Turquía pretende mandar más mercenarios sirios a Libia

El pasado martes fue interceptado por las fuerzas libias uno de los barcos de Turquía con base en el este del Mediterráneo
Atalayar_ Turquía mercenarios

AFP/ADEM ALTAN  -   El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan

Turquía tiene la intención de enviar un nuevo lote de mercenarios sirios a Libia durante los próximos días, según ha revelado SAHR (Observatorio Sirio de Derechos Humanos) a principios de diciembre. Afirman que hacía más de 20 días que las facciones sirias pro-Ankara se detuvieron tras el regreso del anterior lote de Libia a Siria a mediados de noviembre.

Se ha confirmado que Turquía tiene la intención de mandar de nuevo a mercenarios a Libia, habiendo sido hasta el momento 18.000 los enviados anteriormente. 

Recep Tayyip Erdogan decidió intervenir directamente en la guerra civil de Libia en diciembre del año pasado paya apoyar al GNA (Gobierno de Acuerdo Nacional), según el Observatorio Sirio de DD.HH.

También afirman que un total de 10.750 volvieron tras completar sus contratos y sus salarios. Éstos últimos rondan entre los 1.500 euros llegando a los 4.000 para los heridos y 10.000 para las familias de los fallecidos en combate.

Entre estos mercenarios se han contado hasta 350 niños menores de edad, quienes fueron reclutados por el Sultán Murad que se aprovechó de sus dificultades personales. Se ha informado de la misma forma que el número de muertos roza los 500.

Atalayar_Mercenarios sirios
FP/Bakr Alkasem  - Combatientes sirios respaldados por Turquía

Además de los sirios, SOHR confirma que alrededor de 2.500 tunecinos - muchos de los cuales están vinculados a grupos yihadistas - forman parte de los mercenarios privados enviados a Libia por Turquía.

Turquía ya había enviado con anterioridad a combatientes a Libia y Azerbaiyán. Además, se está preparando para enviarlos a Cachemira para luchar contra India, al mismo tiempo que a Karabaj, sur de Kurdistán y Yemen, según ANF News. 2.580 fueron los soldados sirios enviados a Azerbaiyán para la guerra con Armenia, de estos 342 volvieron renunciando a todo. 

El pasado martes se interceptó uno de los barcos de Turquía por las fuerzas libias con base en el este del Mediterráneo. "Atacar los intereses turcos en Libia tendrá graves consecuencias, y estos elementos (que atacan los intereses turcos) serán vistos como objetivos legítimos", afirmó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía en un comunicado. Advirtió sobre posibles represalias y se mantienen en que se les debe permitir continuar con el viaje hacia el oeste de Libia.