Turquía y Ucrania cooperan en materia de defensa bajo el recelo de Rusia

El acuerdo firmado a finales de verano fija un intercambio masivo de materiales y conocimientos técnicos entre Turquía y Ucrania que podría cambiar la balanza de influencias dentro del Mar Negro.
Ucrania y Turquía

AFP / PRENSA PRESIDENCIAL TURCA / MURAT KULA  -   El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan

Desde principios de año, Turquía ha venido acercándose a Ucrania dejando a las autoridades rusas perplejas por la firma de nuevos tratados de cooperación militar. En febrero se hicieron los primeros acercamientos, y en agosto terminó de formalizarse lo que serán unas relaciones de cooperación en  proyectos clave de la industria de defensa.

Ucrania y Turquía firmaron el pasado agosto un Memorando de Cooperación entre el Ministerio de Industrias Estratégicas de Ucrania y la Agencia Estatal de la Industria de Defensa de Turquía. Esto podría desafiar la posición de Rusia en el mar Negro, así como el apoyo velado del país ruso a los rebeldes en guerra en la zona este de Ucrania. 

Justo esta semana, después del cierre del acuerdo con Turquía, el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky ha anunciado la construcción de dos bases navales "para la protección de la región del mar Negro".

El presidente Zelensky destacó que las autoridades del país están desarrollando un Ejército que no permitirá ceder a nadie el territorio nacional y señaló que “el que entregó Crimea sin batallar ya recibirá el castigo”, haciendo referencia al Gobierno de Víktor Yanukóvich que terminó huyendo del país y se encuentra en paradero desconocido después de la revolución del Euromaidán.

Además de las menciones nacionales a la crisis de Crimea que desencadenaron el conflicto armado (todavía vigente) del Donbás, donde ucranianos pro rusos luchan por la independencia de Ucrania y una anexión al país ruso. También hay que recordar que esta alianza posiciona a Turquía en un bando pro-ucraniano de cara a la hegemonía del Mar Negro. Esto incomoda al Gobierno Ruso, Turquía está posicionada también contra Rusia en otros escenarios internacionales: Libia, Siria y ahora Azerbaiyán.

Confusión internacional por los aliados contradictorios de Turquía

Mientras el Ejército turco estaba probando misiles S-400 de fabricación rusa en la costa del mar Negro el 16 de octubre, el presidente Recep Tayyip Erdogan recibió a su homólogo ucraniano Zelensky en Estambul para conversar sobre el avance de la colaboración de la industria de defensa. 

Erdogan considera a Ucrania como “clave para el establecimiento de estabilidad, seguridad, paz y prosperidad en la región". Zelensky agregó que la cooperación en la industria de defensa es importante para desarrollar una asociación estratégica. 

Desde el medio de comunicación Al-Monitor explican que las declaraciones de los dos líderes difícilmente pueden ser minimizadas como tópicos diplomáticos. La cooperación se ha firmado y ha empezado a materializarse de inmediato. “Ucrania se destaca hoy como el socio principal de Turquía en una serie de tecnologías militares como motores turbohélice y diésel, aviónica, drones, misiles anti buque y de crucero, sistemas de radar y vigilancia, tecnologías espaciales y satelitales, sistemas robóticos, activos y pasivos”, dicta el periódico digital. A estos materiales hay que añadir varios sistemas de protección de blindaje y motores de cohetes y sistemas de guía. 

La cooperación tecnológica entre las dos partes ha aumentado de manera muy grande en los últimos dos años, sentando las bases para una alianza con implicaciones de gran alcance para el equilibrio geopolítico de poder en la cuenca del mar Negro. 

Volodymyr Zelenskiy
AFP/GENYA SAVILOV  -   El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy
Los equilibrios del mar Negro podrían cambiar con el nuevo equipamiento de Ucrania

Ya en 2018 se firmó un acuerdo histórico sobre la compra de drones turcos Bayraktar TB2 por parte de Ucrania. Esto puede que fuera lo que sentase las bases para una cooperación en expansión y tuviese un efecto de aumento de la confianza entre dos países. 

Según un experto de la industria de defensa turca en declaraciones a Al-Monitor explica que “las empresas turcas y ucranianas están trabajando actualmente en alrededor de 50 proyectos de defensa conjuntos”.

Muchos en Ankara creen que el proyecto conjunto entre el fabricante de los drones Bayraktar Baykar Makina, y la empresa estatal de comercio de armas de Ucrania Ukrspecexport finalmente resolverá las deficiencias de la industria de defensa turca en la producción de motores.  

La visita de Erdogan a Ucrania en febrero y su decisión de extender 40 millones de dólares a Ucrania para el apoyo de la investigación y el desarrollo de tecnologías de motores supusieron otro impulso a las relaciones bilaterales en el campo de la defensa.

Durante las reuniones constantes, las dos partes han abierto un nuevo capítulo de cooperación: tecnologías de satélites espaciales y de inteligencia. Ucrania acordó transferir conocimientos técnicos a Turquía para impulsar la incipiente agencia espacial de Turquía y un laboratorio de investigación y desarrollo de satélites en Roketsan, el principal fabricante turco de motores de misiles y cohetes y satélites.

Las reuniones volvieron a repetirse en agosto, cuando Oleg Urusky, viceprimer ministro de Ucrania a cargo de industrias estratégicas, realizó una visita a Ankara que marcó otro punto de inflexión ante el estupor de Rusia. 

Esta alianza en tecnologías de defensa implica la venta de aproximadamente una cuarta parte de las acciones del fabricante de motores de Ucrania Motor Sich a empresas turcas, junto con los términos relacionados con la transferencia de conocimientos técnicos.

Así mismo, incluye la venta de Turquía a Ucrania de misiles antibuque Atmaca con un alcance de 200 kilómetros (124 millas), un desarrollo que podría cambiar el equilibrio geoestratégico en la región del mar Negro a expensas de Rusia si Ucrania y Turquía despliegan esos sistemas en sus costas. 

Por último, también se llevó a cabo la compra de sistemas de comunicaciones y vigilancia por radar fabricados en Aselsan para modificar tanques y vehículos resistentes a las minas.

El intercambio de materiales de defensa abruma a los vecinos de Ucrania y Turquía

Urusky y el jefe de la agencia de la industria de defensa de Turquía, Ismail Demir, firmaron un acuerdo que fija las bases para una cooperación, incluida la transferencia de conocimientos técnicos sobre tecnologías espaciales y satelitales, así como el desarrollo de misiles de crucero de largo alcance.

Por su parte, Ucrania brindará asistencia para el desarrollo de motores a reacción en el proyecto de aviones de combate TFX de Turquía, lanzando un programa conjunto de drones de largo alcance y más oportunidades de cooperación para las empresas estatales turcas TUSAS y Roketsan.

Erdogan y Putin
PHOTO/REUTERS - Vladimir Putin, presidente de Rusia, y Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía

Según informa Al-Monitor, Turquía necesita un nuevo avión para aumentar su flota de transporte militar, que incluye aviones envejecidos como los C-160. La reciente participación militar de Turquía en Libia y otras zonas de conflicto ha subrayado la necesidad urgente de un avión de transporte propulsado por un motor a reacción y el avión AN-178 de Ucrania se ha considerado como una opción.

Durante la visita de Zelensky, Turquía reiteró formalmente su deseo de desarrollar un satélite de inteligencia conjunto con Ucrania. El desarrollador de software militar controlado por el Estado de Turquía, Havelsan, y el mayor holding de defensa de Ucrania, Ukroboronprom, ya firmaron un acuerdo para cooperar en la producción de tecnología satelital. 

Las dos partes también comenzaron discusiones sobre la posibilidad de mantenimiento conjunto de barcos e incluso la compra por parte de Ucrania de fragatas y cañoneras turcas tipo MILGEM como parte de los esfuerzos para rejuvenecer la envejecida marina ucraniana, según las fuentes. 

Para Turquía, la asociación estratégica con Ucrania promete una salida a los obstáculos perdurables en sus tratos de defensa con socios occidentales Incluidas las dificultades para asegurar el conocimiento técnico y la producción conjunta, así como la prohibición de las exportaciones a terceros países cuando se trata de productos militares fabricados con insumos extranjeros. 

Con esta asociación, Turquía espera lograr la producción nacional de tecnologías militares y ganar libertad en las exportaciones. La cooperación bilateral en el campo de la industria de defensa podría conducir a ejercicios y entrenamiento militares conjuntos que mejoren la interoperabilidad de los ejércitos turco y ucraniano, una perspectiva que podría alterar el equilibrio geoestratégico en la región del mar Negro. 

Sin duda, según declara Al-Monitor, Moscú está vigilando de cerca el creciente acercamiento turco-ucraniano.