Trump ataca duramente a Pelosi y los demócratas en una carta explosiva

El presidente de Estados Unidos afea con términos bastante contundentes a sus rivales políticos que hayan procedido con el impeachment
Donald Trump ha endurecido el tono contra los demócratas a medida que avanza el proceso de impeachment

AFP/BRENDAN SMIALOWSKI  -   Donald Trump ha endurecido el tono contra los demócratas a medida que avanza el proceso de impeachment

Donald Trump ha descargado un fuerte golpe dialéctico sobre el Partido Demócrata y sus principales representantes. El presidente estadounidense ha enviado una carta a Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes, para manifestar su más absoluto rechazo al actual proceso de impeachment puesto en marcha por los demócratas. El presidente no se muestra parco en hipérboles e insultos. El escrito, que está salpicado de faltas de ortografía, signos de exclamación y mayúsculas, ha sido publicado en el portal de la Casa Blanca horas antes de que se produzca la gran votación para procesar al mandatario en la Cámara Baja del legislativo. 

Este impeachment representa un abuso de poder inconstitucional y sin precedentes por parte de los legisladores demócratas”, comienza Trump. Esta táctica es ya un clásico en la estrategia de comunicación del expresidente: verter sobre sus rivales aquellas acusaciones que se le achacan a él para, de este modo, aparecer como una víctima de, como él lo llama, una “caza de brujas”. “Se proporcionaron más garantías procesales a las acusadas durante los juicios de Salem”, se despacha Trump, que repite exabruptos similares en gran parte del documento. 

A medida que avanza la carta, se esfuerza en presentar la maniobra demócrata como una persecución motivada por cuestiones partidistas. El actual inquilino de la Casa Blanca trata por todos los medios de erosionar las bases legales en las que se apoya la investigación: “Los artículos de impeachment introducidos por el Comité Judicial de la Cámara no son reconocibles bajo ningún estándar de teoría, interpretación o jurisprudencia constitucionales. No incluyen crímenes, ni conductas inadecuadas, ni ofensas de ningún tipo. ¡Han abaratado la importancia de esa fea palabra, impeachment! [sic]”.

El citado Comité ha presentado formalmente las acusaciones de abuso de poder y obstrucción al Congreso, ambas contempladas por la salvaguarda constitucional para procesar al presidente. Se le acusa de haber presionado al presidente de Ucrania Vladímir Zelensky para que investigase un escándalo de corrupción que afecta a Joe Biden, uno de los candidatos demócratas favoritos para hacerse con la nominación presidencial en 2020. Trump niega la mayor y asegura que la conversación que mantuvo con su homólogo europeo durante el pasado mes de julio fue “absolutamente inocente”. Ha negado que existiesen ni coacción, ni favores mutuos entre ambas Administraciones en ninguna de sus formas.

El magante neoyorquino acusa a los demócratas de querer sacarlo de la Casa Blanca a cualquier precio y carga contra diversos congresistas. Acusa, entre otras, a la presidenta Pelosi de mentir cuando afirmó que rezaba todos los días por el presidente y le espeta: “¡Es algo terrible lo que está haciendo, pero es usted la que tendrá que vivir con ello, no yo!”. Trump también arremete contra lo que él denomina “el Fraude Ruso” -en referencia a la investigación sobre las posibles injerencias en las presidenciales de 2016- y contra el exdirector del FBI James Comey, a quien considera “uno de los policías más sucios que nuestra Nación haya visto”. También responsabiliza a los demócratas de la profunda y creciente polarización política que se ha instaurado en la sociedad.

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes y uno de los objetos de la furia de Trump
AP/JOSE LUIS MAGANA - Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes y uno de los objetos de la furia de Trump

Como viene haciendo desde que accedió a la Presidencia, el presidente emplea un tono estridente e irrespetuoso con sus rivales políticos; un estilo que utiliza habitualmente en los mensajes que suele escribir en su cuenta de Twitter. “Cualquier miembro del Congreso que vote en apoyo del impeachment -y contra cualquier atisbo de verdad, hechos, pruebas y principio de legalidad- estará demostrando hasta qué punto vilipendia a sus votantes y con qué sinceridad detesta el orden constitucional de América”, apostilla el presidente, que también insulta a los ciudadanos que sí apoyan que se procese al mandatario: “No hay una sola persona inteligente que se crea lo que ustedes están diciendo”.

La diatriba de Trump -una más en su historial- se produce unas horas antes de que la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, vote en sesión plenaria a favor o en contra de las acusaciones formuladas por el Comité Judicial. Se prevé que los cargos salgan adelante y que la investigación, entonces, sea trasladada al Senado para su fase definitiva. En la Cámara Alta, son los republicanos quienes disfrutan de mayoría. Además, sería precisa una mayoría cualificada para destituir a Trump, por lo que es muy dudoso que el intento de destitución vaya a prosperar. El presidente también se refiere a este apartado. “Nuestro partido está más unido que nunca”, ha advertido. Trump, además, confía en que las urnas castiguen “este intento de golpe de Estado ilegal y partisano, solo impulsado por el resentimiento reciente”.

Es un signo más que evidente de que el político republicano está ya en campaña para conseguir la reelección, pero, desde luego, no el único. En una amplia sección del escrito, Trump ha buscado desviar la atención del asunto del impeachment para dar más importancia a las medidas que ha tomado su Gobierno, con recado incluido para sus oponentes: “No hay nada que me gustase más que dejar de llamarles los Demócratas Que No Hacen Nada [Do-Nothing Democrats]. Por desgracia, no creo que nunca vayan a brindarme tal oportunidad”.

“Es realmente perverso”, ha comentado al respecto Nancy Pelosi, a quien iba dirigida la carta. El candidato a las primarias demócratas Joe Biden, otro de los interpelados por el presidente, ha publicado en su perfil de Twitter un duro mensaje contra el dirigente: “Cada día que Donald Trump se sienta en el Despacho Oval, demuestra sus niveles de inadecuación moral para liderar nuestro país. Debemos convertirlo en un presidente de un mandato”. No obstante, muchos analistas avisan de que, en caso de que Trump eluda la destitución, cosa que ocurrirá si no hay una sorpresa mayúscula, puede salir reforzado de cara a los comicios presidenciales del próximo año.