Un brote por coronavirus paraliza un aeropuerto en China

El aeropuerto internacional de Nanjing Lukou ha cancelado cientos de vuelos después de que 17 trabajadores dieran positivo por COVID-19
china-covid-aeropuerto

AFP/NOEL CELIS  -   Personal de seguridad comprueba la temperatura de los pasajeros que llegan al Aeropuerto Internacional Pudong de Shanghái, el 4 de febrero de 2020

Un año y medios después de que se notificará el primer caso de coronavirus en China el pasado 31 de diciembre de 2019, el país asiático sigue experimentando los estragos causados por la COVID-19. China que a través de imponer uno de los confinamientos más duros al inicio de la pandemia consiguió controlar la transmisión del virus y convertirse en uno de los países que mejor había frenado la expansión de éste, sigue sin poder eliminar completamente el coronavirus.

Asimismo, el gigante asiático continúa restringiendo la llegada de extranjeros a sus fronteras y establece unos parámetros de seguridad a la llegada de sus fronteras muy exigentes. A pesar de todas las molestias que se ha tomado el Gobierno China para evitar nuevos rebrotes asociados a la COVID-19 el aeropuerto internacional de Nanjing Lukou ha tenido que cancelar sus vuelos por un brote de coronavirus.

Diecisiete trabajadores del aeropuerto de Nanjing, capital de la provincia oriental china de Jiangsu, han dado positivo en COVID-19 tras realizarse las pruebas correspondientes, lo que ha provocado cancelaciones y retrasos masivos de vuelos. Como consecuencia de este brote, las autoridades locales han llevado a cabo un cribado masivo a la población de esta localidad.

Finalmente, según ha podido saber el Global Times cuatro comunidades residenciales y pueblos cercanos al aeropuerto fueron elevados a zonas de riesgo medio, asimismo las calles afectadas por la epidemia cercanas al aeropuerto han sido selladas.

coranvirus-china
PHOTO/AFP - Pasajeros con máscaras protectoras para protegerse contra la propagación del coronavirus 

Según un comunicado del Gobierno nueve de los casos corresponden a miembros del personal de limpieza del aeropuerto, que fueron detectados durante las pruebas regulares que se realizan al personal que trabaja en el aeródromo. Este hecho ha provocado que alrededor de 700 vuelos tanto de entrada como de salida se vieran afectados. 

Las medidas sanitarias también se endurecerán. El propio aeropuerto ha anunciado que todos los pasajeros deben tener un certificado PCR con resultados negativos en las 48 horas previas a la salida o entrada de Nanjing, además se reforzarán los controles de temperatura. China se ha jactado de ser uno de los pocos países que ha conseguido reducir la incidencia del virus al mínimo y ha podido recuperar en gran parte la vida que conocíamos antes de la pandemia.

El bloqueo del aeropuerto internacional de Nanjing Lukou pone de manifiesto que el virus no conoce de fronteras ni de restricciones y se resiste a desaparecer.