Ucrania acusa a Rusia de piratear la red informática de las Fuerzas Armadas

El ataque informático afectó a varios documentos relacionados con la operación militar que está llevando a cabo la OTAN en el mar Negro
atalayar_zelensky

AFP/SERGEY DOLZHENKO  -   El presidente ucraniano Zelensky

En medio de las tensiones entre la OTAN y Rusia por la operación militar Sea Breeze 2021 desarrollada por la Alianza, Ucrania ha acusado a Moscú de piratear la web de la Armada ucraniana. “El 9 de julio se registraron casos de ataques de piratas informáticos por parte de las estructuras del estado agresor en el portal web de las Fuerzas Navales de las Fuerzas Armadas de Ucrania”, informó el Ministerio de Defensa en un comunicado publicado la madrugada del viernes. Kiev ha señalado que “toda la maquinaria de propaganda del Kremlin está involucrada en estas acciones”. Asimismo, ha comenzado el escrito asegurando que “Rusia está llevando a cabo deliberadamente operaciones de información contra Ucrania”.

De acuerdo con el Ministerio ucraniano, hubo un cierre temporal de su sito web, aunque actualmente “la amenaza ya ha sido eliminada”. El ataque cibernético estaba dirigido especialmente contra la operación de la OTAN Sea Breeze que realiza en el mar Negro. Los piratas informáticos publicaron varios documentos, algunos de ellos falsos. No es la primera vez que Kiev acusa a Moscú de llevar a cabo ataques cibernéticos. En 2014 las autoridades ucranianas informaron sobre un ataque a sus redes de comunicación. En 2017 un virus informático denominado “NotPetya” atacó varias instituciones ucranias, entre ellas el Banco Nacional. Ucrania y otros países como Estados Unidos y Reino Unido vincularon el hackeo con el Gobierno ruso. No obstante, el Kremlin negó las acusaciones.

atalayar_zelensky putin
Putin y Zelensky 

Durante este año, Kiev ha vuelto a culpar a Rusia de algunos ciberataques que ha sufrido. En febrero, autoridades ucranianas reportaron ataques en el sistema de documentos oficiales del país y en la web de seguridad y defensa. Posteriormente, en marzo, el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) aseguró que un nuevo ataque cibernético orquestado por el Servicio Federal de Seguridad de Rusia había intentado “acceder a datos clasificados de las más altas instituciones del poder estatal”. Todos estos ataques forman parte de una “guerra híbrida” organizada por Moscú, tal y como asegura Kiev.

Rusia y Ucrania se encuentran inmersas en un enfrentamiento desde la crisis de Crimea en 2014. Kiev, que cuenta con el respaldo de la Unión Europea, es un aliado clave de la OTAN en la región. Actualmente está cooperando con la Alianza en la operación Sea Breeze, unas maniobras militares a las que Vladimir Putin ha calificado como una “provocación”. En cambio, para Estados Unidos, estos ejercicios “garantizan el libre acceso a las aguas internacionales”.  En junio un barco militar británico fue atacado por La Flota del mar Negro de la Armada Rusa después de navegar tres kilómetros por aguas reclamadas por Rusia.

atalayar_mar negro
REUTERS/SERGEY SMOLENTSEV - El destructor Tipo 45 de la Marina Real Británica HMS Defender llega al puerto de Odessa, Ucrania, en el Mar Negro el 18 de junio de 2021
Ucrania, ¿próximo miembro de la OTAN?

Mientras estas operaciones se están desarrollando y la tensión con Rusia aumenta, el presidente ucraniano Volodimir Zelenski ha dado su visto bueno a la entrada de Ucrania en la OTAN. Zelenski ha declarado que esta decisión supondría una “garantía de seguridad y bienestar” para el país. El ministro de Exteriores, Dimitri Kuleba reitera estas palabras, afirmando que Ucrania formará parte de la OTAN antes de ingresar en la Unión Europea.

La Alianza, por su parte, ha apoyado a Kiev en los episodios más tensos con Moscú. Como ocurrió el pasado abril, cuando Rusia movilizó miles de soldados a tan solo 100 kilómetros de la frontera ucraniana. El Kremlin explicó que este despliegue tenía como objetivo hacer frente a las actividades bélica de la OTAN que “amenazan a Rusia”. Por el contrario, Jens Stolteberg, secretario general de la Alianza, calificó esta decisión como “injustificada y profundamente preocupante”. Asimismo, expresó “el apoyo inquebrantable a la soberanía e integridad territorial de Ucrania”.

atalayar_putin biden
AP/PATRICK SEMANSKY - El presidente Joe Biden y el presidente ruso Vladimir Putin, llegan para reunirse en la 'Villa la Grange', el miércoles 16 de junio de 2021, en Ginebra, Suiza

Aunque de momento no se haya acordado el ingreso de Ucrania a la OTAN puede que este momento llegue pronto. Los ciberataques que Kiev achaca a Rusia, además de la última escalada de tensión en la frontera, unido a las actuales tensiones en el mar Negro empujan a Kiev a querer formar parte de la Alianza. No obstante, ya existe una fuerte cooperación entre Ucrania y la OTAN, una asociación que con Joe Biden en la Casa Blanca se incrementará notablemente. En junio el Pentágono anunció un paquete de 150 millones de dólares en asistencia militar a Ucrania para “preservar la integridad territorial de su país”, poco antes de la cumbre entre Biden y Putin. En el encuentro, el mandatario estadounidense reafirmó su apoyo a Ucrania.

atalayar_zelensky-putin-macron-merkel
FP/ CHARLES PLATIAU - El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenskiy, la canciller alemana Angela Merkel, el presidente francés Emmanuel Macron y el presidente ruso Vladimir Putin asisten a la conferencia de prensa tras la cumbre en el Palacio del Elís

No obstante, Biden no ha asegurado su entrada a la OTAN. “Depende de su cumplen con los criterios. Todavía tienen que limpiar su corrupción y cumplir con otros requisitos”, declaró el presidente en una rueda de prensa después de la cumbre de la OTAN en Bélgica. Además, para que Ucrania forme parte necesitaría el respaldo de los otros miembros, el apoyo de Washington no sería suficiente.