PUBLICIDAD

Iberdrola

Túnez: la inflación se dispara y amenaza al Gobierno de Saied

La situación económica del país se convierte en uno de los principales desafíos del Gobierno tunecino
tunez-inflacion-economia

AFP/ FETHI BELAID  -   Mercado de Halfaouine, cerca del centro de Túnez

Túnez ha finalizado el mes de agosto con una tasa de inflación del 8,6%, un 0,4% más que en julio. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística, este incremento se debe principalmente al aumento de precios de los alimentos y las bebidas. El valor de la carne de ave ha subido un 9,4%, mientras que la carne de res un 1,6%; por otro lado, el precio de los huevos se ha elevado un 2,8% y el del pescado un 1,8%. Asimismo, al igual que muchos países de la región, Túnez ha experimentado un incremento en el precio de los derivados de los cereales.

La inflación afecta también a los precios de los muebles, equipos y servicios del hogar -de un 10,6% a un 11,3% en agosto-, y al valor de los materiales y servicios educativos -de un 9,8% a 10%-. Lo único que no se ha visto alterado por la subida de los precios ha sido la ropa y el calzado, que disminuyeron un 4,5% en comparación con el mes anterior debido al inicio de las rebajas de verano.

tunez-inflacion-economia
REUTERS/JIHED ABIDELLAOUI - Túnez está sumido en una profunda recesión. El aumento de los precios y la pérdida de puestos de trabajo han perjudicado a familias que ya tenían problemas antes de la pandemia de coronavirus

Durante los últimos meses, el país norteafricano ha experimentado un aumento progresivo de los precios a pesar de que el Banco Central de Túnez aumentó su tasa de interés en 75 puntos para tratar de contener este ascenso. Desde mayo, que se alcanzó una tasa de inflación del 7,8%, la subida de precios ha continuado. Junio cerró con un índice de 8,1%, julio con un 8,2% y, finalmente, agosto con un 8,6%.

Túnez, al igual que otros países, está sufriendo una grave crisis económica acentuada por las consecuencias de la pandemia del coronavirus, así como por el alto coste de la energía y otros bienes básicos a consecuencia de la guerra en Ucrania.

tunez-economia
REUTERS/JIHED ABIDELLAOUI - Un trabajador llena un coche de combustible en una gasolinera en Túnez

Este escenario económico está provocando un fuerte descontento social en el país, algo de lo que ya habían advertido analistas poco después de que comenzase la invasión rusa sobre Ucrania. La situación pospandemia, unido al alza de precios de la energía y los cereales por la guerra, podría provocar importantes oleadas de protestas en los países más afectados. Tal y como señala Kamal Alam, analista del Atlantic Council, a CNBC “la inflación y la economía, más que la libertad política, son clave”. “La primera y principal razón de los disturbios en el mundo árabe es siempre la falta de movilidad económica”, añade.

El Gobierno tunecino encabezado por Kais Saied se enfrenta a un gran desafío. Incluso aquellos ciudadanos que apoyaron al presidente en julio de 2021 después de suspender el Parlamento y comenzar a gobernar por decreto se quejan de la situación económica actual y de la incapacidad del Ejecutivo para hacer frente al alza de precios.

tunez-kais-saied
AFP/ FETHI BELAID - El presidente de Túnez, Kais Saied, ofrece una rueda de prensa tras la sesión de clausura de la octava Conferencia Internacional de Tokio sobre el Desarrollo de África (TICAD) en Túnez, el 28 de agosto de 2022

Dentro del Gobierno, la primera ministra Najla Bouden es la encargada de los asuntos económicos y financieros. De hecho, es Bouden quien lidera las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional para acordar un programa de ayuda económica valorado en 4.000 millones de dólares.

tunez-najla-bouden
AFP/ERIC PIERMONT - La primera ministra tunecina, Najla Bouden, en la Conferencia de Verano del Medef La REF 2022 en el Hipódromo de Longchamp, en París, el 30 de agosto de 2022

A pesar de que el Ejecutivo trata de eludir su responsabilidad, el pueblo tunecino ha trasladado este problema a la agenda gubernamental. De acuerdo con datos de estadísticas oficiales recogidos por The Arab Weekly, el alza de precios y el deterioro del nivel de vida de la población ha desplazado a la situación política dentro de las preocupaciones de la sociedad tunecina.

No es para menos. Tal y como señala el economista tunecino Radhi Meddeb al medio árabe, la tasa de inflación actual es la más alta desde abril de 1986. Asimismo, según el activista político y exministro Rachid Kechrid, la inflación real que experimentan los ciudadanos podría ser más alta que el índice oficial. “De acuerdo con la sensación los consumidores, la tasa de inflación está por encima del 20%”, indica.

tunez-inflacion
REUTERS/JIHED ABIDELLAOUI - Mercado de Sidi Bahri en Túnez

A pesar de que muchos países se encuentran una situación similar debido a la guerra y las consecuencias de la pandemia, Kenchrid considera que la inflación de Túnez no debe ser “aceptable”. “Europa enfrenta presiones inflacionarias, pero también continúa viendo tendencias de crecimiento que disminuyen el impacto de la inflación en el Estado”, explica.

tunez-economia
REUTERS/ZOUBEIR SOUISSIA - Billetes de 10 dinares que representan a la primera mujer médico del país, Tawhida Ben Cheikh

No obstante, la inflación no afecta a todos los productos de la misma manera. Los precios controlados por el Estado -que se aplican a menos de un tercio de los productos- han aumentado menos del 1%, mientras que otros bienes han experimentado un incremento de más del 14%, según datos oficiales.

“La crisis actual es el resultado de malas políticas y decisiones tomadas desde 2011 por los sucesivos gobiernos”, destaca el analista financiero Ezzedine Saidane, citado por el periódico árabe. Saidane cuestiona también el papel que puede tener el Banco Central para tratar de solucionar la crisis. El analista recuerda que, a pesar de la independencia de la institución financiera, “no protegió al país del endeudamiento excesivo, la inflación, la desaceleración económica, la quiebra de miles de empresas, la pérdida de empleos o la depreciación de la moneda nacional”.

tunez-economia
REUTERS/ZOUBEIR SOUISSIA - Banco Central de Túnez

Lo mismo ocurre con el posible préstamo del FMI. El fondo millonario podría no ser suficiente para superar la actual crisis, ya que el acuerdo entre Túnez y la organización financiera requiere medidas de austeridad que podrían provocar incluso una subida de los precios controlados por el Estado.

Otra cuestión que obstaculiza la recuperación económica es la visión de Saied hacia los negocios. Según The Arab Weekly, los críticos con el presidente subrayan que para Saied los negocios no son un motor de crecimiento, sino una fuente de corrupción e inequidad social. Como consecuencia, el crecimiento económico durante la última década se estima en apenas un 1,8%.

tunez-inflacion
REUTERS/JIHED ABIDELLAOUI - Saiid Najjar, propietario de una tienda de comestibles, atiende a un cliente en Túnez

De acuerdo con Hamza Meddeb, analista del Carnegie Middle East Center, la actual situación de inflación se debe “a la debilidad de la producción en Túnez”. Tal y como resalta, el país no podrá paliar las presiones inflacionarias “sin un repunte de la oferta del mercado, un retorno a la producción en el sector agrícola, industrial y de servicios”.

Medded también advierte que, en un país tan profundamente polarizado como Túnez, la inflación puede ser clave para la estabilidad del país. “Túnez se encuentra en un punto de inflexión histórico”, añade.