Tres detenidos en Brasil como responsables de uno de los incendios del Amazonas

Continúan las investigaciones policiales acerca de los persistentes incendios en la selva amazónica.
Bolsonaro_Amazonas_Detenidos_Brasil

AFP/PRESIDENCIA BRASILEÑA/MARCOS CORREA  -   Jair Bolsonaro, presidente de Brasil durante una reunión con los gobernadores de la región amazónica en el Palacio de Planalto en Brasilia, el 27 de agosto de 2019.

Un operativo de la Policía Civil del estado de Pará, al norte de Brasil, localizaba y arrestaba como sospechosos por los incendios del Amazonas a tres individuos acusados de provocar incendios que devastan 5.000 hectáreas de selva. Pará es actualmente uno de los tres estados brasileños más afectados por el fuego.  

Desde el municipio de Sao Félix do Xingú, el comisario José Humberto Melo informaba de la identificación de los sospechosos, dos hermanos propietarios de la Hacienda Ouro Verde, dentro del Área de Protección Ambiental Triunfo do Xingú, junto con el gerente de la misma. Los tres detenidos responderían ante la Justicia brasileña por delitos de daños al medioambiente, polución, incendio y asociación criminal solo por los incendios causados. Sin embargo, el operativo policial encontraba, también, en la Hacienda Ouro Verde, trabajadores en condiciones de esclavitud y un revólver sin documentación, de acuerdo a EFE.  

En el marco de la operación “Labaredas”, se está llevando a cabo una investigación para identificar a los responsables de los incendios. Se sospecha que el trío recientemente detenido habría organizado y pagado un dispositivo de cincuenta hombres para provocar las quemas de las hectáreas próximas a la Hacienda. 

Brasil_Amazonas_Detenidos
AP/ERALDO PERES - Un incendio en el camino hacia el Bosque Nacional Jacunda, cerca de la ciudad de Porto Velho, en la región de Vila Nova Samuel, que forma parte de la Amazonia brasileña, el lunes 26 de agosto de 2019.  

El pulmón del planeta, que lleva sufriendo por el fuego natural y premeditado desde comienzos de este año, tiene incendios localizados en áreas de preservación de la selva correspondiente a esa región de selva Amazónica. De acuerdo con el investigador del INPE, Alberto Setzer, la oleada de incendios no puede ser atribuida en exclusiva a la encontrarse en plena temporada de alerta por fuegos, afirmando que, respecto a las temporadas anteriores “no hay nada anormal en el clima este año o las lluvias en la región amazónica”.  

El Gobierno de Brasil continua esta semana con la implantación de nueva medidas para poner freno a la situación con la prohibición del uso de fuego para preparar las tierras para la siembra por un período inicial de sesenta días. “Aunque la tala y quema de los terrenos en la Amazonia está permitida bajo determinadas normas, y es una práctica común, usada hasta por los indígenas, la medida busca evitar que surjan nuevos focos de incendio, en momentos en que las autoridades empiezan a controlar las llamas”, según informa EFE. Es una práctica que los agricultores consideran esenciales para el mantenimiento de nuevas cosechas y animales. A este respecto, una productora local  propietaria de una hacienda, a 80 kilómetros de Porto Velho, afirmaba que “si nosotros no sacamos todos los árboles y toda la vegetación, si no quemamos el terreno, no se produce nada. La cosecha no va adelante”. 

"Conforme a estudios de la organización no gubernamental Instituto de Investigación Ambiental de la Amazonía (IPAM), de los 27.000 focos de incendio registrados en la Amazonía brasileña en lo que va de agosto, la mayoría están relacionados con la deforestación en la región, que alcanzó los 2.254,8 kilómetros cuadrados en julio, un volumen un 278 % superior al del mismo mes del año anterior”, recoge la Agencia Efe. 

Brasil_Amazonas_Incendio
AFP/JOAO LAET - Incendios forestales en Altamira, estado de Pará, Brasil, el 27 de agosto de 2019. 

Brigadas especiales de agentes de policía militarizada, bomberos y peritos, entre otros, componen el despliegue de refuerzos ordenado por el presidente brasileño, Jair Bolsonado. Un refuerzo que asciende a 40.000 militares cuya misión es la disminución de los focos de incendios en la selva amazónica. 

El presidente tomaba su cuenta de Twitter para manifestar su intercambio de conversaciones con mandatarios. En un tweet de respuesta al presidente estadounidense, Donald Trump, Bolsonaro manifestaba el éxito combatiendo los incendios y posicionaba a Brasil como un referente internacional en desarrollo sostenible. También recalcó la siguiente afirmación: "Agradezco a (el presidente de Chile, Samuel) Piñera, a España a (el presidente de Estados Unidos, Donald) Trump por defender en el G7 a Brasil. El Amazonas es muy importante y el 6 de septiembre en Leticia, Colombia, estaremos con los presidentes de Perú y Ecuador para pensar y discutir sobre ese asunto”

En contraposición a estas declaraciones, Bolsonaro tachaba de limosna los veinte mil millones de dólares que ofrecía como ayuda el presidente francés, Emmanuel Macron, afirmando que “Brasil vale mucho más que veinte millones de dólares. Muéstrenme una hectárea replantada y yo sé que ese dinero en su mayoría es para los 'oenegeros'. Es poco lo que se destina para la reforestación”.