Tren expreso para Europa

El “Connecting Europe Express” recorre cien ciudades europeas hasta el 7 de octubre
Connecting Europe Express

 -  

Cinco semanas de viaje entre el 2 de septiembre y el 7 de octubre, 10.000 kilómetros de recorrido y paradas ceremoniales en cien ciudades de la Unión Europea, tal es el programa del “Connecting Europe Express”, un tren especial creado en el marco del Año Europeo del Ferrocarril. Salida en Lisboa y llegada en París tras haber atravesado gran parte del continente hasta el mar Báltico, cruzar una quincena de países y conectar simbólicamente Lisboa, Liubliana y París, las tres presidencias portuguesa, eslovena y francesa del Consejo de la Unión Europea. Durante el viaje se celebrarán numerosos debates y conferencias sobre la política de infraestructuras de la UE, y el papel de la red transeuropea de transporte.

Antes del banderazo de salida en la capital lusitana la comisaria de Transportes, Adina Valean, declaraba que “el ferrocarril ha conformado nuestro pasado común. Pero el ferrocarril también es el futuro de Europa, nuestro camino hacia la mitigación del cambio climático y la recuperación económica tras la pandemia, a medida que construimos un sector del transporte neutro en carbono”. 

La comisaria quiere que las cinco semanas de viaje conviertan al “Connecting Europe Express” en un laboratorio y foro de debate público en movimiento sobre cómo hacer del ferrocarril el sistema de transporte preferido, tanto para pasajeros como para las empresas. “Esperamos que nos den una calurosa bienvenida cuando paremos en una estación cercana”, decía Adina Valean para espolear la acogida del tren especial, muchos de cuyos actos serán transmitidos en directo, vía streaming, para todo el mundo. 

Connecting Europe Express

La iniciativa es el resultado de una cooperación única entre la Comisión Europea y la Comunidad de Ferrocarriles Europeos (CCFE), los operadores, los administradores de infraestructuras y muchos otros socios a escala local y de la UE.

El actual presidente de la CCFE, que es el director ejecutivo de la empresa ferroviaria federal de Austria, Andreas Matthä, destaca que la iniciativa resume el éxito de este Año Europeo del Ferrocarril, al tiempo que señala los retos comunes: “Los miembros de la CCFE están comprometidos para que el Pacto Verde sea un éxito. Un sector ferroviario europeo fuerte es vital para alcanzar los objetivos climáticos de la UE”.

Connecting Europe Express

Cambiar las mercancías de la carretera al ferrocarril 

Andreas Matthä reconoce que aún existen demasiadas barreras técnicas en el transporte ferroviario transfronterizo, y aboga por impulsar el desplazamiento del transporte de mercancías de la carretera al ferrocarril, ofrecer servicios eficientes a los viajeros pendulares y ampliar el transporte internacional de viajeros por ferrocarril de larga distancia con servicios diurnos y nocturnos. 

Debido a los diferentes anchos de vía en Europa, el “Connecting Europe Express” se compone en realidad de tres trenes: el ibérico, el estándar y el báltico, que se encontrarán a lo largo del trayecto. El proyecto supone así un nuevo recordatorio de la falta de interoperabilidad entre varias partes de la red ferroviaria europea, una rémora que debería estar ya solucionada desde hace tiempo.

Connecting Europe Express

Los vagones han sido proporcionados por diferentes empresas ferroviarias europeas. El tren ibérico, que inicia la ruta en Lisboa y atraviesa España ha sido proporcionado por el operador español Renfe, mientras que LTG, de Lituania, llevará el tren por los países bálticos. Un vagón facilitado por MAV (Hungría) acogerá la exposición móvil organizada por la Agencia Europea del Clima, Infraestructuras y Medio Ambiente (CINEA) y la empresa Shift2Rail. Hará una demostración de las numerosas tecnologías e innovaciones existentes que mejoran la experiencia ferroviaria. El vagón de conferencias ha sido aportado por la SNCF (Francia), dos vagones normales para pasajeros han sido puestos a disposición por la DB (Alemania) y la SBB (Suiza), el vagón restaurante por FS (Italia) y el coche cama por la ÖBB (Austria). 

Tanto la comisaria Valean como los miembros de la CCFE animan a todos los entusiastas del ferrocarril a recibir al tren y demostrar que efectivamente es el medio de transporte a escala europea del futuro.