto en Libia. La Presidencia Tunecina ha informado en un comunicado que el uso del espacio aéreo y marítimo por parte del Gobierno turco “no es negociable y nunca ha sido propuesto”, además de que “ni el presidente turco (Recep Tayyip Erdogan) lo ha pedido, ni el presidente tunecino (Kais Saied) se ha ocupado de este tema porque este tema no se discute”. 

La Presidencia de Túnez ha salido al paso para aclarar su postura dado que en las últimos fechas diversos medios habían afirmado que Túnez se había negado a la propuesta de Erdogan de utilizar el espacio aéreo tunecino para el envío de militares a Libia con el objetivo de apoyar al Gobierno de Fayez Sarraj, iniciativa que el país magrebí ha desmentido. El Gobierno de Túnez ha agregado que estas informaciones tenían el objetivo de “dañar la credibilidad de la posición oficial tunecina y la de las relaciones de Túnez con varios países hermanos y amigos”, según reza el comunicado. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, había visitado el país norteafricano el pasado 25 de diciembre.

Túnez
PHOTO/AFP - Un combatiente del Gobierno Libio de Acuerdo Nacional (GNA) dispara su arma durante los enfrentamientos con las fuerzas leales al hombre fuerte Khalifa Haftar en el suburbio de Ain Zara en Trípoli, el 7 de septiembre de 2019

“Túnez está ansioso por mantener su soberanía nacional y mantenerse alejado de todos los ejes, especialmente debido a que está comprometido a mantener su legitimidad internacional y a luchar contra la división de los pueblos de la región”, ha añadido la Presidencia del país norteafricano. De esta forma las autoridades tunecinas han reafirmado su oposición a la intervención extranjera en el conflicto armado en Libia y, sobre todo, mantenerse apartado del conflicto que se está desarrollando en su país vecino. 

La posición de Túnez respecto a Libia es objeto de debate entre la clase política tunecina. Aunque la neutralidad se impone, hay voces que piden a la Presidencia que ejerza un rol de diálogo entre los Estados y actores de la región y evite así caer en el aislacionismo.  

El conflicto libio también está desatando otros dolores de cabeza a su vecina Túnez, este es el caso de los posibles nuevos flujos de refugiados libios que puedan producirse en esta nueva fase del conflicto. El presidente tunecino, Kais Saied, ha declarado en un comunicado este martes que “es probable que la situación experimente complicaciones, especialmente a la luz de la interferencia extranjera”.  Sobre la posibilidad de que aumente el número de refugiados libios o de otros países de la región, Saied ha apelado a la necesidad de “prepararse bien para todos estos acontecimientos”. El jefe de Estado también se ha dirigido a los otros Estados de la región para que se sensibilicen sobre el conflicto.

Túnez
PHOTO/AMRU SALAHUDDIEN - Los combatientes del Gobierno del Acuerdo Nacional durante enfrentamientos con las fuerzas del Ejército Nacional Libio

La frontera con Libia también guarda una peligrosidad potencial a la que el Gobierno tunecino tiene que hacer frente. Recientemente, cinco personas han sido detenidas en la localidad de Beni Khedache al tiempo que guardaban un arsenal de 35 fusiles de fabricación turca procedentes de Libia, según ha anunciado el portavoz del Ministerio del Interior de Túnez. Fueron descubiertos en el marco de una operación contra traficantes de estupefacientes. Desde el Ejecutivo tunecino se informaba este martes de que las armas incautadas iban a ser utilizadas en varios ataques terroristas programados en diferentes lugares del país; del mismo modo ha admitido que la situación en Libia y en su frontera es complicada y que la Policía y la Armada tunecina se encuentran en estado de alerta las veinticuatro horas del día.

Los países del norte de África rechazan la intervención turca

Otros Estados de la región también han expresado su postura respecto a la intervención turca en el conflicto en Libia. Por ejemplos, altos funcionarios de Argelia manifestaron este miércoles su rechazo a cualquier intervención militar en Libia, según ha recogido la agencia Asharq al-Awsat. Fuentes diplomáticas de Argelia han afirmado que Trípoli, la capital de Libia, supone una “línea roja”. 

Túnez
PHOTO/AMRU SALAHUDDIEN - Los combatientes del Gobierno del Acuerdo Nacional de Serraj se enfrentan a las fuerzas del autodenominado Ejército Nacional Libio

Estas afirmaciones se han producido después de que el presidente argelino, Abelmadjid Tebboune, recibiera el martes al ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu. En esta reunión, en la que los dos mandatarios discutieron sobre los asuntos regionales e internacionales, las autoridades argelinas han trasladado a Turquía su visión de que la intervención militar tendría “consecuencias nefastas” sobre la paz en el Magreb y el Sahel. El presidente argelino, que recibió el lunes a Sarraj, pidió a la comunidad internacional que asuma sus responsabilidades para imponer un alto al fuego en Libia y poner fin a la escalada militar. 

Por su parte, el presidente de Egipto, Abdul Fattah al-Sisi, se ha referido a las circunstancias “díficiles” por las que está pasando el norte de África y ha subrayado que nadie podrá “arrastrar” a El Cairo hacia el conflicto libio. Del mismo modo, Egipto ha rechazado la intervención turca alegando que supone una violación de las resoluciones internacionales. Egipto, Grecia, Chipre, Francia e Italia tienen prevista una reunión en la capital egipcia esta semana con el objetivo de abordar los “eventos de rápido desarrollo en Libia”, recogía la agencia argelina. 

Finalmente, el comisario del Comité para la Paz y la Seguridad de la Unión Africana (UA), Smail Chrgui, anunció que este órgano se va a reunir a principios del mes de febrero para discutir la situación libia y en el conjunto del Sahel.