PUBLICIDAD

Iberdrola

Tras dos años de estancamiento, en Siria un remedio militar supone “una ilusión”

Según un enviado de la ONU, la detención estratégica en Siria demuestra que ningún bando se encuentra en disposición de afectar irremediablemente el resultado del conflicto que ha llegado a durar una década
Geir O. Pedersen, Enviado Especial para Siria

PHOTO/SALVATORE DI NOLFI via AP  -   Geir O. Pedersen, Enviado Especial para Siria

Debido a ello, el enviado de la Organización de las Naciones Unidas a Siria, Geir Pedersen, afirmó el jueves pasado que la idea de una posible solución militar es “una ilusión”. 

“A pesar de la violencia y el sufrimiento continuos, no ha habido cambios en las líneas del frente durante casi dos años”, agregó Pedersen. 

“Está claro que ningún actor o grupo de actores existente puede determinar la trayectoria o el resultado de este conflicto y, de hecho, la solución militar sigue siendo una ilusión”, comunicó.  

Según el enviado, “los sirios continúan sufriendo profundamente”, señalando la devastadora situación de seguridad en la que se encuentra la mayor parte del país.

 

Desplazados sirios son fotografiados en el interior de la mezquita Mosaab bin Aamir, en el barrio de Ghwayran, en la ciudad norteña de Hasakeh
PHOTO/AFP - Desplazados sirios son fotografiados en el interior de la mezquita Mosaab bin Aamir, en el barrio de Ghwayran, en la ciudad norteña de Hasakeh

Además, señaló que la violencia sigue persistiendo sin descanso, refiriéndose a los continuos ataques aéreos, los cuales, aparte de dañar la infraestructura de Idlib, han matado a miles de civiles.  

También, Pedersen nombraba los bombardeos en ambos frentes, los ataques con explosivos en la zona norte del país, la multitud de hostilidades en el noroeste y el bombardeo del mayor puerto comercial de Latakia por parte de Israel. 

Asimismo, el enviado de la ONU ha señalado los problemas de seguridad relacionados con el contrabando de drogas y los continuos ataques en la zona noroeste y en el centro del país perpetrados por el Daesh. 

De acuerdo con Geir Pedersen, el sufrimiento del pueblo sirio “se está profundizando” y empeorando debido a las frías condiciones de la temporada de invierno, señalando que “14 millones de civiles ahora necesitan asistencia humanitaria”.  

-

Además, Pedersen agrega que más de 12 millones de civiles continúan desplazados, decenas de miles detenidos, secuestrados o desaparecidos, y que la economía del país se encuentra en una situación delicada, a punto de derrumbarse.  

Debido a ello, la tasa de delincuencia, así como la criminalidad y el contrabando, están aumentando, obligando a los jóvenes a adentrarse en estos oscuros mundos, al mando de traficantes y señores de la guerra, con el objetivo de encontrar cualquier oportunidad para salir del país.  

La educación está fragmentada y gravemente degradada, al igual que las instituciones y la infraestructura en todos los ámbitos. El país sigue dividido de facto y la sociedad está profundamente fracturada. Los sirios no ven ningún progreso concreto hacia una solución política”, añadió el enviado de la Organización de las Naciones Unidas.  

El diplomático noruego puso al corriente a los 15 miembros del Consejo de Seguridad sobre las reuniones que tuvieron lugar en las últimas semanas entre representantes de la diplomacia de Reino Unido, Alemania, Irán, Turquía, Qatar y Rusia, cuyo motivo fue para debatir sobre el estado del Comité Constitucional Sirio. 

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, a la derecha, y el enviado especial de las Naciones Unidas para Siria, Geir Pedersen, antes de sus conversaciones en Moscú, Rusia, el jueves 19 de noviembre de 2020
PHOTO/Servicio de Prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia vía AP - El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, a la derecha, y el enviado especial de las Naciones Unidas para Siria, Geir Pedersen, antes de sus conversaciones en Moscú, Rusia, el jueves 19 de noviembre de 2020

El pasado mes de diciembre, Khawla Mattar, enviada adjunta de Pedersen, estuvo presente en una reunión con altos funcionarios de Rusia, Irán y Turquía, así como el Gobierno y la oposición sirios, en Kazajistán. 

Además, Mattar se reunió con los representantes tanto del Grupo de Trabajo sobre la Liberación de Detenidos y Secuestrados, como de la Entrega de Cuerpos e Identificación de Personas Desaparecidas. 

Pedersen, sobre estas reuniones, afirmó que fueron necesarias para crear nuevas propuestas, “pero lo que es absolutamente necesario es que estas ideas ahora sean seguidas, como instamos a todas las partes interesadas a hacer”. 

Asimismo, Pedersen ha estado presente en varias reuniones bilaterales con funcionarios de diferentes países, tales como Rusia, Alemania, Francia, Estados Unidos, Turquía y la Unión Europea, entre otros. 

El enviado de la ONU describió estas reuniones como “proceso continuo en el que será necesario volver a los interlocutores repetidamente a lo largo del tiempo”

El enviado especial de las Naciones Unidas para Siria, Geir Pedersen, en una conferencia de prensa antes del cuarto período de sesiones del Comité Constitucional de Siria, el 29 de noviembre de 2020
AFP/FABRICE COFFRINI  -   El enviado especial de las Naciones Unidas para Siria, Geir Pedersen, en una conferencia de prensa antes del cuarto período de sesiones del Comité Constitucional de Siria, el 29 de noviembre de 2020 

“Mi pregunta a todos los interlocutores es la misma: ¿Puedes identificar no sólo lo que exiges, sino también lo que estás dispuesto a poner sobre la mesa a cambio de pasos del otro lado?”, agregó.  

Pedersen asegura que continúa buscando “nuevas ideas de cualquier sector que puedan generar acción”, referente a las personas detenidas y desaparecidas, el regreso sin incidentes y “voluntario” de los refugiados sirios, la restauración de la economía del país que ha “colapsado después de más de una década de guerra, corrupción y mala gestión”, la lucha contra el terrorismo, y la crisis financiera que asola al Líbano, país vecino.  

Asimismo, la representante permanente de Estados Unidos ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, afirmó que la actual situación en Al-Hasakah es “un claro recordatorio” de que el Daesh “sigue siendo una amenaza real”.  

Edificios destruidos aparecen en el campamento palestino de Yarmuk, en las afueras meridionales de la capital siria, Damasco, el 25 de noviembre de 2020
AFP/LOUAI BESHARA - Edificios destruidos aparecen en el campamento palestino de Yarmuk, en las afueras meridionales de la capital siria, Damasco, el 25 de noviembre de 2020

“En este contexto, EAU apoya el llamado del secretario general de las Naciones Unidas y el enviado especial para Siria para alcanzar un alto el fuego inmediato en todo el país, y enfatizamos la importancia de mantenerlo y sostenerlo”, declaró el representante permanente adjunto de los Emiratos Árabes Unidos ante la ONU, Mohammed Abushabab.  

Siria se ha visto envuelta en una atroz guerra civil desde principios de 2011, después de que el régimen de Bashar al Assad reprimiera unas protestas a favor de la democracia en el país con una gran violencia.