Tradición y tecnología se unen en el curso ‘La evolución en la navegación: de la cartografía de Magallanes-Elcano a los sistemas satelitales’ para sellar lazos atlánticos

Finaliza el seminario organizado por la Fundación Chile-España y la UIMP en Santander
barco

 -  

La Fundación España-Chile ha celebrado este viernes la segunda y última jornada del seminario ‘La evolución en la navegación: de la cartografía de Magallanes-Elcano a los sistemas satelitales’ en colaboración con la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (IUMP) de Santander. El Palacio de la Magdalena ha acogido un curso estival, desarrollado de forma tanto presencial como virtual, caracterizado por reunir a grandes expertos en materia cartográfica y profundizar en la materia.

La segunda jornada ha contado con la presencia, entre otros, del responsable de las relaciones con América Latina en la Dirección General de la Industria de la Defensa y del Espacio de la Comisión Europea, Luis Cuervo Spottorno; el general de Brigada y presidente de la Fundación España Digital, Fernando Davara; el contraalmirante y director de la Corporación de Patrimonio Marítimo de Chile, Víctor Zanelli; el responsable de Unidad Programas de Aplicaciones de Observación de la Tierra de Indra, Marino Palacios; el director de Gestión Tecnológica de Navantia, Joaquín de los Santos; y los doctores de Geopolítica y Cartografía e Historia de la Universidad de Salamanca, José Luis Marcello y Barriada y Jose Maria Sanz-Hermida.

cartografia

La directora ejecutiva de la Fundación Chile-España, María Ángeles Osorio, ha presentado la primera conferencia, centrada en los usos y aplicaciones de los sistemas de navegación marítimos correspondientes al Programa Espacial Europeo: Galileo y Copernicus. Por su parte, el responsable de las relaciones con América Latina en la Dirección General de la Industria de la Defensa y del Espacio de la Comisión Europea, Luis Cuervo, se ha encargado de explicar en detalle la composición y el funcionamiento de ambos. Desde Bruselas se ha impulsado la creación de varios sistemas satelitales con el objetivo de maximizar el impacto socio-económico, incrementar la competitividad y la innovación, aportar empleo de calidad y fomentar el crecimiento económico y, por último, asegurar un acceso al espacio autónomo e independiente.

“El programa Galileo es más preciso que el GPS”, ha arrancado Cuervo. Se trata de un sistema europeo de navegación y posicionamiento por satélite, independiente de los sistemas ruso y estadounidense, puesto en marcha por la Unión Europea en noviembre de 2016. En la actualidad, un total de 22 satélites operativos lo conforman. Galileo ofrece un servicio público abierto y gratuito para la navegación, aunque está regulado y encriptado para su uso institucional. Además, el sistema cuenta con un botón de búsqueda y salvamento para el rescate de personas en peligro. “Hallar la posición de un naufragio en mitad del mar se ha reducido considerablemente”, ha señalado Cuervo en este sentido. Los campos de aplicación son numerosos, y van desde la navegación marítima hasta la aviación, pasando incluso por la conducción terrestre.

cartografia

El caso de Copernicus es similar, aunque en este sistema debes estar registrado para su uso. En él hay, además, millones de mapas disponibles “y se pueden pedir a la carta”, según Cuervo. Copernicus cuenta con un servicio de seguridad marítima capaz de optimizar rutas y planificar viajes.  Antes, el responsable de las relaciones con América Latina en la Dirección General de la Industria de la Defensa y del Espacio de la Comisión Europea había subrayado que vivimos “en un mundo diferente desde el punto de vista tecnológico e industrial”. Las tendencias del mercado se inclinan hacia el internet de las cosas, el 5G, la Inteligencia Artificial, el Big Data, etc. Sin embargo, todas estas disciplinas coinciden en un aspecto fundamental en su desarrollo, pues funcionan sobre las tecnologías satelitales. Para Cuervo, ese es el motivo que explica la puesta en marcha de estos proyectos dentro de la Unión Europea. No solo es el futuro, también es el presente.

El general de Brigada y presidente de la Fundación España Digital, Fernando Davara, ha mostrado su intención “de acercar la tecnología a la sociedad” tras una eminente carrera y ha puesto en valor su correcto desarrollo y entendimiento. Para el ingeniero, atravesamos una nueva era cartográfica caracterizada por el desarrollo de los sistemas de localización a tiempo real, personalizados y multiformato, así como de la cartografía digital en web o en formato interactivo. Entre las herramientas de la cartografía digital se encuentran los sistemas de información geográfica, los de posicionamiento global, los medios sociales, los servicios web los sistemas de satélites y los sistemas de comunicaciones.

cartografia

Existen nuevos conceptos dentro de la información espacial, ya que se trata de una información que describe objetos del mundo real en términos de posición y geometría respecto de un sistema de coordenadas, sus atributos o relaciones con otros objetos. Para Davara, la cartografía ha dejado de contar con el factor humano. “No solo necesitamos tecnólogos, sino científicos y artistas”, ha remarcado, ya que para él “la tecnología no sirve para nada sin el ser humano”. 

“Aunque aumenta el grado de automatización, la inexcusable presencia humana en la toma de decisiones hace imprescindible contar con entornos de simulación y adiestramiento avanzado”, ha trasladado el director de Gestión Tecnológica de Navantia, Joaquín de los Santos, para satisfacción de Davara. Entre sus conclusiones, después de presentar el trabajo de su compañía, ha destacado que “en materia cartográfica, la digitalización de cartas y el cumplimiento de estándares que es más exigentes así como la calidad de los datos proporcionados por los distintos sensores y sistemas acusan en los últimos años una permanente evolución hacia sistemas integrados que facilite la operación del buque en entornos complejos”. Además, la irrupción en el mercado de vehículos no tripulados supone el desarrollo de nuevas aplicaciones para garantizar condiciones de navegación seguras”, un factor complejo por la inexistencia de regulación internacional.

cartografia

En última instancia y como clausura del curso, el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero Ortega, ha introducido a los doctores José Luis Marcello y Barriada y Jose Maria Sanz-Hermida. Ambos han presentado un trabajo conjunto, una obra titulada ‘Chile y el Estrecho de Magallanes’ y editada en el V centenario de la primera circunnavegación de la Tierra. En ella, se explica con el respaldo de los fondos cartográficos recogidos por la Biblioteca General de la Universidad salmantina. El broche de oro a unas jornadas que han conectado de nuevo los vínculos a ambos lados del Atlántico.