Turquía y Qatar amplían su acuerdo de intercambio de divisas

Ankara recibirá hasta 10.000 millones de dólares en reservas para apuntalar su moneda
Billetes de dólares estadounidenses y liras turcas en una tienda de cambio en Azaz (Siria)

REUTERS/ KHALIL ASHAWI  -   Billetes de dólares estadounidenses y liras turcas en una tienda de cambio en Azaz (Siria)

El Banco Central de Turquía ha anunciado una ampliación del acuerdo de intercambio de moneda local por divisas (swap) firmado con Qatar en la crisis monetaria a la que Ankara se enfrentó en agosto de 2018, según un comunicado de prensa emitido este miércoles por la institución y disponible en su página web. El país presidido por Recep Tayyip Erdogan podrá obtener hasta 10.000 millones de dólares en reservas para apuntalar la posición de la lira, que registró a principios de mayo el valor más bajo de su historia. 

El límite máximo de intercambio del riyal qatarí y la lira turca entre los bancos centrales de ambos países se fijó en agosto de 2018 en 5.000 millones de dólares. Tras la actualización del acuerdo, ahora será de hasta 15.000 millones. La falta de reservas en dólares para proteger la lira turca durante la crisis del coronavirus preocupa a los inversores. “Los objetivos del acuerdo son facilitar el comercio bilateral en las respectivas monedas locales y apoyar la estabilidad financiera de los dos países”, ha señalado el Banco Central de Turquía.  

El economista Cem Baslevent, profesor en la Universidad Bilgi de Estambul, cuestiona que este nuevo acuerdo con Qatar tenga por objetivo facilitar el comercio bilateral, ya que las exportaciones turcas a esta monarquía del Golfo tan solo ascienden a 1.200 millones de dólares y las importaciones son aún menores, según ha señalado en su cuenta de personal de Twitter.  

Gobernador Banco Central Turquía
AFP/ADEM ALTAN - El Gobernador del Banco Central de la República de Turquía (CBRT), Murat Uysal

Las reservas netas de divisas de Turquía han caído de 40.000 millones a 26.000 este año y su deuda pública es de 168.000 millones. El Gobierno está buscando alianzas en el extranjero para obtener financiación con la que cuadrar las cuentas, según informaba la agencia Reuters la semana pasada. Los analistas temen que se pueda producir una nueva crisis monetaria similar a la de agosto de 2018, cuando la lira perdió la mitad de su valor. Las autoridades están conversaciones con Japón y Reino Unido para establecer nuevos intercambios de divisas con el objetivo de evitar esta situación. 

Las autoridades turcas han tratado de fortalecer la moneda local y evitar su devaluación desde las pasadas elecciones locales, pero los esfuerzos no han surtido efecto debido a los costes de la política exterior expansiva del país, los recortes continuados a los tipos de interés y, ahora, la expansión del coronavirus. La crisis sanitaria y económica ocasionada por la COVID-19 está forzando al regulador turco a ampliar las medidas para sostener el valor de la moneda.  

La reducción de reservas en moneda extranjera asusta a los inversores, inquietos por la posibilidad de que Turquía no tenga suficientes divisas en caso de que los mercados internacionales dejen de prestar al país. “La principal preocupación es que se produzca un repunte en los reembolsos de la deuda externa, mientras que el sector del turismo no está en condiciones de atraer flujos debido a la paralización de los viajes internacionales”, ha explicado Kaan Nazli, de la firma de inversión Neuberger Berman, en declaraciones a Bloomberg.   

Ilustración dólares
REUTERS/MURAD SEZER - Una ilustración fotográfica muestra un billete de 100 dólares sobre billetes de lira turca de varias

La consultora canadiense TD Securities advertía el pasado abril que Turquía podría agotar sus reservas totales de divisas en la tercera semana de julio o septiembre, si el Banco Central continuaba perdiendo divisas. “Es probable que se impongan estrictos controles de capital o se busque apoyo internacional antes de quedarse sin liquidez de reservas”, aseguraba Cristian Maggio, jefe de investigación de mercados emergentes de TD Securities en declaraciones a Bloomberg.  

El ministro de Finanzas, Berat Albayrak, trataba de tranquilizar a los inversores a principios de mayo y aseguraba que el país aún tiene reservas de divisas. El político también ha desestimado que las autoridades vayan a decretar un control de capitales.