PUBLICIDAD

Iberdrola

Tras tomar la ciudad de Jersón, el Ejército ruso se dirige a Odesa

La ofensiva se concentra en el sur de Ucrania, aunque también continúan los ataques contra Kiev y Járkov
PHOTO/AP  -   Un convoy de vehículos blindados rusos avanza por una carretera en Crimea, el martes 18 de enero de 2022

PHOTO/AP  -   Un convoy de vehículos blindados rusos avanza por una carretera en Crimea, el martes 18 de enero de 2022

Una semana después de que comenzase la invasión de Ucrania, el Ejército de Rusia ha capturado la ciudad de Jersón, un punto clave a nivel estratégico. Jersón, la primera gran victoria de Moscú desde que inició la ofensiva, se encuentra a orillas del río Dniéper, cerca de su desembocadura en el mar Negro. De esta manera, las tropas rusas intensifican sus esfuerzos por controlar el sur del país y el litoral del mar Negro.

Tras esta conquista, el Ejército ruso se dirige ahora a Odesa, la ciudad portuaria más importante de Ucrania y la tercera más grande del país. La inteligencia de Estados Unidos ha asegurado que se están trasladando buques de guerra desde Crimea, anexionada por Moscú, hacia Odesa. También el Ejército ucraniano ha afirmado que una flota rusa formada por 4 buques de asalto anfibio se dirige hacia la ciudad.

REUTERS/VIACHESLAV RATYNSKYI - Civiles se entrenan para lanzar cócteles molotov para defender la ciudad, mientras continúa la invasión rusa de Ucrania, en Zhytomyr, Ucrania 1 de marzo de 2022
REUTERS/VIACHESLAV RATYNSKYI - Civiles se entrenan para lanzar cócteles molotov para defender la ciudad, mientras continúa la invasión rusa de Ucrania, en Zhytomyr, Ucrania 1 de marzo de 2022

De cara al este, las ciudades que causan preocupación son Melitopol y Mariupol, ambas a orillas del mar de Azov. Las autoridades rusas aseguran haber tomado Melitopol después de “no encontrar resistencia”. No obstante, los ciudadanos han salido a las calles a protestar contra la ocupación rusa con banderas nacionales y entonando el himno nacional.

Por otro lado, se mantiene la ofensiva contra Mariupol. De acuerdo con Reuters, el comandante separatista de Donetsk, Eduard Basurin, aseguró a la agencia Interfax que las fuerzas rusas podrían intensificar los bombardeos sobre la ciudad en caso de que el Ejército ucraniano no deje las armas.

La ciudad, aislada por las tropas rusas, se encuentra en un estado crítico. El periodista ucraniano Illia Ponomarenko del medio The Kyiv Independent asegura que la localidad está sufriendo cortes de energía y de comunicaciones. “Los rusos bombardean sin descanso”, escribió en Twitter.

REUTERS/SERHII NUZHNENKO - Una vista muestra vehículos militares destruidos en una calle, mientras continúa la invasión rusa de Ucrania, en la ciudad de Bucha en la región de Kiev, Ucrania, 1 de marzo de 2022
REUTERS/SERHII NUZHNENKO - Una vista muestra vehículos militares destruidos en una calle, mientras continúa la invasión rusa de Ucrania, en la ciudad de Bucha en la región de Kiev, Ucrania, 1 de marzo de 2022

El alcalde de Mariupol, Vadim Boichenko, por su parte, anunció que la población de la localidad pasaría la noche del miércoles sin suministro de agua, calefacción y electricidad ante el daño que han causado los constantes bombardeos rusos a las instalaciones eléctricas, áreas residenciales y otros puntos críticos de la ciudad, según informa Europa Press.

Boichenko también ha informado sobre las bajas entre la población local. “El número de civiles heridos crece cada día. Hay 128 personas en los hospitales. Nuestros médicos ya ni siquiera van a casa, ellos también son nuestros héroes”, declaró a la agencia ucraniana UNIAN.

AP/PAVEL DOROGOY  -   Vista de la plaza central tras el bombardeo del edificio del Ayuntamiento en Járkov, Ucrania, el martes 1 de marzo de 2022
AP/PAVEL DOROGOY - Vista de la plaza central tras el bombardeo del edificio del Ayuntamiento en Járkov, Ucrania, el martes 1 de marzo de 2022

A pesar de que Moscú centre ahora la invasión sobre el sur, otras ciudades del país continúan sufriendo contantes bombardeos, como Járkov o Kiev. Para tratar de detener el avance ruso hacia la capital, el Ejército ucraniano ha bombardeado el puente de Irpin, una de las principales entradas a Kiev.

Mientras, el centro de la capital ha sufrido bombardeos durante la madrugada. Los barrios de Goloséevo, en el sur de la ciudad; y Pecherska, en el centro han sido uno de los puntos donde más se han sentido las explosiones, así como en la estación del metro Druzhba Narodov, según informa UNIAM. Igualmente han caído misiles cerca de la estación de trenes de Kiev.

En Járkov se intensifican los ataques, aunque las fuerzas ucranianas continúan resistiendo. La segunda ciudad más gran del país y de mayoría rusoparlante ha sufrido graves bombardeos en edificios gubernamentales, así como en un hospital militar y en la universidad de la ciudad, fundada en 1805. El alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, destacó que estos ataques contra infraestructuras civiles “violan las leyes de la guerra”, según informa EFE.