Un centenar de miembros de Ennahda rechazan un tercer mandato de su líder

Los firmantes, entre los que figuran diputados, responsables regionales y miembros del consejo de la Shoura (órgano rector del movimiento), amenazan con dimitir en bloque si éste no acepta sus demandas
El presidente del partido islamista Ennahda, Rached Ghannouchi

PHOTO/AP  -   El presidente del partido islamista Ennahda, Rached Ghannouchi

Un centenar de miembros del partido islamista tunecino Ennahda instaron este martes a su presidente, Rached Ghannouchi, a no presentarse a un nuevo mandato tras cerca de tres décadas en el cargo, según ha informado la prensa local. Según un documento interno que salió ayer a la luz, un sector importante del partido teme que el líder histórico modifique el reglamento interior que prohíbe un tercer mandato para aspirar a su reelección. Los firmantes, entre los que figuran diputados, responsables regionales y miembros del consejo de la Shoura (órgano rector del movimiento), amenazan con dimitir en bloque si éste no acepta sus demandas. 
 
Los militantes exigen además celebrar antes de finales de año el próximo congreso para elegir a su sucesor, que estaba previsto inicialmente en el mes de mayo y que fue aplazado por la crisis política y sanitaria que vive el país. En esta línea, el texto recordó que Ennahda ha luchado siempre contra la dictadura y que no aceptará una presidencia de por vida entre sus filas. Asimismo acusaron al dirigente de ser el responsable de la ola de dimisiones de importantes figuras del movimiento durante los últimos años, como la del vicepresidente y miembro fundador, Abdelhamid Jelassi o del secretario general, Zied Laadhari. 
 
La lucha intestina se hizo más evidente tras las pasadas elecciones legislativas del 6 de octubre cuando Ghannouchi cambió a última hora 30 de las 33 cabezas de listas designadas por las instancias regionales con el objetivo de aislar a sus oponentes y crear un grupo parlamentario a su medida. Una estrategia que le valió el calificativo de "déspota" entre los adversarios de su partido. Tras la victoria electoral de Ennahda, Ghannouchi fue elegido presidente del Parlamento pero, meses después, varios grupos parlamentarios presentaron una moción de censura contra el líder, acusado de violar el reglamento interior de la Asamblea y de injerencia diplomática en el conflicto libio. Finalmente, sólo 97 de los 217 diputados votaron a favor de esta iniciativa. 
 
El político de 69 años es el fundador de unos de los movimientos más influyentes del denominado "Islam Político", la corriente de pensamiento que espolearon los Hermanos Musulmanes en Egipto durante la primera mitad del siglo XX. Conoció tanto la cárcel como el exilio en su larga lucha contra los regímenes autoritarios de Habib Bourghiba- considerado el padre de la independencia de Túnez- y del derrocado Ben Alí, hasta que a finales de la década de los sesenta creó "Ennahda" junto al abogado Abdelfatah Mourou
 
Ghannouchi vivió durante largo tiempo en Reino Unido y Francia, donde destaco por su trabajo intelectual, regresó a casa en 2011 y se puso, junto a otros políticos y activistas, a la cabeza de la transición democrática en el país. Desde entonces, ha ganado gran parte de las elecciones en el país a excepción de las legislativas de 2014, lo que no ha impedido que pierda cerca de un millón de electores