Un gol de Asensio en Leganés

El cambio de reglas puede ser un agravio en el final de temporada
Javier Tebas, presidente de LaLiga, habla durante un evento promocional

AFP/SAJJAD HUSSAIN  -   Javier Tebas, presidente de LaLiga, habla durante un evento promocional

La temporada 2019-2020 no acabará con las mismas reglas con las que empezó

#LasReglas

Cambiar las reglas en mitad de un partido nunca ha sido buena idea. Una premisa manida que se utiliza en todos los escenarios sociales. Un agravio que siempre afecta al más débil. Da igual el entorno. Las normas que todos aceptan al empezar y con las que han entrenado situaciones deben permanecer hasta el final. 

#Silencio

De momento no he hablado de fútbol. El párrafo anterior se podría cortar y pegar como alegato en muchas situaciones de injusticia. Pero, sí, ahora también le ha tocado al fútbol. Y, tranquilos, que nadie desde dentro de la competición va a alzar demasiado la voz. Primero, porque han aceptado volver bajo las nuevas normas y, segundo, porque lo contrario hubiera sido un tiro en el pie para el negocio que mueve el 1,3% del PIB español. 

#Reponerse

El tamiz de la pandemia que tanto se ha llevado por delante nos deja un panorama alterado. La sanidad, economía, la cultura, la política, el deporte… todo ha sufrido el envite del virus. Reponerse era innegociable. Volver a empezar y poner una ficha más del puzle de la normalidad también era una obligación para el fútbol.

#11jornadas

Ya hemos hablado de todo lo que había en juego (derechos de televisión, empleos, ascensos, descensos, ingresos, más pérdidas, clasificaciones europeas…) pero pongamos el foco en que las 11 últimas jornadas de la temporada no se corresponden con las otras 27 ya disputadas. Todos los equipos de LaLiga aceptaron volver. Todos dieron por bueno un final adulterado con tal de acabar la competición. Todos, en teoría, acataron no invocar el vicio en las normas cuando los descensos les ahoguen en Segunda o les arrastren al pozo de la Segunda B. 

#Esperpento

“Es un esperpento”. Así ha calificado Tino Pérez el sistema que ha ideado la RFEF para acabar la liga de fútbol sala. Es la voz del entrenador de Inter, el equipo más laureado del fútbol sala mundial. La competición vuelve con un playoff que disputarán los ocho primeros clasificados en Málaga. Guste o no, no era el momento de lavar los trapos sucios públicamente. Por suerte, en la LaLiga de Tebas los 42 clubes reman en la misma dirección y arrastran con ellos al Barça y al Real Madrid. Ni una palabra se salió de la horquilla de lo políticamente correcto y criticable. Algún entrenador se quejó de que tenían poco tiempo de preparación y algún jugador equilibró la balanza diciendo que querían empezar cuando antes. Nada más.

#5cambios

Pero sí hay más. La temporada 2019-2020 terminará permitiendo a los equipos hacer cinco cambios por partido. En Alemania apenas ha tenido trascendencia en los encuentros porque los entrenadores jugaban con los primeros tres cambios y el resto, o no los hacían, o eran para dar descansos. En España, de momento, tampoco ha influido, pero veremos en las últimas jornadas, cuando todo se apriete, si diez piernas frescas en el césped toman relevancia. 

#Suárez&Asensio

Esta reflexión va unida a la de las lesiones. Dos nombres propios: Luis Suárez y Marco Asensio. Dos jugadores con los que no contaban ni sus clubes ni los rivales y que ya han disputado minutos y hasta han marcado goles. Lo de Luis Suárez es el agravio por excelencia. Unas fichas de dominó que han ido cayendo y que dejan al Leganés desprotegido y al fútbol español retratado en un agujero legal inadmisible. 

#SuárezDembéléBraithwaite

Recordemos: Luis Suárez decide operarse en enero de 2020 para jugar en plenas condiciones la Copa América. Dembélé tomaba el relevo, pero el bíceps femoral le llevaba por segunda vez al quirófano en apenas tres temporadas. Una lesión tratada como de larga duración que permitía al Barça acudir al mercado. La ruleta rusa del Barça se detuvo en Leganés. Braithwaite, delantero del colista, era el jugador imprescindible que necesitaba el Barça para acompañar a Griezmann y a Messi. Como el mercado de fichajes ya estaba cerrado el Leganés se quedó con 20 millones de euros y sin opción de fichar. La RFEF no se pronunció y lo dejó para su asamblea estival. Sin prisa. 

#Leganés

Ahora el Barça tiene a Luis Suárez recuperado y, quién sabe si Dembélé podría ponerse en forma, aunque no tendría ficha. Al Leganés le cuesta marcar goles y ve la Segunda de cerca. Más cerca cuando Braithwaite -de azulgrana- casi les marca el primer gol. Pero el palo tuvo a bien borrar el tanto del diario de sesiones, que diría Meritxell Batet. 

#Asensio

En el caso del Real Madrid, Asensio es el que tiene el regalo de completar una temporada que daba por perdida tras su grave lesión de rodilla en pretemporada. Su recuperación se aceleró cuando el fútbol se paró. Ahora se ha subido al carro blanco con un gol y puede ser el fichaje de Zidane para la Champions de agosto. O el jugador que apuntille al Leganés en Segunda la última jornada de Liga en Butarque. Más drama si lo que está en juego al sur de Madrid también es el título.  

#Nolito

Este anexo de Liga tiene a Nolito como protagonista. El jugador del Sevilla pone rumbo a Vigo porque el portero del Celta se lesionó de gravedad la rodilla en mayo. Un portero por un extremo que ha marcado esta temporada tres goles en 15 partidos. Tres goles más que el portero. Más madera para un Leganés que sigue buscando una explicación a su tragedia particular. Por suerte no tiene que enfrentarse al reforzado Celta y en su partido contra el Sevilla el club andaluz no echará de menos al de Sanlúcar. 

#Vicios

Todos los equipos han aceptado este vicio en la norma. Saben que es una temporada excepcional y de esa manera tiene que acabar. Igual que el parón para beber agua, y, de paso, recibir alguna que otra indicación del entrenador de manera mucho más precisa que en los 27 partidos anteriores. Quizá incida poco. Nunca lo sabremos o será después de muchos años en alguna entrevista conmemorativa donde algún jugador descubra el secreto. Antes, quedará convivir con esa pausa en los partidos que decidan el título, el descenso o los puestos europeos. 

#Pataleo

El derecho al pataleo esta servido. Los clubes, los jugadores, los presidentes, directores deportivos, representantes de palco… tienen en su mano comportarse tal y como prometieron hacerlo cuando pusieron a funcionar de nuevo la máquina del fútbol. No pueden embarrar el césped para tapar sus problemas.