Un golpe de Estado en Sudán desaloja a al-Bashir tras 30 años en el poder

 -  

Henar Hernández

Pie de foto: El presidente de Sudán, Omar al-Bashir. REUTERS/MOHAMMED NURELDIN ABDALLAH

El ministro de Defensa y primer vicepresidente sudanés, Awad Ibn Auf, en el cargo desde el pasado 19 de febrero de este año, ha anunciado, en un mensaje televisado a la nación, “la destitución del régimen y el arresto de su cabeza”, refiriéndose al ya expresidente de Sudán, Omar al-Bashir. También ha comunicado la disolución del Gobierno, la proclamación del estado de emergencia durante tres meses – con el cierre de las fronteras y el espacio aéreo incluido – y el inicio del periodo de transición, que se prolongará durante los dos próximos años.

Pie de foto: El ministro de Defensa sudanés, Awad Mohammed Ahmed bin Auf. AFP/ ASHRAF SHAZLY 

En este sentido, las protestas de miles de sudaneses en las últimas semanas, apoyadas por el Ejército en contra del mandato de Omar al-Bashir, han tenido resultado. Después de que la violencia se recrudeciera estos últimos días durante las manifestaciones, que han dejado un balance de una decena de personas muertas por la represión llevada a cabo por las Fuerzas gubernamentales leales a al-Bashir, esta madrugada se habría orquestado un golpe de Estado desde el seno del Ejército sudanés, como han informado esta mañana Reuters y Al Arabiya, que habría forzado a renunciar a la presidencia a al-Bashir. La CNN también ha señalado que al-Bashir se encontraría en arresto domiciliario.

El diario Al Arabiya, citando fuentes militares, también ha indicado que varios funcionarios y altos cargos del Gobierno han sido arrestados, como el primer ministro, Mohamed Tahir Ayala, o el asistente personal del presidente, Awad al-Jazz. Del mismo modo, el medio ha comunicado que el Ejército no permitió que al-Bashir saliera del país ayer y que, por ello, ha sido cerrado el Aeropuerto Internacional de Jartum, la capital sudanesa.

Pie de foto: Después de meses de protestas exigiendo la renuncia del presidente de larga data, el presidente Omar al-Bashir. Miles de residentes de Jartum corearon "el régimen ha caído" cuando inundaron el área alrededor de la sede del ejército donde los manifestantes tuvieron una sentada sin precedentes en su sexto día. AFP/AFP

Asimismo, miles de sudaneses han comenzado a congregarse frente a las puertas del cuartel militar de las Fuerzas Armadas en Jartum, sede de las manifestaciones en los últimos días y donde la artista Alaa Salah se ha convertido en el símbolo de las protestas al cantar encima de un coche para animar a las miles de personas a continuar su lucha contra el mandatario.

Con el anuncio del ministro de Defensa, se abre, así, una nueva etapa en la historia de Sudán. Los primeros movimientos apuntan a la constitución de un consejo interino liderado por él mismo y conformado por militares y personal de las Fuerzas Armadas. Mientras, los principales líderes opositores del grupo Umma (‘La nación’) ya se habrían manifestado exigiendo la entrega del poder a un gobierno civil interino y no de carácter militar.

Pie de foto: Alaa Salah, una mujer sudanesa impulsada a la fama de internet a principios de esta semana luego de que los videos se volvieron virales de sus poderosos cantos de protesta contra el presidente Omar al-Bashir. Denominada en línea como "Kandaka", o reina nubia, se ha convertido en un símbolo de las protestas. AFP/AFP

Cabe recordar que al-Bashir está perseguido por la Corte Penal Internacional acusado de crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidio, delitos presuntamente cometidos durante el desarrollo del conflicto de Darfur (2003-2008), en el que murieron 300.000 personas. La corte está pendiente de la detención y remisión del mandatario a La Haya, donde se localiza el tribunal, para que pueda comenzar el juicio oral una vez se confirmen los cargos en una audiencia previa que requiere la presencia física de al-Bashir.

Lo que se conoce hasta el momento vía Reuters y Al Arabiya:

Miles de personas se encuentran congregadas frente al Cuartel General del Ejército en Jartum, la capital, sede de las protestas durante las últimas semanas.

El presidente al-Bashir habría sido puesto en arresto domiciliario tras intentar huir ayer del país, sin éxito.

Un número indeterminado de líderes de los Hermanos Musulmanes habrían sido detenidos, así como el primer ministro, Mohamed Tahir Ayala, y el asistente personal del presidente, Awad al-Jazz.

Se ha informado de la existencia de un documento oficial que prueba la implicación del primer vicepresidente y ministro de Defensa, Awad Ibn Auf (en el cargo desde el pasado 19 de febrero de 2019) en el golpe de Estado.

Se presupone la creación de un consejo interino militar que orqueste la transición liderado por el propio Awad Ibn Auf.

Mariam al-Mahdi, hija del líder opositor del grupo político Al-Umma (‘La Nación’), Sadiq al-Mahdi, habría exigido la entrega del poder a un gobierno civil interino y no militar.

El aeropuerto internacional de Jartum habría sido cerrado.

El Ejército habría ordenado la liberación de todos los ‘presos políticos’ detenidos durante las protestas contra al-Bashir. Sin embargo, el Servicio Nacional de Inteligencia y Seguridad, leal al presidente, se habría negado y los manifestantes habrían asaltado sus instalaciones en dos ciudades del este del país como respuesta.

Pie de foto: Mapa de sudán y su capital, Jartum. AFP/AFPp

Para ampliar: Sudan's Omar al-Bashir: How coup leader and longtime president was ousted from power (Middle East Eye)