PUBLICIDAD

Marruecos

Un acuerdo sobre las islas de Tirán y Sanafir podría impulsar las relaciones entre Israel y Arabia Saudí

Estados Unidos espera que las negociaciones respecto a las islas del mar Rojo infundan confianza entre ambos países
AFP/GIL COHEN-MAGEN

AFP/GIL COHEN-MAGEN  -   El primer ministro de Israel, Naftali Bennett

En los últimos meses, Estados Unidos ha centrado su política exterior en torno a la guerra en Ucrania. Fortaleciendo los lazos con los aliados de la OTAN y suministrando una gran cantidad de asistencia militar y humanitaria a Kiev, Washington se ha enfocado en Europa y en la ofensiva rusa. Por otro lado, Asia-Pacífico es una región de gran interés para Estados Unidos debido a la expansión China, su principal rival. Por ello, el presidente Joe Biden ha realizado un viaje por la zona con el objetivo de blindar alianzas y contrarrestar la influencia de Pekín.

No obstante, a pesar de todos los frentes abiertos en la política internacional estadounidense, Biden no se olvida de sus intereses en Oriente Medio, una región donde su antecesor, Donald Trump, centró sus esfuerzos en lograr acuerdos de paz entre Israel -con quién fortaleció la cooperación- y los países árabes de la zona.

AP/CAROLYN KASTER  -   El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden
AP/CAROLYN KASTER - El presidente de Estados Unidos, Joe Biden

Bajo el mandatado del republicano, el Estado hebreo estableció relaciones formales con Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, además de retomarlas con Marruecos. Desde entonces, Washington ha abogado también por una normalización entre Arabia Saudí e Israel, un hito histórico que, de acuerdo con los últimos acontecimientos en la región, podría estar más cerca.

Según revelaron diplomáticos israelíes y estadounidenses a la agencia hebrea Walla y al portal Axios, Estados Unidos está mediando entre Arabia Saudí, Egipto e Israel para ceder de forma oficial las islas de Tirán y Sanafir a Riad. Las negociaciones en torno a las estratégicas islas del mar Rojo pueden allanar el camino para que finalmente Jerusalén y Riad establezcan lazos formales, lo que supondría un gran logro para el Gobierno de Naftali Bennett, así como para la política exterior de Washington, donde consideran que regular la situación de Tirán y Sanafir podría lograr avances significativos en las relaciones entre ambos, además de crear confianza entre los dos países.

En primer lugar, es necesario aclarar por qué estas dos islas vinculadas a Egipto, Israel y Arabia Saudí podrían agilizar el proceso de normalización entre Jerusalén y el Reino.

En 1950 Riad cedió el control de las dos islas a El Cairo, aunque en 1967 Israel las tomó junto con otros territorios como el Sinaí tras la Guerra de los Seis Días. Posteriormente, dentro de los acuerdos de paz entre israelíes y egipcios de 1979 estas islas tuvieron un papel relevante. En los tratados también abordaron el libre paso de barcos israelíes a través del canal de Suez y el reconocimiento del golfo de Áqaba y el estrecho de Tirán como vías fluviales internacionales.

El bloqueo de este paso por parte de Egipto antes del conflicto fue una de las causas del enfrentamiento armado entre Israel y los países árabes vecinos. El estrecho de Tirán suponía el único acceso de Israel al mercado asiático a través de la ciudad portuaria de Eliat, lo que impedía la llegada de petróleo de Irán, su principal proveedor de la época.

israel egipto
PHOTO/FILE - Naftali Bennett con su homólogo egipcio, Abdel Fattah Al-Sisi
La presencia de una fuerza de observación internacional, principal desacuerdo entre Israel y Arabia Saudí

Entonces, las islas de Tirán y Sanafir fueron desmilitarizadas. Israel, debido a su importancia geoestratégica, impuso condiciones en torno a su estatus, como el mantenimiento de una fuerza de observación internacional liderada por Estados Unidos. Por este motivo, Jerusalén tiene un papel clave dentro de la concesión de las islas a Arabia Saudí.

En 2017, el presidente egipcio Abdel Fattah Al-Sisi ratificó un acuerdo para entregar las islas a Arabia Saudí a pesar de las protestas y las críticas por parte de la oposición política. El Cairo argumentó que Tirán y Sanafir siempre han pertenecido a Riad, pero estaban bajo tutela egipcia a petición del fundador del reino, Abdelaziz al Saud, ya que no tenía flota naval para protegerlas.

De acuerdo con Walla, Israel aceptó la decisión de Egipto, aunque la cesión de las islas a Riad todavía no se ha completado porque aún es necesario un acuerdo sobre la fuerza internacional de observadores que asegure la libertad de navegación, un aspecto imprescindible para Jerusalén.

AP/VASILY FEDOSENKO  -   El presidente egipcio Abdel Fattah Al-Sisi
AP/VASILY FEDOSENKO - En 2017 el presidente egipcio Abdel Fattah Al-Sisi ratificó un acuerdo para entregar las islas a Arabia Saudí

No obstante, las autoridades del Reino han exigido el fin de esta delegación internacional en las islas, aunque se han comprometido a mantenerlas desmilitarizadas y conservar la libertad de navegación. Las autoridades israelíes, por su parte, podrían considerar este punto siempre y cuando las condiciones de seguridad “sigan siendo igual de fuertes o incluso mejoren”, señala la agencia de noticias israelí.

Israel también ha solicitado a Arabia Saudí que le permita usar su espacio aéreo para acortar los vuelos a puntos del continente asiático como la India, Tailandia o China, según Axios. Riad prometió levantar las prohibiciones a las aerolíneas israelíes tras los Acuerdos de Abraham, aunque solo lo hizo en vuelos con destino a Emiratos Árabes Unidos y Bahréin.

Asimismo, las autoridades hebreas han pedido vuelos directos entre ambos países para aquellos que deseen realizar la peregrinación a La Meca y Medina, ya que los israelíes musulmanes que quieren emprender este viaje deben volar desde Jordania.

 Salman bin Abdulaziz al-Saud
PHOTO/FILE - El rey saudí Salman bin Abdulaziz al-Saud
La cuestión palestina, punto clave para Riad

Arabia Saudí respaldó los Acuerdos de Abraham, aunque las autoridades del Reino destacaron que no se unirían a ellos hasta que no hubiese un progreso significativo dentro del proceso de paz israelí-palestino.

Riad ha reiterado su posición respecto a Israel durante el Foro Económico Mundial de Davos. En Ginebra, el ministro de Relaciones Exteriores, el príncipe Faisal bin Farhan Al Saud ha asegurado que “nada ha cambiado en la forma en la que el Reino ve el tema”, según Arab News. El jefe de la diplomacia saudí admitió que “habrá una normalización total con Israel”, algo que “traerá inmensos beneficios”. Sin embargo, Bin Farhan ha recalcado que “no podrán cosechar esos beneficios a menos que no se aborde el tema de Palestina”.

Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia via REUTERS  -   El ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí, el príncipe Faisal bin Farhan Al Saud
Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia via REUTERS - El ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí, el príncipe Faisal bin Farhan Al Saud

El ministro saudí insistió en esta cuestión durante una entrevista con CNN un mes después de los acuerdos de normalización entre Israel y ciertos países árabes. El príncipe señaló que este proceso era “extremadamente útil” y traería “enormes beneficios” a la región, pero no podría suceder sin abordar “el tema de los palestinos”. A pesar de ello, ha habido ciertos avances en las relaciones entre Riad y Jerusalén, como una reunión secreta entre Mohamed bin Salman y el exprimer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en 2020.

AFP PHOTO / SAUDI ROYAL PALACE / BANDAR AL-JALOUD  -   Benjamin Netanyahu y Mohamed Bin Salman en una foto compuesta
AFP PHOTO / SAUDI ROYAL PALACE / BANDAR AL-JALOUD - Benjamin Netanyahu y Mohamed Bin Salman 
Washington espera llegar a un acuerdo de cara a la visita de Biden a Oriente Medio

Tal y como relevaron fuentes diplomáticas estadounidenses a Walla, la Administración Biden aún no ha llegado a ningún acuerdo con los tres países involucrados, por lo que se siguen desarrollando conversaciones. Los diplomáticos también han señalado que Washington espera llegar a un entendimiento de cara a la visita de Biden a Oriente Medio prevista para finales de junio. Se espera que durante su estancia en la región, Biden se reúna por primera vez como presidente con el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman.

joe biden mohamed bin salman
PHOTO/FILE - Está previsto que Joe Biden se reúna con el príncipe heredero saudí durante su viaje por Oriente Medio

Por el momento, Bin Salman ha recibido a principios de esta semana a una delegación de miembros del Congreso estadounidenses en Riad. Durante el encuentro, el príncipe heredero trató las relaciones bilaterales y una serie de temas de interés común, según informa Arab News.

Coordinador de América: José Antonio Sierra