PUBLICIDAD

Iberdrola

Tel Aviv se convierte en la ciudad más cara del mundo para vivir

Según un informe de The Economist, supera ya a París debido a una fuerte apreciación del séquel, la moneda israelí
tel-aviv-israel-PORTADA

PHOTO/PIXABAY  -   Tel Aviv, Israel

Un nuevo informe elaborado por la Unidad de Inteligencia de The Economist, que trabaja conjuntamente en la revista homónima, ha revelado el dato que coloca a la ciudad israelí de Tel Aviv como la ciudad más cara del mundo para vivir. La ciudad costera le ha quitado el puesto a la Ciudad de las Luces, París, que mantenía desde hace bastante tiempo este récord. Además, también ha superado a otros lugares en los que la renta es alta, como es el caso de Singapur. Cabe señalar que en los antiguos documentos publicados, Tel Aviv se encontraba en el número cinco de esta clasificación.

Tel Aviv es el centro cultural y financiero de Israel, que durante los últimos años ha sabido colocarse en una escena muy moderna y que ofrece muchas posibilidades, a la vez que una buena calidad de vida. La urbe cuenta con escenas de alta tecnología, restaurantes de talla mundial y de todos los tipos de comida, además de que al ser una ciudad costera pegada a las orillas del mar Mediterráneo se convierte en un complejo turístico que está bordeado de grandes y nuevos hoteles.

El director de la Institución Shores para la Investigación Socioeconómica del país, y además profesor de economía en la Universidad de Tel Aviv, Dan Ben-David, ha afirmado a Arab News que este hecho se debe a que los bienes y servicios que ofrece la región son más caros que en otros países. Añade también, que la ciudad es un centro que atrae a todo tipo de talento, que decide alejarse de otras zonas, y se preparan para vivir en esta urbe. Esta huida de otros lugares hace que se aumente el precio tanto del alquiler, como el de la forma de vida ya que los alimentos son más caros.

tel-aviv-israel
PHOTO/PIXABAY – Tel Aviv, Israel

“Israel es caro, y en ese sentido, Tel Aviv es más caro que otros lugares en Israel porque ahí es donde están los buenos empleos” confirmo Ben-David

Cabe recalcar, según el informe publicado, el séquel que es la monedad unitaria del país, ha crecido bastante y se ha colocado por delante incluso del dólar. Esto se debe a que es ya una de las monedas más fuertes del mundo y su valor ha aumentado gracias a la fuerte inversión extranjera, sobre todo por el sector tecnológico por el que Israel ha decidido poner su punto de mira.

Pero no todo son buenas noticias. Cientos de miles de ciudadanos llevaban décadas manifestándose en contra de los altos precios de la ciudad y sobre todo por su elevado coste de vida. Durante años varios Gobiernos han intentado reducir la aglomeración que vive la urbe, con medidas que crean empleo en otras partes de la región, pero no son efectivos.  “Es muy difícil vivir aquí. Pagas el alquiler y pagas por algo pequeño, así que es realmente difícil”, señaló a Arab News un ciudadano llamado Ziv Toledano.

tel-aviv-israel (2)
PHOTO/PIXABAY – Tel Aviv, Israel

Asimismo, el hecho de que Tel Aviv haya tenido gran relevancia a nivel mundial ha conllevado que compradores extranjeros se fijen en las oportunidades que ofrece la zona y a su vez y como consecuencia se han disparado los precios de las casas.

El problema del transporte se añade a esta situación. Ben-David también ha hablado de que la gran cantidad de gente que habita en la urbe genera una congestión en el transporte, además de añadir que la ciudad no se encuentra bien conectada con otras áreas y ciudades colindantes, por lo que hace que la población tenga que vivir obligada dentro de Tel Aviv para llegar a sus puestos de trabajos o cualquier otro de tipo de actividad. Los distintos Gobiernos llevan años intentado mejorar el transporte público y añadir más vías de transporte, pero el proceso es muy lento.

Tel Aviv es una ciudad muy moderna, con un ritmo de vida parecida a las grandes urbes europeas, en la que conviven más de cuatro millones de personas por lo que su coste de vida es bastante elevado. El precio de una familia media de cuatro integrantes se eleva a casi 4.000 séquels al mes, y para una persona independiente y sola te puede costar sobrevivir alrededor de un poco más de 1.000 séquels.