Turquía suministrará a Israel material médico para afrontar la pandemia del coronavirus

Bajo la condición de que se preste asistencia a la Autoridad Palestina
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, durante una conferencia de prensa en Estambul, Turquía, el 3 de febrero de 2020

PHOTO/REUTERS  -   El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, durante una conferencia de prensa en Estambul, Turquía, el 3 de febrero de 2020

Tres aviones de carga israelíes aterrizaron en la base militar de Incirlik, en la ciudad turca de Adana, en el marco de los preparativos para transportar grandes cargamentos de equipamiento médico a Israel de cara a la lucha contra la enfermedad COVID-19, a pesar de las tensas relaciones existentes entre Israel y Turquía, país este que ha venido apoyando incondicionalmente la causa de Palestina. 

Diversos medios de comunicación hebreos informaron que las aeronaves esperan el abastecimiento de una gran remesa de máscaras, trajes protectores y guantes esterilizados y se espera que la carga sea transportada finalmente el próximo jueves. El Mossad, servicio de inteligencia israelí, recibió el encargo por parte del Ejecutivo nacional de coordinar un comité encargado de desarrollar el envío de suministros médicos para afrontar la COVID-19, una lacra que deja actualmente en Israel más de 100 muertos y en torno a 11.000 casos diagnosticados. 

En esta línea, se habla ya de una especie de ‘diplomacia del coronavirus’ entre el régimen turco de Recep Tayyip Erdogan y el Gobierno en funciones de Benjamin Netanyahu, a pesar del fuerte apoyo otomano a los palestinos, grandes enemigos regionales del Estado israelí. 

Según el canal norteamericano Bloomberg, el Gobierno turco acordó vender suministros médicos, incluyendo mascarillas, vestimenta de protección y guantes esterilizados, por “razones humanitarias”; esperando que Israel permita, a su vez, que un cargamento similar de ayuda turca llegue a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), sin imponer ningún tipo de obstáculo, como declaró un alto funcionario turco al medio ruso RT.

El equipo médico adquirido por Israel fue comprado de cara a surtir a varios hospitales nacionales, incluido el Hospital Shaari Tzedek en Jerusalén.

Médicos en Israel ante el coronavirus
AFP/JACK GUEZ - Médicos en Israel ante el coronavirus

Parece ser que afloran, en relación con este caso, ciertas incongruencias ante la actitud del presidente Recep Tayyip Erdogan, quien comercia y también estrecha lazos con Palestina y que ofrece soporte ahora a Israel ante la pandemia actual; además de interferir decisivamente en conflictos armados en otros países de Oriente Medio y el norte de África, como es el caso de Siria y Libia respectivamente. 

En lo que puede ser un intento de atenuar la repercusión de esta ayuda otorgada a Israel, Erdogan ha exigido que parte de la carga llegue también a los territorios palestinos, que sufren un bloqueo decretado por Israel desde hace ya muchos años; embargo que origina una grave crisis socioeconómica en regiones como las de Gaza y Cisjordania.  

Diversos medios de comunicación israelíes apuntaron que esta condición de transferir parte de la ayuda a los palestinos no formaba parte del acuerdo inicial. Un pacto que se selló entre el Estado israelí y el Ejecutivo turco, representado por el ministro de Salud, Fahrettin Koca, quien reconoció las conversaciones con las autoridades hebreas: “Las conversaciones con Israel continúan para el envío”.

Las dos naciones han venido protagonizando un intercambio de ataques a lo largo de los años y redujeron sus lazos diplomáticos durante el tiempo que el presidente Recep Tayyip Erdogan lleva en el cargo; sobre todo a partir del incidente del Mavi Marmara, en el que 10 civiles murieron enfrentados con comandos israelíes en una flotilla turca que se dirigía a la Franja de Gaza en 2010 con intención de romper el bloqueo.

El año pasado, el enviado de Israel en la Organización de Naciones Unidas (ONU) declaró que Turquía es un “centro regional para el terrorismo” y que Erdogan ha estado “desestabilizando la región a través de la violencia y apoyando a las organizaciones terroristas”.

Por su parte, el representante turco ante la ONU, Feridun Sinirlioglu, respondió que el Gobierno de Israel había sido “secuestrado por un estado mental terrorista”.

Una ambulancia llega a la unidad de enfermedades infecciosas del Centro Médico de Sheba, en la ciudad israelí de Ramat Gan el 28 de febrero de 2020
AFP/JACK GUEZ - Una ambulancia llega a la unidad de enfermedades infecciosas del Centro Médico de Sheba, en la ciudad israelí de Ramat Gan el 28 de febrero de 2020
La ONU preocupada por la situación de los palestinos frente al coronavirus

El coordinador especial de la ONU para el Proceso de Paz de Oriente Medio, Nickolay Mladenov, alertó de que el impacto socioeconómico del coronavirus en los territorios palestinos ocupados puede amenazar la viabilidad de la Autoridad Nacional Palestina, que es "vital para la seguridad y bienestar tanto de palestinos como de israelíes".

"Estoy preocupado por las consecuencias socioeconómicas de la crisis sanitaria de la COVID-19 en el pueblo palestino, particularmente en las comunidades vulnerables de Gaza", remarcó Mladenov, quien añadió que, además de las implicaciones sanitarias, habrá un duro golpe a las economías palestina e israelí, que tendrá "profundas implicaciones en el bienestar, empleo, cohesión social y estabilidad financiera e institucional".

El representante de la ONU es consciente de que el Gobierno palestino tiene un "muy limitado control de su economía", sin las herramientas fiscales y monetarias convencionales para poner remedio a la crisis, controladas por Israel, y recordó que "preservar la estabilidad y funcionamiento de la ANP es vital para la seguridad y el bienestar tanto de palestinos como de israelíes".