PUBLICIDAD

Iberdrola

Ucrania: un tablero más en la geopolítica mundial

Estados Unidos se enfrenta de forma indirecta a Rusia en Ucrania y, mientras tanto, China consigue erigirse como una potencia “fiable” y “no beligerante”
banderas-ucrania-rusia

REUTERS/DADO RUVIC/ILLUSTRATION/FILE PHOTO  -   Piezas de ajedrez frente a las banderas de Rusia y Ucrania

Ucrania es un peón más que se disputa entre varios reyes. Es arriesgado vaticinar hacia qué lado de la balanza se va a inclinar el desenlace del conflicto ruso-ucraniano y sobre qué paraguas Ucrania va a estar refugiada. En estos meses, los lados han ido cediendo, pero el dominio ruso, en general, se ha ido manteniendo frente a una Ucrania cada vez más cansada. A pesar de que las primeras ofensivas sobre Kiev no dieron el resultado que Putin querría, su cambio de estrategia para centrarse en el este de Ucrania no ha significado, ni mucho menos, una derrota en su estratagema, como sí que se llegó a analizar desde un principio.

En el este de Ucrania, existen varias zonas que son abiertamente prorrusas. Las que han tratado de resistir como Jersón y Mariupol, han caído bajo las fuerzas rusas en meses y ahora la región de Lugansk, después de que cayera la ciudad de Lisichansk, está bajo el control total de Rusia. En este nuevo escenario, el dominio ruso sobre estos territorios ha traído consigo un nuevo escenario junto con una nueva reconfiguración del mapa que nos hace plantearnos si alguna vez estos territorios volverán a ondear una bandera azul y amarilla

azovstal-ucrania-rusia
AP/ALEXEI ALEXANDROV - Mariúpol, un puerto estratégico en el mar de Azov, ha estado asediado por las tropas rusas y las fuerzas de las zonas separatistas autoproclamadas en el este de Ucrania desde comienzos de la invasión 

La ayuda militar con sello estadounidense y europeo no tardó en llegar al país ucraniano, al igual que la ayuda económica y las sanciones a Moscú. Ante una invasión sistemática, Ucrania pidió a los países de la Unión Europea y a Estados Unidos su respaldo, y esta supo responder de manera directa e indirecta. Es más, conscientes de la amenaza rusa en suelo europeo, la Unión se ha fortalecido y en un tiempo récord ha aprobado nuevas medidas armamentísticas que pretenden servir de disuasión a Moscú, pero por el momento no son suficientes.

En este escenario, el presidente ucraniano, Volodímir Zelensky, ha sido muy claro. “La guerra solo terminará con la restitución completa de la integridad territorial y su soberanía”, una decisión que choca frontalmente con otras posibilidades de negociación que se habrían intentado poner sobre la mesa por parte de países como Francia y Reino Unido, a la vista de que es muy poco probable que estos territorios vuelvan a estar bajo la soberanía de Ucrania. 

zelenski-ucrania-presidente
AFP PHOTO/Ukrainian presidential press service - El presidente ucraniano Volodímir Zelenski pronuncia un discurso en vídeo en Kiev el 15 de marzo de 2022

De ser así, Rusia ya podría proclamarse victoriosa en cierta manera, o al menos es lo que trata de reflejar.  Sus medios no han sido ni los más éticos ni los más morales, pero Putin ha conseguido con la invasión de estas regiones cumplir uno de sus objetivos, atraer hacia la órbita rusa parte del territorio de Ucrania. La conquista de Donetsk y Lugansk escenifican por sí mismas una victoria que, aunque es considerada como pírrica, supone un duro golpe para el país ucraniano. Para los analistas, el escenario actual nos plantea “una vuelta al inicio del problema” ya que afirman que un conflicto en el este ya se tenía previsto desde hace años. 

El historiador y coordinador del máster en Paz, Seguridad y Conflictos Internacionales en la Universidad de Santiago de Compostela, Luis Velasco, declara para Atalayar que esta situación se contemplaba, sin embargo, “sorprendió la acción agresiva de Rusia”, además de la forma en la que se ha llevado a cabo. Para tratar de entender cómo se han desarrollado las ofensivas militares por parte de Rusia, Velasco afirma que hay que remontarse a la historia del país ya que Rusia cuenta con una importante “tradición militar tanto soviética como zarista”. 

Indica que Rusia “se crece ante un enemigo y cuenta con una capacidad enorme para la movilización militar. Tienen muy presentes una cultura muy nacionalista, así como la idea del sacrificio y de la defensa de la patria".  

bomberos-ucrania
AP/ARIS MESSINIS  - Militares ucranianos llevan un cuerpo en una bolsa de plástico fuera de un edificio de apartamentos en llamas en Kiev el 15 de marzo de 2022

Por ello “el elemento de la militarización, sumado a la gran desinformación que existe dentro de la sociedad rusa, junto con el fuerte nacionalismo ruso muy belicista explica su agresividad. Los rusos se creen la propaganda del Kremlin y eso hace que el mecanismo de movilización sea enorme”.

Y es que, en Rusia, aunque existe disidencia, los valores de unión y sacrificio unen a toda la sociedad, independientemente de las ideas políticas. “Los rusos tradicionalmente han optado por las ofensivas de saturación, como ocurrió en la II Guerra Mundial”, explica. “Estas ofensivas acababan por desbordar a los alemanes ya que a estos se les terminaban antes las balas que a los rusos los hombres”. 

soldados-ucrania-guerra-rusia
AFP/ANATOLII STEPANOV  -   Soldados ucranianos en una trinchera en la línea del frente con las tropas rusas en la región de Lugansk el 11 de abril de 2022

Para el doctor en seguridad internacional, Mario G. Cosme, “Rusia puede plantear como victoria cualquier cosa. Van lentos en el Donbás pero ya van teniendo réditos. La cuestión está en ver si soportan el desgaste para, una vez consolidada esa ganancia, ver si se pueden permitir otros objetivos. A Ucrania, incluso con apoyo, no la veo tomando la iniciativa. Se están defendiendo bien pero no parece probable que puedan revertir las pérdidas de territorio sufridas”.

Declara que, en su opinión, “la intensidad en el conflicto está decreciendo” aunque “particularmente a Rusia le conviene que llegue el otoño y nuevamente el invierno, por razones obvias”

Y es que la llegada del invierno es una de las claves dentro de este enfrentamiento ya que Rusia sigue siendo uno de los principales proveedores de gas a Europa. En este sector, tanto Rusia como Estados Unidos y Qatar consiguieron erigirse en el año 2021 como los tres principales proveedores de gas natural licuado a Europa

crisis-energetica-europa-rusia
AFP/ JOE KLAMAR  -   Rusia, principal proveedor de gas de muchos países europeos, ha decidido cortar el suministro gasístico a varias naciones como represalia al apoyo brindado a Ucrania y por no pagar el gas en rublos

La Federación rusa, consciente de su situación privilegiada en torno al gas, sabe que es muy difícil que la Unión Europea consiga a corto plazo otros proveedores o bien un gas más barato. El nuevo paquete de sanciones aprobados por la Unión Europea así lo refleja ya que las sanciones contra Moscú no han trascendido al gas, más aún cuando apenas quedan meses para la llegada del otoño.

Esta situación complica el camino para que, en este ámbito, la Unión Europa sea independiente de Moscú. Por otro lado, Estados Unidos estaría sabiendo sacar partido de esta situación ya que estaría triplicando a Europa su suministro de gas, con precios más elevados, y se prevé que vaya a aumentar su exportación. De acuerdo con datos de Gasindustrial, el precio del gas natural que llega a España desde Estados Unidos se paga un 40% más caro que el que recibe desde Rusia. 

guerra-ucrania
AFP PHOTO /Ukrainian President press-service  -   Militares ucranianos depositando flores en la campana conmemorativa, situada en el territorio del Ministerio de Defensa en Kiev

Occidente sabe que declarar la guerra a Rusia trae consigo la declaración de guerra a sus bienes y a sus recursos, algo que Europa todavía no se puede permitir, más allá de sancionar a su economía, pero no por ello el apoyo a Ucrania va a remitirse. Así también lo cree el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, quien se dirigió hacia los eurodiputados de forma muy clara: “apoyar a Ucrania tiene un precio, pero el precio de no apoyarles es mucho más alto. Para mí esto es un deber moral. No actuar y dejar que la brutalidad continúe viola mi entendimiento sobre lo que es un comportamiento decente como vecinos y amigos de Ucrania (…) deberíamos dejar de quejarnos y proporcionar ayuda”.

A pesar de estas firmes declaraciones lo que es claro es que las guerras no se pueden prolongar eternamente, además de por las vidas perdidas, por la imposibilidad de poder seguir sosteniendo una situación que va a traer consigo unas consecuencias económicas muy difíciles de soportar.

La guerra en Ucrania y su desarrollo

Desde un primer momento, los objetivos de Rusia, aunque no los haya confirmado como tal, han sido tratar de hacer que Ucrania dependiese de Rusia a nivel energético. Por ello en sus primeros movimientos ha intentado hacerse con las centrales nucleares y energéticas para hacer de Ucrania un país más vulnerable. El segundo de ellos ha sido tratar de negar la exportación de los productos ucranianos a través del mar Negro y el mar Azov, así como hacer que Ucrania no vea viable acabar el conflicto sin un acuerdo con Rusia. 

tropas-rusas-mariupol
REUTERS/ALEXANDER ERMOCHENKO  -   Miembros del servicio de las tropas prorrusas caminan por la calle durante los combates en el conflicto entre Ucrania y Rusia cerca de una planta de la empresa Azovstal Iron and Steel Works en la ciudad portuaria del sur de Mariupol, Ucrania 12 de abril de 2022

Por ello, al inicio de la invasión, más de 150.000 soldados rusos se desplegaron en la frontera con Ucrania, abriendo tres frentes. El primero de los esfuerzos consistió en atacar Kiev y Járkov mientras que el segundo y el tercero se concentraron en Donetsk, Lugansk y Zaporiyia.

Para comenzar con lo que se conoce como “su arte operacional”, Rusia inició la supresión de las defensas aéreas enemigas, negando con esta operación el espacio aéreo a Ucrania. Después se centraron en atacar los centros neurálgicos del país para finalmente centrarse en atacar los puestos de mando de grandes unidades.

Al ver que en Kiev los esfuerzos no estaban siendo suficientes, las tropas rusas se replegaron a la frontera con Ucrania para centrar sus objetivos en el este. Y es que Rusia no esperaba la feroz resistencia ucraniana, así como el rápido apoyo por parte de los países europeos y por parte de la OTAN. 

zelensky-consejo-seguridad
AFP/ TIMOTHY A. CLARY - El presidente de Ucrania dijo el martes ante el Consejo de Seguridad de la ONU que los militares rusos deben ser juzgados inmediatamente por crímenes de guerra

Ahora, con el dominio de Crimea y el óblast de Lugansk, Rusia quiere ocupar y mantener sus posiciones hasta que Ucrania se desgaste y poder finalmente anexionarse estos territorios a la Federación.

El teniente general Francisco Gan Pampols señala a Atalayar que Putin va a tratar de “amañar un referéndum tanto en Donetsk como Lugansk como en parte de Zaporiyia y Jersón donde se decidirá su anexión a Rusia”.

“En ese momento, sí se ataca a esa zona, Putin hará uso de la constitución rusa que dice que puede activar armamento nuclear sí se atacan los intereses de la zona o hay un ataque directo a su territorio” por lo que un ataque nuclear “no se puede descartar. Es una opción que existe” debido a que Putin “no puede permitirse perder esta guerra porque todo su estatus tanto personal como de potencia va a girar en torno al resultado de esta”

soldados-ucrania
AFP/SERGEI SUPINSKY  -   En esta foto de archivo tomada el 4 de febrero de 2022, militares participan en unos ejercicios tácticos y especiales conjuntos del Ministerio del Interior ucraniano, la Guardia Nacional ucraniana y el Ministerio de Emergencias en la ciudad fantasma de Pripyat, cerca de la central nuclear de Chernóbil

Por este motivo, Gan opina que la guerra “tiene que acabar forzosamente en un acuerdo de alto el fuego, donde lo que primero que quede estipulado es que se deje de matar”.
Mientras que este acuerdo siga sin llegar la pregunta es cuánto tiempo va a resistir Europa un conflicto entre Ucrania y Rusia ya que el país ucraniano necesita mensualmente 5.500 millones de dólares en ayudas. Estas ayudas son tan elevadas porque Ucrania ni produce ni vende por lo que ahora mismo su dependencia del exterior es casi total, lo que a ojos del teniente general le convierte en “un estado fallido”.

Por otro lado, el dinero de Estados Unidos destinado para armamento ya se ha situado en torno a los 25.500 millones de dólares, una cifra que Europa tendrá que pagar. Si ya de por si Europa atraviesa una grave inflación estos presupuestos ahogan más una economía que ya ha iniciado su recesión.

El papel de Estados Unidos en el conflicto ruso-ucraniano

En este conflicto, Washington tiene mucho que perder y ganar. En primer lugar, la invasión de Rusia sobre Ucrania ha hecho despertar tanto a la OTAN como a la política de seguridad de la Unión Europea. En este sentido, Europa quiere ganar cierta distancia de Estados Unidos para apostar por su propia autonomía en términos de defensa, un objetivo que, aunque es ambicioso, de cumplirse marcaría unas primeras distancias frente a Estados Unidos.  

biden-stoltenberg
PHOTO/ARCHIVO - El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reunido con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg 

El pasado marzo, el Consejo aprobó formalmente la Brújula Estratégica que tiene como objetivo llevar a cabo un plan de acción que refuerce la política de seguridad y de defensa de la Unión Europea de aquí al año 2030. El objetivo de la Brújula, por tanto, es convertir a la Unión Europea en “un proveedor de seguridad más fuerte y capaz” a través del aumento militar, entre otras medidas. Sin embargo, esta estrategia no define ni al enemigo, ni los riesgos, retos y amenazas y tampoco determina cuáles son los elementos para enfrentarlo por lo que más que una estrategia es una declaración de intenciones y hace que, a nivel mundial, sea militarmente insignificante. 

Por otro lado, la integración de dos nuevos países -Finlandia y Suecia-a la OTAN también suponen un éxito para Estados Unidos, que también habría conseguido que el resto de los países miembros alcancen el 2% de su PIB en armamento, una medida que no habría estado ni siquiera sobre la mesa de no haberse dado la invasión rusa. Además, los países europeos que también integran la OTAN hacen que, por consiguiente, la Alianza pierda autonomía frente a Estados Unidos. Así, la seguridad y la defensa de Europa seguirían dependiendo paradójicamente de dos países que no forman parte de la Unión, esto es Estados Unidos y Reino Unido. 

ucrania-rusia-guerra
AFP PHOTO/Ukrainian presidential press service - El presidente ucraniano Volodímir Zelenski pronuncia un discurso en vídeo en Kiev el 15 de marzo de 2022

Y en este sector la figura de Estados Unidos como el principal proveedor es el que le permite fijar las normas a través de los acuerdos diplomáticos y de las relaciones internacionales.
Además, los intereses de Estados Unidos son diferentes a los de la Unión ya que ahora la política exterior de Biden se está fijando en la región Asia-Pacífico, una zona a la que Europa no albergaría especial interés. Por lo tanto, a Estados Unidos, la prolongación de esta guerra podría interesarle hasta que vea a Rusia lo suficientemente desgastada como para que no sea un aliado “fiable” de China.

Y es que en este conflicto Estados Unidos ha conseguido ganar presencia y postura internacional, poniendo sobre el terreno el “America is Back” de Biden que hasta este momento solo se había quedado en el discurso. 

afp-mapa-kiev
AFP/AFP  -  Mapa de los últimos movimientos tras la contraofensiva ucraniana en Kiev, la capital

A pesar de que expertos en el campo no creen que Estados Unidos esté teniendo un papel instigador de forma directa, sí que estaría sabiendo sacar el máximo rendimiento posible a esta situación, “como cualquier otro país”. Otros opinan que “la política de la realidad es lo que es. Estados Unidos tiene primero sus intereses permanentes y luego tiene coincidentes con Europa, pero tiene los suyos propios”.

En esta situación y a pesar de que Estados Unidos atraviesa una inflación similar a la europea, el país estadounidense tendría asegurados las exportaciones, el gas y el petróleo, algo que Europa no

Replantearse la seguridad europea

Ante este escenario, Europa está sufriendo y va a sufrir las consecuencias más directas de la guerra y en todos los sectores. Por una parte, Europa está bajo el paraguas de Estados Unidos, que le hace perder casi la totalidad de su autonomía en defensa y en seguridad. Además, la Unión terminará acarreando los costes de la reestructuración y el sostenimiento de Ucrania, por no hablar de la dependencia que mantiene con Rusia en el sector energético, así como en el sector mineral y de metales preciosos.

Todas estas razones pueden influir en que Europa pierda más competitividad en un tiempo casi récord. Mientras tanto, Estados Unidos habría conseguido ganar tanta cohesión interna como prestigio internacional y habría conseguido redirigir el foco de la OTAN a la región Asia-Pacífico, que está fuera de los intereses de la Alianza. Además de estos avances a nivel estratégico, Washington sigue ganando dinero gracias a la venta de armamento, de petróleo y de gas. 

brujula-estrategica-ue
PHOTO/EU - La reunión informal de ministros de Defensa estuvo presidida por Josep Borrell, en su calidad de Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, bajo cuya responsabilidad está la Brújula Estratégica

Por otro lado, dentro de este conflicto, China podría salir como el país más fortalecido ya que estaría dando a todo su entorno una imagen de “socio fiable”, no beligerante y continuo. Esta imagen le hace extremadamente atractivo a países como Camboya, Filipinas, Indonesia o Tailandia, además de la India. En este sentido, habría conseguido dar una imagen distinta a la de Estados Unidos y más aún tras su reciente retirada en Afganistán que ha sido considerada como un “abandono”.

Para Europa las soluciones son complejas. En primer lugar, está tratando de ganar cohesión interna y hacer algo de contrapeso a la creciente asertividad de Estados Unidos, pero por el momento eso no lo ha conseguido. Asimismo, expertos creen que en el momento en el que país estadounidense atraviese una grave crisis interna, a la sociedad del país no le va a interesar lo que pasé más allá del Atlántico, por lo que el conflicto en Ucrania pasaría a ser un tema menor. 

soldado-eeuu-otan
AFP/CHRISTOF STACHE  -   Uniforme de un soldado de EEUU en Grafenwoehr, cerca de Eschenbach, en el sur de Alemania

Lo que sí que se esgrime como una solución urgente es la exploración de posibilidades para dar pie a un alto el fuego y empezar a construir un futuro medio viable. Para Gan “da igual las armas que le des a Ucrania. Lo único que van a lograr es conseguir que Rusia escale unilateralmente y que suelte un arma nuclear”.

“Cuando Rusia se vea definitivamente arrinconada nos vamos a dar cuenta de lo que va a pasar”, afirma. Y es que sí algo se está dejando claro sobre el terreno es que la Federación rusa no va a perder, sea cual sea el coste