Un avión ucraniano se estrella en Teherán y deja 176 muertos

Se investigan las causas y la Embajada de Ucrania en Irán omite la hipótesis del fallo técnico
Los equipos de rescate trabajan en el lugar después de que un avión ucraniano que transportaba 176 pasajeros se estrellase cerca del aeropuerto Imán Jomeini en la capital iraní, Teherán, a primera hora de la mañana del 8 de enero de 2020

PHOTO/AFP  -   Los equipos de rescate trabajan en el lugar después de que un avión ucraniano que transportaba 176 pasajeros se estrellase cerca del aeropuerto Imán Jomeini en la capital iraní, Teherán, a primera hora de la mañana del 8 de enero de 2020

Hasta 176 ciudadanos de siete países, entre ellos 63 canadienses, murieron en el accidente del Boeing 737-800 NG de las Aerolíneas Internacionales de Ucrania (UIA, por sus siglas en inglés) que se estrelló esta madrugada en las inmediaciones de Teherán pocos minutos después de despegar, en una zona ubicada entre las localidades de Shahed y Parand, según informó el ministro de Exteriores ucraniano, Vadim Pristaiko.

El vuelo partió con una hora de retraso, a la 05:15 horas de la mañana, del aeropuerto internacional Imán Jomeini de la capital de Irán. Según el Ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano, entre las víctimas del siniestro (167 pasajeros y 9 miembros de la tripulación) hay además 82 iraníes, los 63 canadienses citados, 11 ucranianos (2 pasajeros y 9 integrantes de la tripulación), 10 suecos, 4 afganos, 3 alemanes y 3 británicos.

Más de una decena de ambulancias y diversos equipos de rescate acudieron a la zona del suceso, según informó el portavoz de la Organización de Aviación Civil de Irán, Reza Jafarzadeh. “El fuego era tan denso que no pudimos realizar ningún rescate”, explicó el jefe de los servicios de emergencia Pirhossein Koulivand. 

El Boeing 737 había salido del aeropuerto internacional de Teherán con destino a Kiev
PHOTO/AFP - El Boeing 737 había salido del aeropuerto internacional de Teherán con destino a Kiev

La aerolínea UIA ha cancelado por un periodo "indefinido" sus vuelos a Teherán hasta la aclaración de las causas de la tragedia. "A partir de hoy la compañía suspende todos sus vuelos a Teherán por un tiempo indefinido", según ha comunicado la compañía en su página de Facebook. 

En la nota oficial, la aerolínea también ha indicado que el Boeing accidentado había sido fabricado en 2016 y que había pasado su última revisión técnica el 6 de enero de 2020. UIA ha remarcado que el avión había sido recibido por la aerolínea "directamente de la planta constructora".

La Embajada de Ucrania en Irán emitió una declaración oficial sobre al accidente aéreo omitiendo el fallo de motor y asegurando que las especulaciones previas sobre fallos técnicos no eran oficiales, a la espera de confirmaciones posteriores. 

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy, interrumpió su viaje oficial a Omán para volver a Kiev debido a este accidente aéreo y mostró sus condolencias a los familiares de las víctimas, asegurando que tomaba la situación bajo su supervisión personal. El máximo dirigente ucraniano pidió no especular sobre las causas de la tragedia y también esperar a la publicación de informaciones oficiales al respecto. 

Zelenskiy advirtió sobre todo tipo de “especulaciones” y “versiones no contrastadas” de las causas del accidente, al haberse producido este en plena escalada de tensión entre Estados Unidos e Irán a cuenta de la última ofensiva del régimen de los ayatolás contra bases militares en Irak en las que se emplazan tropas estadounidenses, que llegó en respuesta al ataque del viernes con drones por parte del Ejército estadounidense en las cercanías del aeropuerto internacional de Bagdad que acabó con la vida de Qassem Soleimani, comandante de las Fuerzas Quds de la Guardia Revolucionaria iraní.

Uno de los motores del vuelo PS752 de Ukraine International Airlines, un Boeing 737-800 que se estrelló después de despegar del aeropuerto Imán Jomeini de Teherán el 8 de enero de 2020, se ve en esta imagen fija tomada de Irán Press
PHOTO/IRÁN PRESS vía REUTERS - Uno de los motores del vuelo PS752 de Ukraine International Airlines, un Boeing 737-800 que se estrelló después de despegar del aeropuerto Imán Jomeini de Teherán el 8 de enero de 2020, se ve en esta imagen fija tomada de Irán Press

Por su parte, el Consejo de Seguridad y Defensa de Ucrania confirmó en otro comunicado que a bordo del vuelo PS 752 que cubría la ruta Teherán-Kiev se encontraban 11 ciudadanos de Ucrania, entre ellos dos pasajeros y 9 miembros de la tripulación. 

Mientras, la Fiscalía de Ucrania ha lanzado una investigación para depurar responsabilidades penales por el luctuoso hecho ocurrido en Teherán y la compañía fabricante norteamericana Boeing ha anunciado que están al tanto de las informaciones que están saliendo sobre el accidente de su modelo en los alrededores de Teherán y que se están recopilando datos para esclarecer todo lo posible el suceso, según confirmó el portavoz de la empresa Gordon Johndroe. 

Precisamente, la Autoridad Aérea Civil de Irán ha comunicado que negará a Boeing el acceso al país y a elementos como las cajas negras del avión, que ya han sido encontradas, debido al beligerante contencioso diplomático que enfrenta a la nación iraní con EEUU. Una situación que está provocando un escenario de inseguridad palpable y que se manifiesta en actitudes como las de otras compañías aéreas de peso, como la francesa Air France o la alemana Lufthansa, que han decidido no volar ahora sobre espacio aéreo iraní e iraquí. A esta postura se han sumado aerolíneas rusas, que no volarán sobre Irán e Irak, y otras diversas del sudeste asiático, que evitarán su paso por el cielo iraní o iraquí. De hecho, la Administración Federal de Aviación de EEUU (FAA) y la propia Agencia Federal de Transporte Aéreo de Rusia han prohibido a sus aerolíneas comerciales que sobrevuelen el espacio aéreo de Irán e Irak y los golfos Pérsico y de Omán.

Mapa de Irán localizando Teherán, cerca de donde un avión de pasajeros Boing 737 con destino a Ucrania se estrelló poco después de despegar el miércoles
AFP/AFP - Mapa de Irán localizando Teherán, cerca de donde un avión de pasajeros Boing 737 con destino a Ucrania se estrelló poco después de despegar el miércoles

Tras este nuevo accidente, Boeing sigue afrontando una profunda crisis debido a los diferentes accidentes vividos por sus modelos 737. Ya el 737 MAX dejó dos graves accidentes en Etiopía y Malasia que causaron 346 muertos, lo que obligó a congelar la producción de este tipo específico de 737.